domingo 17 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Claves para hablar con sus niños sobre la muerte

Tras el fallecimiento de su hermana y mamá de su sobrina, a Ángela se le hizo muy difícil manejar su duelo para hablar con la niña sobre la muerte. Sin embargo, siempre tuvo claro que lo mejor era decirle la verdad. Los expertos ratifican que este es el camino.
Escuchar este artículo

Cuando murió su hermana Mayra, para Ángela, una ejecutiva de 40 años, fue muy difícil hablar con su sobrina, quien ahora viviría con ella, sobre la muerte de su mamá.

“Me resultaba muy difícil controlar mi propio dolor para explicarle a Sofía. Mi hermana y yo éramos muy unidas, las mejores amigas, y mi conmoción cuando sufrió el accidente y no sobrevivió está más allá de las palabras”, cuenta Ángela.

Sin embargo, tomó fuerzas de su propio dolor para ofrecer a su sobrina una explicación clara de lo que había sucedido: “le dije: Sofi, mi amor, tu mamá murió. Tuvo un accidente y murió. No es culpa de nadie. Así pasa en la vida. Ella estará contigo en tu corazón y en el nuestro, pero ya no estará presente”.

A sus 6 años, Sofi pareció entender, pero los meses siguientes padeció insomnio y su comportamiento se volvió agresivo.

“Por alguna razón creía que era mi culpa que su mamá no estuviera. Y claro, ahora yo debía cuidarla y corregirla. Pero con la ayuda de un terapeuta Sofi atravesó su duelo y, para ser sincera, a mí también me ayudó mucho. Las dos salimos adelante. Siempre supe que lo mejor era decirle la verdad a Sofi”, cuenta Ángela.

Y así es. Los expertos recomiendan sinceridad y claridad a la hora de hablar con sus hijos sobre la muerte. Tenga en cuenta el rango de edad para abordar mucho mejor la conversación y para saber qué esperar, pero tenga presente que en la medida en que usted también afronte el duelo, los niños lo entenderán mucho mejor.

¿Es correcto llevar a los niños a los funerales?

Según la recomendaciones de la organización Kids Health Es bueno dejar que los niños participen en cualquier ritual de duelo, si ellos quieren hacerlo. Antes que nada, explíqueles lo que ocurre en un funeral o entierro y ofrézcales la posibilidad de que ellos decidan si quieren ir.

Hábleles sobre sus creencias sobre la muerte y explíqueles el sentido de los rituales de duelo que realicen usted y su familia.

Si le parece que su propio dolor puede impedirle ayudar a su hijo(a) en este momento difícil, pida a un amigo(a) o un familiar que cuide a su hijo(a) mientras dura la ceremonia. Elija a alguien que sea del agrado de usted y de su hijo(a) y en quien ambos confíen, alguien a quien no importe abandonar la ceremonia si su hijo(a) lo desea.

A muchos padres les preocupa que sus hijos sean testigos de su dolor y su tristeza, que los vean llorar una muerte. No tema por ello, si le permite a su hijo(a) ver su dolor, le estará enseñando que llorar es una reacción natural ante el dolor emocional y la pérdida. Y puede hacer que los niños se sientan más cómodos cuando expresen sus propios sentimientos. Pero también es importante transmitirles que por muy triste que usted se sienta, seguirá siendo capaz de cuidar a su familia y de hacer que su hijo(a) se sienta seguro.

Loading...

Loading...

xxxxx
xx
xxxxxx
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad