sábado 18 de enero de 2020 - 12:00 AM

Cómo tener “esa” conversación

La película “Historia de un matrimonio”, protagonizada por Scarlett Johansson y Adam Driver, nos deja una gran lección: cuando se acabó, se acabó. Pero... ¿cómo tener “esa” conversación en la que se deja claro que hay que separarse? Expertos le cuentan.
Escuchar este artículo

Si algo nos muestra historia de un matrimonio es lo difícil que puede resultar tener una conversación sensata con la persona que antes amó y que, en este momento, no puede ver ni en pintura. Pero una de las mejores maneras de afrontarlo es pensar en hacerlo de la mejor manera posible. La psicóloga Silvia Arévalo explica que “no importa cuánto odie a la otra persona. Si usted no ha sufrido violencia de género o intrafamiliar, pero la relación se ha tornado amarga, es comprensible que quiera discutir y decir cosas hirientes, pero no lo haga. Lo mejor es tratar de hacerlo de la mejor manera posible”. La experta recomienda respirar, escribir antes lo que dirá y charlalo con su mejor amiga o amigo.

Por otro lado, siempre es mejor que diga lo que siente. Puede que la otra persona le haya hecho daño emocional, pero si elige comenzar la conversación con acusaciones, la otra persona podría tratar de evadir la conversación. “Si está convencido de que lo mejor es separase, entonces no culpe al otro aun si, en verdad, es su culpa. Si empieza su discurso con acusaciones, puede decantar en una discusión sin sentido o, incluso, podría hacerle cambiar de opinión. Lo mejor es que diga lo que usted siente, que ya no está bien, que no es feliz y que quiere irse”, explica la psicóloga Evelia Prieto. Si la otra persona no lo acepta, no se altere. Escuche y tome las medidas necesarias para alejarse: “es deber de la otra persona aceptar su decisión, pero no siempre es así. Si siente que su vida está en peligro, váyase sin decir nada más”, explica Prieto.

Aunque ahora le parezca imposible, resalte las cosas positivas de esa otra persona. Incluso si usted está tan herido o fastidiado y no puede ver ninguna, haga un esfuerzo para que en medio de esa conversación tenga la oportunidad de decirle a la otra persona que tiene cosas positivas. “Si se enfoca solo en lo malo que pasaron la otra persona se puede sentir atacada. Si bien es cierto que la idea es terminar, la recomendación es siempre hacerlo hiriendo lo menos posible a la otra persona. Cuando pase el tiempo se dará cuenta de que fue lo mejor”, señala la psicóloga Silvia Arévalo.

Si hay algo que definitivamente debe evitar es hablar con egocentrismo. No hable como si fuera un monólogo. De a la otra persona las explicaciones que le pide, de manera tranquila. “Es importante dejarle claro a la otra persona qué fue lo que pasó y si con su comportamiento la otra persona provocó la ruptura se lo puede decir, pero no lo haga con ego: no haga sarcasmos ni imitaciones. Dígalo simplemente”, explica la coach Evelia Prieto.

Y, finalmente, por ningún motivo, lleve la discusión al sexo. Por nada de este mundo vaya a ese momento: “solo hará que su decisión se vea ambigua”, explica Prieto.

$!Cómo tener “esa” conversación
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad