martes 27 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Cómo asumir el retiro laboral

Por fin llegó el momento de la jubilación. Su vida laboral concluyó en la empresa en la que décadas atrás entregó lo mejor de su preparación intelectual y ya es hora de disfrutar su tiempo libre.

Pero el hecho de habituarse a un nuevo estilo de vida donde no existen horarios, responsabilidades ni ocupaciones, pone a más de una persona con el estado anímico por el suelo. En algunas personas empiezan a rondar por su cabeza frases como 'eres improductivo', 'ya no tienes fuerzas para nada', 'es hora de seguir recibiendo los achaques de la vejez'.

Pero en el lado opuesto están las personas que asumen su retiro laboral o jubilación como un momento cumbre para dedicarse a disfrutar de la vida, los nietos, los viajes, el descanso.

Seguro usted querrá elegir la segunda cara de la moneda. Por eso, aprenda a conocer cuál es la mejor forma de asumir ese retiro laboral.


Ventajas del retiro laboral

Cada individuo asume de manera particular su retiro laboral. Hay quienes tienen claro que esta etapa es una de las mejores de su vida pues disfrutarán sin presiones del cuidado de sus nietos, de los viajes que no pudieron hacer por cuestiones laborales.

En esa mirada influye mucho las expectativas, los ideales y la capacidad real para llevarlos a cabo.

1 Disfrute de su familia, si dedicó toda su energía al trabajo y ellos quedaron en un segundo plano. En este punto interfiere mucho los lazos y vínculos afectivos que usted haya cultivado con ellos. De no haberlos creado, la situación será desventajosa.

2 Viaje, conozca nuevas culturas, aprenda del arte, del deporte, un idioma, acuda a grupos de autoayuda, disfrute de las actividades recreativas.

 

La ayuda de la familia

Cuando la persona cae en un estado de depresión continua o permanente por su retiro laboral juega un papel importante sus familiares. Según explicó la psicóloga Marisol Ramírez Cabrera, 'siempre que la persona esté sana psico-físicamente y tenga deseos de realizar actividades, es recomendable involucrarla en situaciones que sean acordes a sus capacidades y habilidades'.

Opciones como cuidar a los nietos, hacer compras, contribuir con sus conocimientos profesionales con sus familiares, cuidar el jardín, entre infinidades de tareas, de acuerdo a sus habilidades pueden ayudarle.

'Cualquier acción que respete las limitaciones físicas y emocionales de la persona mayor deben ser fomentadas por los familiares, alentadas y valoradas. Sin embargo, es recomendable que los familiares fomenten otras actividades de carácter lúdico para el adulto mayor, además de su dedicación familiar', explicó Ramírez Cabrera.

Preguntas y respuestas

Eduardo Navas / Psicólogo

¿Cómo asumir la jubilación o el retiro laboral de manera ventajosa?

'Hay un libro titulado ‘medio tiempo’, que hace una semejanza de nuestra etapa productiva con un partido de fútbol.

Empezamos a trabajar, pero llega un descanso y es la jubilación. Sin embargo se puede comenzar un segundo tiempo después de ese retiro laboral. Esa persona tiene la posibilidad de abrirse a otros negocios, no seguir en la misma profesión. Lo rico de la jubilación es que se empieza ese segundo tiempo con otras expectativas que le permitan a la persona volver a nacer.

¿Cómo puede la familia ayudar en los casos en los que una persona retirada de su trabajo entra en estado de depresión?

La persona que se siente depresiva debe empezar por desligarse de la empresa en la que trabajaba, porque hay muchas personas que siguen visitando el lugar de trabajo y se la pasan todo el tiempo allá.

La familia puede ayudar brindándole opciones a la persona jubilada, hacerle pensar que tiene el potencial y el tiempo para hacer lo que quiere. La familia no debe recordarle todo el tiempo que salió de la empresa sino ayudarlo a vencer ese miedo de pensar en lo que viene. La ventaja es hacerle ver que puede empezar algo nuevo porque ya tiene un sueldo como base para dedicarse a eso que tanto le apasiona.

 

preguntas y respuestas

Marisol Ramírez Cabrera / Psicóloga clínica máster en PNL

¿De qué forma asumir el retiro laboral después de la jubilación?

La jubilación es una etapa más que vive el ser humano. Sin embargo, si la persona solo centró su atención y acción en esa etapa de la vida y descuidó otras, una vez que culmina siente el vacío de su existencia. Asumir el retiro laboral forma parte de una acción, una actividad más, sin embargo, el hábito de ir al trabajo para algunos puede más fuerte que en otros, según el grado de dependencia que tenga del mismo.

El primer paso para cambiar de hábito es aceptar que la etapa ha terminado y que empieza una nueva, buscando desdramatizar la situación. Una actitud positiva ante este nuevo hecho es un paso importante.

El ejercicio es visualizar la infinita gama de posibilidades que se abren a la persona que ya no tendrá que asistir a su lugar de trabajo y seguirá recibiendo dinero. Seguidamente es buscar la gran gama de opciones que tiene disponibles en la actualidad para ocupar el tiempo libre, incluso seguir produciendo si así lo desea, en forma independiente con el capital percibido.

Buscar grupos de personas con similar situación es otra opción y si estamos ante una persona con dificultades emocionales o psicológicas negativas ante la experiencia, buscar ayuda terapéutica.

Algunas personas terminan en estados de depresión porque se sienten improductivos. ¿De qué forma animarlos a continuar?

La depresión es un estado de ánimo en el que cae la persona que queda inactiva, y esto no se refiere a la actividad laboral en sí, sino que no hace nada por sí mismo una vez que termina el periodo laboral.

Puede ser transitoria o permanente, de acuerdo a lo que haga para salir del estado. La acción se contrapone a la depresión. Reconocer la emoción por más dolorosa que sea, aceptarla y buscar cómo trasformarla es la estrategia para salir adelante.

En estos casos es útil pedir ayuda, ya sea de amigos, familia, profesionales, o personas idóneas para intervenir y sumar al proceso de salir de la depresión.

Lo recomendado es escuchar activamente, escuchar sin emitir juicio ni etiquetar la emoción del otro. Para algunos sólo contar con alguien que le escuche es suficiente para motivarse y salir del estado, para otros es útil escuchar distintas opiniones y sugerencias, otros pueden necesitar que se les invite a hacer cosas.

Cada persona es un mundo y como tal tiene distintas necesidades a la hora de ser 'animado'. Para algunos tener compañía en la primera semana es importante, para otros estar solo es más útil. Sin embargo, siempre es eficaz hacerle saber a la persona que puede contar con nosotros según lo que precise.

Una vez que su estado anímico sea más motivado, se le puede mostrar las distintas opciones que tiene para seguir con su vida.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad