domingo 10 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Claudia Palacios

Mientras su hijo Pablo, de 8 años, asistía a una clase de tenis en Atlanta, desde las graderías la presentadora palmirana Claudia Palacios atendió la llamada para compartir su felicidad, pero también su sorpresa al haber sido elegida como la mejor reportera 2008 -2009 por la Asociación de Cámaras de Comercio de América Latina.

Incluso, se mostró muy halagada de que un periodista como Julio Sánchez Cristo, de W Radio, la haya calificado como 'la periodista colombiana de mayor proyección internacional en la actualidad'.

'Es muy importante y muy halagador escuchar esto de un maestro y un gigante del periodismo y significa un compromiso muy grande de estar a la altura de mi trabajo', dijo Claudia.

La periodista del informativo de CNN los fines de semana y de Mirador Mundial, dice que 'cuando uno se va de Colombia sabe que este trabajo tiene mucha trascendencia, pero tiene pocas oportunidades de darse cuenta de ello porque nadie nos conoce. Salgo de mi trabajo y nadie sabe quién soy yo'.

En cambio, cuando viaja por América Latina y más específicamente a Colombia y la gente le habla de sus cubrimientos periodísticos, siente el impacto de lo que hace y por eso 'es muy importante tener esa retroalimentación para estar a la altura de ese compromiso'.

Con los ojos bien abiertos

Para ella fue muy importante que le tocara toda la serie de elecciones presidenciales de América Latina, que sumaron catorce en igual número de países desde el 2005 hasta el 2007. Esa cobertura comprendía desde las campañas políticas hasta que se declaraba el ganador o nuevo presidente. 'Esa experiencia me dio una dimensión muy amplia de la región y la política en profundidad país por país y pude agregarle un toque de análisis y de contexto; eso es la fortaleza de estar en CNN', dice.

Eso le da autoridad para decir que nunca antes los presidentes de América Latina son tan importantes como ahora. Ella los ha entrevistado a casi todos, desde Evo Morales hasta Álvaro Uribe, pasando por Rafael Correa, pero el que le falta en su hoja de vida es Fidel Castro.
'No podría decir cuál entrevista es más importante que la otra, pero las decisiones que toman estos personajes son tan importantes para la región que me impacta la trascendencia del momento histórico que es-tamos viviendo'.

'El optimismo y el pesimismo juegan un papel muy importante en el desarrollo de las crisis y los colombianos deben estar muy conscientes de eso para que no decaiga el ánimo y así sobrellevar el momento que tiene Colombia y que lo va a tener en los próximos meses y tal vez un par de años, como lo va a tener cualquiera de los otros países', consideró.

En la extensa campaña presidencial de Barack Obama, le correspondió lo que más le gusta: la población hispana en Estados Unidos. Cada que había elecciones primarias en cada estado, a Claudia le tocaba buscar los hispanos que podrían votar en ese estado.

'Fue un trabajo de carpintería –explica– de llamar y buscar fuentes y eso me permitió conocer cómo llegaron a Estados Unidos, por qué tuvieron que abandonar sus países de origen, los que eran residentes, cómo lograron serlo. Fue una labor de hormiguita que me encantó y estoy rogando que ojalá en las próximas elecciones vuelva a hacerlo porque es importante contar quiénes son las personas que están llegando aquí, cómo llegaron y cómo les ha ido'.

Siempre atenta a la noticia, Claudia Palacios es capaz de sorprender hasta a un presidente. Así le ocurrió en las pasadas elecciones en República Dominicana en 2008, al entrevistar al presidente Leonel Fernández, recién reelegido para un próximo periodo presidencial hasta el 2012.

'Llegué primero que él a la sede de su campaña y cuando me vieron él y su esposa se quedaron como de una pieza con una expresión como ¿y ésta cómo hizo para saber antes que nosotros? Fue divertido verles la cara de sorpresa'.

Con Ángela Patricia Janiot comparte pocos espacios porque justamente cuando está entre semana en el noticiero es reemplazándola a ella. Pero la defino como una gran anfitriona como compañera de trabajo, ha sido muy especial, pero sobre todo con su ejemplo profesional. La admiro mucho y cuando hago coberturas con ella, yo desde el set, y ella desde algún país de América Latina, me enriquece mucho escucharla y ver cómo maneja por horas una información completa sin repetirse, sin equivocarse, con tanta coherencia. Para mí es un ejemplo y un motivo de inspiración'.

Entre nos


Claudia se considera afortunada de tener un buen balance entre su vida profesional y su vida personal. Aunque entre semana esté entregada a CNN, considera que tiene mucha oportunidad de compartir en familia.

Su esposo, Carlos Marín, vive en Colombia y su trabajo le permite ir y estar una semana al mes con ellos. 'Y siempre tengo la oportunidad de estar con mi hijo en las cosas importantes: hacer las tareas, acostarlo, levantarlo, llevarlo a clases, entonces no me puedo quejar por ese tema', dice.
El pequeño, dice ella, se inclina más hacia los talentos paternos. 'Es un tomador de pelo de tiempo completo, inventa bromas, es muy talentoso con el humor y vive muerto de la risa'.

Muy diferente a ella que se confiesa que sigue siendo muy ‘nerd’ y le gusta leer mucho. Cree que no fue la número uno de la clase, pero sí estuvo entre las primeras y muy aplicada y brillante en lo que le gustaba: español, historia y geografía.

'En el colegio era muy responsable, pero sólo era brillante en lo que me gustaba'.

Pero aún tuvo sus travesuras de infancia, que no fueron pocas sino muchas. Como era la hermana mayor y 'los mayores nos creemos los papás de los hermanos menores, entonces era muy pícara; esas historias las tendrían que contar mis hermanos porque a mí hasta pena me da de todo lo que les hice a los pobres...', dice.

Ahora lo más loco que ha hecho es correr la media maratón, una experiencia que no había hecho nunca. La motivó el hecho de que inscribirse implicaba recaudar fondos con amigos para ayudar a niños con cáncer en la sangre.

'Conté con un grupo de amigos supervaliosos que me ayudaron a recoger dinero, así corrí por tres niños con leucemia y me fue súper bien, tuve un problemita en la rodilla, pero logré llegar y fue una experiencia muy emocionante', cuenta.

Y es que Claudia, como cualquier artista del espectáculo, tiene hasta club de fans en Internet. No tiene una relación directa con ellos, pero recibe con cariño los mensajes que le escriben y que se tomen el tiempo de subir sus videos. 'Es uno de los privilegios de este oficio', apunta.

Claudia Palacios tiene retos y sueños, como tener un programa de entrevistas o escribir un libro, y para ello cree que está en el sitio correcto: CNN. De ahí que enfatiza que ya quedó aclarado el rumor que corrió el año pasado sobre una posible renuncia suya al prestigioso canal internacional.

'Estoy en el lugar ideal para realizar mis sueños profesionales y creo que fue un rumor que se suscitó porque mi esposo está en Colombia y yo en Estados Unidos y alguien quiso pensar que me iba a devolver para estar al lado de él, pero él nos visita una semana al mes y así estamos bien'.

Admite que la lista de motivos para regresar a Colombia es larguísima, 'y cada vez que voy me da durísimo regresar'.
Volvería por motivos familiares y hasta por Colombia. Además, volvería porque quiere trabajar en el país porque cree que quienes han tenido las oportunidades que ella ha tenido, 'tenemos también el deber de retribuir y aportar nuestros conocimientos para el crecimiento del país. Eso se dará en algún momento, pero no es lo que estoy planeando ahora', concluye. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad