jueves 12 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Casa por cárcel: una difícil vida en pareja

'Mi esposa estaba lista para salir a una fiesta con sus amigos de colegio. Era un reencuentro y parecía muy feliz, pero cuando vi que se estaba preparando con tanto entusiasmo sentí que los celos se apoderaron de mí. Peleamos, hablamos y seguimos juntos, pero con el tiempo me he hecho invitar a cada una de sus actividades y cuando no es así peleo con ella, creo que no quiere que vaya para tener una aventura'. 

El caso de Armando resulta más común de lo que parece.
Ya sea por cultura o por la falta de afecto en la infancia, las personas posesivas terminan asfixiando a sus parejas y tal vez sin quererlo convierten su relación en una verdadera cárcel.

Sin embargo, los especialistas son claros en afirmar que las dos partes de la pareja tienen la culpa: el sometido permite que el otro lo domine y así cómo se mantiene una relación.
'Se que ella debe tener amigos pero cuando sale con ellos yo me siento solo y eso me molesta… me siento como un novio posesivo y no me gustaría que fuera al revés… pero no sé qué puedo hacer para controlar estos sentimientos'.

Armando incluso ha llegado a presionar emocionalmente a su esposa. Cuando ella le comenta que tendrá una reunión con sus viejos amigos, él programa justo una salida para ese día o se hace invitar, aparentemente, muy feliz de que ella salga.

Es así como invade su espacio de manera soterrada.  

'Le mando mensajes cada dos horas y le repito que la amo. La llamo tres veces al día y cuando llega tarde tengo ganas de salir corriendo a buscarla. Si llega tarde o no está conmigo me molesto y peleamos. Estoy muy solo. Tengo mis amigos pero no los busco. Quiero estar con ella todo el tiempo, sentirla bajo control'.

Los psicólogos y terapeutas de pareja afirman que ella debe hablar claro con él, ponerle límites y si no cambia, dejarlo.
Con una actitud 'blanda', ella contribuye en cierto modo a que él no vea su problema como algo demasiado grave.

Pero lo es. Una relación así no es sana.

Reconocer a un dependiente emocional

• Una persona dependiente emocionalmente tiende a la exclusividad en las relaciones, tanto con la pareja como con las amistades.
• Necesitan un acceso constante hacia la persona de la cual dependen emocionalmente, lo cual se traduce en un agobio asfixiante hacia ella con continuas llamadas, mensajes al teléfono celular, aferramiento excesivo, deseo de hacer con ella cualquier actividad.
• Necesitan excesivamente la aprobación de los demás.
• Subordinación en las relaciones de pareja. Las relaciones de pareja de los dependientes emocionales son marcadamente asimétricas, desequilibradas. Uno de sus componentes es el que domina claramente en la pareja y el otro (en este caso, el dependiente emocional) sólo se preocupa de su bienestar, de hacer lo que su pareja desee, de magnificar y alabar todo lo que hace, de ser el objeto de su desprecio narcisista e incluso a veces de su rabia, tanto psíquica como física.
• Idealizan a sus parejas y las escogen con unas características determinadas: ególatras, con gran seguridad en sí mismas, frías emocionalmente.   
• Pánico ante la ruptura y gran posibilidad de padecer trastornos mentales en caso de que se produzca.
• Tienen un miedo e intolerancia terribles a la soledad, base de su comportamiento ante las rupturas, de su necesidad de otra persona, del apego y parasitismo que tienen hacia ella u otras personas.     
• Presentan cierto déficit de habilidades sociales.

Vea además en la edición impresa

  • La voz del experto / Alberto Sánchez - Psicólogo
  • Algunas ideas / Una persona posesiva requiere tratamiento psicológico para controlar impulsos, emociones y levantar su autoestima.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad