miércoles 28 de noviembre de 2012 - 12:00 AM

Clases de masajes: Aprenda las diferencias

Lo primero es preguntarse qué resultado busca: relajarse, mejorar algún tipo de dolor físico o reducir medidas. Teniendo en cuenta el objetivo es hora de buscar al profesional idóneo. Los masajes también tienen contraindicaciones.
Escuchar este artículo

¿Hace cuánto no recibe un masaje? Quizá hace un año, seis meses, tres meses, o un mes. Grave error, pues en el caso de los masajes relajantes, estos deben realizarse a diario. En su casa, con una deliciosa esencia. Lo importante es que usted se regale unos minutos al día para activar las endorfinas que le dan de inmediato un instante de felicidad al cerebro.
Y de manera periódica debería visitar un profesional idóneo que le ayude a decir a sus nudos adiós. Solo así desaparecerán esos puntos de tensión. Lo importante es que usted se acoja a la técnica que más vaya con usted.
Ya en el caso de querer otro tipo de masajes terapéuticos, o estéticos como los reductores, es importante que se deje guiar por el profesional idóneo.
Encontrará cantidad de masajes que le ayudarán a disminuir dolores, mejorar la circulación y hasta reducir medidas.

Preguntas y respuestas

Estella Estupiñán
Fisioterapeuta experta Vital Center DaySpa
¿Cuáles son los tipos de masaje que encontramos?
Tenemos los masajes relajantes, los masajes sedativos, los terapéuticos, dentro de estos últimos encontramos los de drenaje linfático para movilizar los líquidos del cuerpo, en el caso de retención,  y en procesos postoperatorios.
Ya dentro de cada grupo aparecen cantidad, por ejemplo, en el caso de los relajantes está la técnica shiatsu que es de la China y es medio terapéutico y medio relajante, el tailandés de Tailandia, el ayurvédico de la India, el californiano, propio de Norteamérica, el masaje de digitopresión o digitopuntura, de la cultura China.
¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de recibir un buen masaje?
Fundamental que se elija el terapeuta idóneo para el masaje que solicita. Importante tener en cuenta el sitio, la asepsia del lugar. Otro aspecto fundamental son los aceites esenciales que se aplican, pues estos son parte importante del proceso sensorial. En el caso de los relajantes, deben producir ese efecto. Tanto el producto como la técnica deben ser adecuados a lo que usted esté buscando. El terapeuta debe llegar a ese punto de no causar dolor sino relajación.
También es importante recordar que hay contraindicaciones a la hora de dar masajes. Por ejemplo, las personas que tienen algún tipo de infección en la piel, cuando hay procesos de quimioterapia, por algún tipo de cáncer. No es recomendable movilizar el cuerpo.

Quiero un masaje, ¿qué debo saber?
Si usted siente tensión en su espalda, en su cuello, es hora de un masaje relajante. Si tiene problemas de circulación, necesitará otro totalmente diferente. Y si lo que quiere es movilizar la grasa en ciertos puntos, lo que busca es uno reductor. Pero es importante que tenga en cuenta las siguientes recomendaciones, que explica la fisioterapeuta Estella Estupiñán:
1El estrés se concentra en la espalda, pues allí es donde está la columna, el sistema nervioso y es justo en la parte alta, como cuello y hombros, donde debe realizarse el masaje.
2Las piernas también se convierten en un punto clave, si usted es una persona sedentaria, si tiene problemas de circulación o retiene líquidos, le servirá un masaje linfático.
3En el caso de los masajes reductores, que hacen parte del segmento de la estética, debe saber que es un masaje subtérmico que le ayudará a movilizar la grasa. Sepa que estos no deben dejarle morados ni rompimiento de vasitos. De ser así, el masaje se efectuó mal o usted tiene fragilidad corporal y no debe acudir a este tipo de tratamientos, sino acompañarlos de drenaje linfático. Sepa que los masajes reductores le ayudarán a movilizar no tanto la grasa sino las toxinas.
4El efecto de un masaje relajante lo sentirá en el mismo momento de recibirlo. La experta explica que por eso es importante que el terapeuta tenga una buena técnica. No existe un número definido de sesiones a realizarse, pues todos los casos son personalizados de acuerdo con su oficio y la carga que tenga.

 

En la cultura oriental, los masajes son tan importantes como la alimentación y el descanso. Pero en la cultura occidental siguen siendo hasta ahora una tendencia o moda.
¿Y es que a quién no le gusta un masaje? Esa satisfacción que se siente finalizado el masaje, es indescriptible. Por eso es importante que usted lo convierta en un buen hábito. Y puede empezar desde casa. A diario. Elija esencias que le ayuden a sentir ese placer, ese confort, ese descanso. Regálese un masaje a diario y si puede, visite a un profesional cada quince días como premio a su esfuerzo. Quiérase.
Para ello, la recomendación de la fisioterapeuta Estella Estupiñán es:
Realice un masaje acompañado de aromaterapia. Para ello elija aceites esenciales que le ayudará a sentir ese placebo, ese bienestar, pues los resultados irán directamente a su cerebro.
Encontrará diferentes esencias de alta calidad. Las francesas son unas de ellas.
Recuerde que los aceites tienen diferentes efectos. Por ejemplo, relajan, sedan, le regalan energía. Importa el estado de ánimo que tenga en ese momento.
Si está baja de ánimo o deprimida, elija aceites que le regalen energía. Entre la recomendación de la experta está el jengibre o la canela.
Para relajarse elija aromas como la lavanda, que son sedativos.

Masajes
Masaje ayurvédico: Ayudándose de presiones y otros movimientos sobre algunas partes del cuerpo, los masajes buscan el restablecimiento de la circulación del soplo vital.
Masaje Tailandés: Consiste en un masaje de estiramiento y de profundidad. Esta forma de trabajo corporal se realiza generalmente en el suelo, con el cliente vestido con ropa cómoda que permite el movimiento. No se utilizan aceites en el masaje tailandés.
Masaja Shiatsu: El terapeuta aplica presión localizada sobre distintos puntos del cuerpo del paciente, utilizando principalmente sus manos (sus pulgares y palmas), pero también sus codos y rodillas. Asimismo, los tratamientos de shiatsu suelen incluir estiramientos, movilizaciones y manipulaciones articulares y otras técnicas de masaje.
Masaje Californiano: Tomar un masaje por simple placer. Es el más sensual y sensorial de todos. La técnica consiste en envolver y esculpir el cuerpo en su totalidad con movimientos de deslizamiento, y roces ejecutados en su mayoría en la superficie de la piel. Es un masaje lento, dulce y amplio en el cual las manos del masajista ejecutan una coreografía armoniosa sobre el cuerpo.

Es bueno saberlo
Realice los masajes de forma ascendente al corazón. Es decir, desde el área del tobillo hacia arriba.
Empiece con masajes suaves.
Si se notan las venas, no dar masaje.
Recuerde que los puntos más importantes son los tobillos, la pantorrilla, las piernas. Empiece con movimientos circulares para calentar las articulaciones. Haga movimientos circulares en la pantorrilla, pues ayudará a reducir tensión.
Dé unos ligeros golpecitos con los dedos para que se suelte un poco más el músculo y así no estén tan tensos la pantorrilla y los muslos.
No presione de más.

En cuestión de calambres
Tenga la presión opuesta sobre el calambre y después relaje.
No se pare de inmediato. Al contrario, traiga su pierna hacia usted haciendo presión, hasta que vaya disminuyendo el dolor.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad