viernes 16 de enero de 2009 - 10:00 AM

Carolina Sepúlveda

El día no le alcanza a la joven Carolina Sepúlveda. Se la pasa de lunes a sábado entre los estudios de RTI y el Canal Caracol.

La razón, ella se encuentra terminando de trabajar en la serie ‘Sin senos no hay paraíso’, una producción de RTI-Telemundo, además de su rol como villana en la telenovela del Canal Caracol ‘Nadie rueda como Gabriela Rueda’.

En septiembre había terminado las grabaciones de la serie inspirada en la novela de Gustavo Bolívar, sin embargo, tal ha sido el éxito de esta producción en Estados Unidos que Telemundo decidió extenderla por 40 capítulos más de una hora, que empezaron a ser grabados desde inicios de diciembre.

Así, la hermosa cucuteña, reconocida por su paso por el mundo del modelaje, en las mañanas interpreta a Ximena, una de las mujeres que se deja seducir por el dinero del narcotráfico, convirtiéndose en una 'Prepago'. En la tardes es ‘Ingrid’, la antagonista de la nueva telenovela de Caracol.

Es por esto que no pudo pasar las festividades de Navidad y Año Nuevo en su natal Cúcuta, sino en Bogotá, en compañía de su madre y hermana, pues fueron sólo algunos días de vacaciones los que obtuvo.

Sin embargo, se siente feliz, pues tras siete años de lucha y perseverancia, está dedicando su vida a lo que más le gusta, la actuación.

Llegó a Bogotá muy joven para estudiar periodismo, pero pronto la actuación le empezó a generar todo tipo de inquietudes, por lo que empezó a estudiar arte dramático con el maestro Alfonso Ortiz, y desde 2005 empezó su incursión en la televisión.  

preguntas y respuestas
Entre personajes


¿Cómo ha sido su experiencia en la serie ‘Sin senos no hay paraíso’?
Ha sido muy interesante. Terminamos en septiembre, pero ha sido tal el éxito en Estados Unidos que se decidió extenderla por 40 capítulos más, de una hora, por lo que estaremos grabando hasta febrero.

Desde hace algunas semanas se emite en Colombia esta serie. ¿Cómo ha sentido la aceptación de la serie en el país?
Ha sido muy buena. No del impacto generado en Estados Unidos que es una locura, pero la gente la ha seguido con dedicación. Eso se siente cuando salgo a la calle y me reconocen como ‘Ximena’, mi personaje en ‘Sin senos no hay paraíso’.

¿Cómo fue la construcción de ‘Ximena’, su personaje?
Es una serie con una temática fuerte, pero creo que dejamos un mensaje bueno al mostrar una cruda realidad. En mi caso, a través de ‘Ximena’, una mujer ambiciosa que le gusta la buena vida y en cierta medida es víctima de su entorno social.

Además, existe un ingrediente adicional, al convertirse en una 'prepago', se debate entre el amor y la buena vida.

En septiembre terminaron las grabaciones y las reiniciaron en diciembre. ¿Fue difícil retomar el personaje?
Para nada. Éramos el mismo equipo de trabajo y pues teníamos claros los perfiles de los personajes.

Lo difícil es que desde noviembre estoy trabajando en un nuevo personaje en la telenovela ‘Nadie rueda como Gabriela Rueda’ del Canal Caracol, entonces estar en dos producciones con largas jornadas de grabación al mismo tiempo, deja poco para el descanso.

¿Difícil diferenciar dos personajes al trabajarlos al mismo tiempo?
En un principio sí, porque estás haciendo uno mientras construyes otro, pero poco a poco, con paciencia y la ayuda de los colegas, puedes lograrlo.

¿Muchas diferencias entre ambos personajes?
Sí, porque ‘Ximena’ tiene muchos matices. Ella no está actuando bien al ser una 'Prepago', pero a la vez está completamente enamorada y está dispuesta a cualquier cosa por mantener el amor y sus comodidades.  

En ‘Nadie rueda como Gabriela Rueda’, mi personaje es la villana del paseo. Con ella no hay matices, es mala, sabe que lo es y actúa como tal.

Agotadora labor

¿Cero vacaciones de fin de año?
Sí, pero es una bendición tener tanto trabajo en un medio como la televisión, tan difícil y tan cerrado.
Con ‘Sin senos no hay paraíso’ trabajamos hasta el 20 de diciembre y retomamos esta semana. Con la nueva telenovela terminamos el 30 y volvimos el 5 de enero.

Me siento afortunada, porque desde que empecé hace cuatro años no he parado de trabajar, tanto en pequeños papeles como ahora en actuaciones largas y que van de principio a fin en las series y telenovelas.

¿Cuál ha sido su mejor experiencia actoral?
Creo que todo papel tiene su aporte. En ‘La viuda de la mafia’ porque allí empecé, pero la mejor escuela fue 'La Séptima Puerta', pues grabábamos de lunes a sábado 45 escenas diarias, en una producción donde yo participaba en los papeles protagónicos. Una escuela genial.

Ahora con ‘Sin senos no hay paraíso’ entiendo que es una serie de un nivel superior. Pero creo que cada proyecto trae consigo una gran cantidad de experiencias invaluables.

Y la faceta de modelo, a través de la cual se dio a conocer, ¿quedará de lado con la actuación?
Fue una forma de incursionar en la televisión. En Cúcuta, mi ciudad natal, modelé varios años, pero aquí en Bogotá es otro nivel. Aquí he realizado muchos comerciales, campañas y catálogos, pero esa es una forma de darme a conocer y sostenerme en la ciudad.

¿Vino a Bogotá para actuar?
Vine a estudiar y a darme a conocer. Yo estudié periodismo, aún me falta la tesis, pero es uno de los caminos que quiero desarrollar a la par con la actuación.

Con dos trabajos, ¿si queda tiempo libre?
Sólo los domingos, los cuales dedico a mi familia y al descanso, pues las grabaciones son arduas y extensas.

¿Y tiempo para los admiradores?
No hay tiempo para ellos (risas). Estoy totalmente entregada a mi trabajo, eso por ahora me hace totalmente tranquila y feliz, no me hace falta nada más.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad