domingo 29 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Atraes lo que piensas

He tenido desde niño una vida muy complicada, plagada de situaciones de violencia en el hogar por las borracheras de mi padre. Con mis dos hermanitos menores veíamos el maltrato que soportaba mi madre, quien con su dedicación y amor nos sacó adelante.

Hoy ellos son dos viejos de 85 y 80 años que viven del cuidado de nosotros. Los tres hemos luchado para evitar repetir ese ambiente de dolor. Lo malo de todo esto es que somos muy negativos, lo cual quisiéramos cambiar para no seguir penando así y mejorar en todos los campos.

Quisiera que nos aclarara esta situación y nos indicara qué debemos hacer para mejorar nuestro futuro. Gracias.

Respuesta:

Distinguido señor: Bien se ha dicho: 'Atraes lo que piensas'. Los seres humanos con sus pensamientos atraen cosas buenas o malas y mágicamente se convierten en realidad.

Al repetir constantemente ¡amo mi trabajo!, termina por creer que aquello que viene realizando es maravilloso, divertido, agradable y benéfico para su vida y la de los seres que comparten su entorno afectivo, laboral y social.

El pasado dejó grandes enseñanzas. Tendrán en su mente recuerdos bellos, agradables como tristes o desagradables. Lo importante ha de ser integrar aquello bueno que se vivió y rechazar lo malo evitándolo, para que no se repita en su vida.

Comience por recordar ese pasado sin dolor es decir perdonando y asumiendo esa verdad como algo bueno para su vida. Luego piense que tiene la posibilidad de formar un mudo nuevo a su alrededor y ¡manos a la obra!. Usted es artífice de su propio destino.

REFLEXIÓN

Pienso ser feliz y trasmito a mi alrededor esa imagen de autoconfianza, tranquilidad y alegría que los demás desean fervorosamente vivir. He ahí el secreto que atrae lo que quiere.

Nadie puede amar aquello que no conoce. Es momento propicio para descubrir quién es, cómo es, cómo se siente siendo así, cómo quiere ser y qué debe hacer para ser lo que quiere ser.

Tome conciencia del poder que tiene para transformar su vida en un instante. Cierre los ojos, respire lenta pero profundamente y visualice frente a usted en su pantalla mental lo que desea para su vida en el futuro.  

Verá como al pasar el tiempo todo aquello que pensó, se va convirtiendo en realidad. Crea, haga y agradezca. Dios y la vida le otorgan esta oportunidad.  

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad