lunes 09 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Como una gelatina… combata la flacidez

Así como una gelatina se mueve de un lado a otro, usted siente que no tiene control sobre su piel.

Últimamente ha notado que ese peso que perdió se convirtió en flacidez y no sabe cómo eliminarlo.

No sólo se ha venido evidenciando en su abdomen sino en sus piernas y en su derrier. Tanto ha sido ya ese complejo, que hace rato su cuerpo no conoce el sol por temor a que las miradas se centren en esa flacidez.

Cómo combatirla

Muchas mujeres detestan que su cuerpo pierda la firmeza y van en busca de esa tonificación.

No siempre la primera opción es la cirugía. Quienes han bajado una cantidad considerable de peso pueden acudir a opciones como la abdominoplastia.
Pero también existen métodos menos costosos y que lo llevan a cuidarse no sólo desde afuera sino desde adentro.

LA VOZ DEL EXPERTO
Jairo Ernesto Reyes / Médico esteticista Saludar


'La flacidez se presenta por el exceso de adiposidad concentrada que puede darse por una dieta no adecuada, porque muchas personas bajan muy rápido, hacen dietas sin el acompañamiento de ejercicio, porque los tejidos quedan con exceso de líquido. En ocasiones su sistema de drenaje puede que no esté funcionando, por eso es importante tener en cuenta los sistemas de depuración como el hígado, el riñón y hacer una desintoxicación.

Un mal drenaje del sistema linfático puede generar flacidez ya que el cuerpo no está desechando todas sus impurezas y no se están expulsando las toxinas.
Hay que ir a la causa, drenar, darle el movimiento muscular para expulsar las toxinas'.

Después del bebé quedó la flacidez

Muchas mujeres después de tener sus hijos se miran al espejo y luchan contra la flacidez que quedó posterior al embarazo.

Ante esta situación la instructora Nydia Suárez recomendó 'reeducar el piso pélvico y la estructura abdominal interna. Eso hace Pilates, empieza a endurecer de adentro hacia afuera los músculos más internos. Al apretarlos permiten que el abdomen se aplane'.

Recuerde que no sólo los abdominales tradicionales le ayudarán a trabajar la flacidez.

'Se debe trabajar desde lo más profundo hasta fortalecer los más superficiales', agregó la profesional.

Además del ejercicio suave, el médico esteticista Jairo Ernesto Reyes manifestó que una forma fácil es realizar una terapia manual de drenaje linfático.
¿En qué consiste?
'Es una forma manual de masajear esa acumulación de tejido adiposo, de mover el sistema linfático y ayudar a eliminar las toxinas acumuladas. Con la técnica manual de drenaje linfático un esteticista estimula los puntos de drenaje que están a nivel inguinales, abdominal y los estimula con las palmas de las manos'.

El profesional explicó que una mujer en etapa de lactancia no debe acudir a los medicamentos con químicos. Tampoco recomendó el uso de fajas, ya que interfiere en el drenaje linfático.

Cuando ya son muchos kilos de flacidez

Después de perder varios kilos, los excedentes de piel, grasa y musculatura abdominal debilitada se van con la cirugía.
Mediante un corte desde el ombligo hasta la altura de la pelvis se realiza la abdominoplastia o la liposucción.
La operación dura alrededor de 3 horas.
Se debe usar una faja de compresión durante la recuperación.

Si usted es disciplinada con el ejercicio

Usted ya sabe que las dietas de hambre sólo lo llevan a perder kilos y a dejar acumulación de tejido adiposo a la vista.
Este es el primer error que no debe cometer, pues será más cara la cura que la enfermedad.

Según explicó la instructora del gimnasio Figuras, Nydia Suárez, 'no sólo el organismo está mal alimentado sino que está utilizando el músculo para abastecerse de energía y se está aflojando la piel'.
La práctica de rutinas incompletas de ejercicio es otro de los causantes de flacidez.

Por eso la experta recomienda planificar la rutina para mejorar el tono muscular. 'No sólo se trata de bajar de peso sino lograr elasticidad, así se baja la grasa y se complementa el ejercicio'.

Por eso se recomienda no descuidar los siguientes pasos:


1. Establecer trabajo cardiovascular, caminar, realizar máquinas que incluyan trabajo de cardio.
2. Complemente su rutina con ejercicios de elasticidad y fuerza. Para eso están los Pilates, las pesas, trabajos sectorizados, clases de tonificación que ayudan a fortalecer. Recuerde que los músculos trabajan mejor cuando hay elasticidad.
3. Ríjase por una dieta balanceada que incluya las proteínas. Recuerde que estas son las formadoras de músculo. Las personas vegetarianas no deben olvidar reemplazar las proteínas.

LISTA
Errores que lo llevan a la flacidez


1 No alimentarse con proteínas que ayudan a la formación de músculo.
2 Realizar dietas sin acompañamiento de ejercicio.
3 Bajar de forma considerada y realizar posteriormente ejercicios de endurecimiento.
4 No adjuntar a su rutina de ejercicios opciones para ganar elasticidad en su cuerpo.
5 No revisar el funcionamiento de su sistema linfático.
6 No cuidarse de adentro hacia fuera. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad