miércoles 23 de enero de 2019 - 12:00 AM

Cambios de luna: ¿le afectan?

Cuarto creciente, menguante, luna nueva y, particularmente la luna llena: algunos señalan que los cambios del satélite influyen en nuestro estado de ánimo... Otros afirman que hasta pueden ‘sacar’ ese lobo que hay en usted. Aunque los estudios no son concluyentes, la creencia continúa.
Escuchar este artículo

Si usted quiere culpar a la luna llena por el “lobo” que sale a relucir cada vez que llega a esta fase, pues debe saber que deberá encontrar otra excusa: los científicos aseguran que los cambios lunares en nada influyen en el comportamiento de las personas. ¿O si?

Investigadores de la Escuela de psicología de la Universidad Laval, en Canadá, realizó un estudio en 2008 con 771 pacientes que acudieron a emergencias señalando algún padecimiento.

Los expertos examinaron las fases lunares durante las cuales los pacientes acudieron, pero no encontraron evidencia que les permitiera relacionar estos cambios lunares con las enfermedades de los pacientes, incluso si se trataba de ansiedad.

Sin embargo, un estudio de 2013 realizado por el Psychiatric Hospital of the University de Basilea, Suiza, halló que durante la fase de luna llena a muchos les cuesta más conciliar el sueño.

Y no solo eso: la investigación mostró que las luna llenas también hacen que el sueño tenga una menor calidad y que, además, se duerma menos.

¿Será que la luna afecta en algo? ¿O será una sensación causada por el convencimiento de muchos sobre esta idea?

Los expertos le resuelven esta duda.

Le puede interesar: Desintoxique su cuerpo y alma

La voz del experto

Lo que dice la ciencia

Héctor Rago, físico, profesor de la UIS y realizador de Astronomía al aire, explica que ante la pregunta de si las fases lunares afectan a las personas la respuesta es “clara, contundente y sin ambigüedades: no la afecta. La luna ciertamente ofrece un campo gravitacional sobre la tierra, al igual que la tierra ejerce un campo gravitacional sobre la luna y no la deja escapar, sino que la pone a girar alrededor de ella”.

El científico explica que la luna atrae a los océanos de la tierra y de hecho es responsable, principal, en una proporción mayor que el sol, de las mareas: “lo que ocurrió el lunes en el eclipse es que el sol estaba alineado en la misma dirección que la luna y que la tierra, es decir, la tierra se atraviesa en el camino del sol y simplemente no vemos a la luna porque la luz del sol no le llega a la luna. Sin embargo no es nada que no ocurra regularmente. Simplemente ese día hubo mareas más grandes”, concluye Rago.

Pero, ¿y qué hay de las sensaciones que tienen algunas mujeres acerca del cambio que pueden experimentar en determinadas fases de la luna?

Juan Felipe Zárate, físico y divulgador científico, explica que “lo que se sabe, es que históricamente se ha relacionado los cambios de la fase de la Luna con los cambios de humor y de ánimo por lo general, en las mujeres. Pero esto es debido a que se relaciona los 28 días del ciclo de la mujer al ciclo lunar que tiene igual duración. Simplemente son creencias que provienen más o menos del siglo XVI, en donde la superstición, la astrología y lo mágico estaban al orden del día”.

Y ratifica: “cuando la luna está más cerca de la tierra la atrae más que cuando está a una distancia mayor. Hay estudios que comprueban que la tierra se deforma un poquito y el suelo y la marea sube de nivel unos cuantos centímetros. De eso sí hay pruebas. Entonces se cree que como nuestro sistema circulatorio está lleno de sangre se creía que esta llegaba con mayor velocidad al cerebro y alteraba el comportamiento de las personas, pero estas son creencias antiguas”.

Le puede interesar: Corte de cabello para cada rostro

Lo que sí podría afectar la luna

Además de afectar a las mareas y al clima, según la ciencia ha demostrado, la luna podría afectar a algunas personas que padecen enfermedades cardiacas y que sufren de trastorno bipolar.

¿Cómo?

Durante el Congreso Nacional de Enfermedades Cardiovasculares realizado en 2016 por la Sociedad Española de Cardiología científicos mostraron un estudio que examinó a 324 pacientes del Complejo Asistencial Universitario de León por un periodo de 11 meses: de los 73,4 por ciento de los hombres estudiados y del 26,6 por ciento de las mujeres analizadas se halló que fue durante la fase de luna creciente donde se produjeron más casos de afectaciones cardiacas, 84 en total.

Le siguió la fase de luna llena con 77 casos.

¡Sorprendente!

Aunque los mismos investigadores señalan que su estudio no es concluyente, sí indican que les llamó la atención que durante la luna llena y la luna nueva aumentó el número de mujeres con afectaciones cardíacas.

Por otro lado, una investigación del National Institute of Mental Health de Maryland, Estados Unidos, encontró que los pacientes con trastorno bipolar se ven afectados por los ciclos lunares: las fases de luna llena y súper luna resultaron los periodos en los que más les costaba conciliar el sueño y por tanto, las fases de su trastorno también cambiaban, por ejemplo, de manía a depresión.

Según el estudio, las fases lunares sí podrían afectar a los pacientes con trastorno bipolar, pero los expertos señalan que la muestra fue muy pequeña -apenas 17 personas participaron en el estudio- por lo que se necesitan más investigaciones al respecto para hablar de resultados concluyentes.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad