miércoles 08 de abril de 2020 - 12:00 AM

¿Compras compulsivas? Cómo manejar

Para muchas personas, incluso antes de que se presentara la crisis por la pandemia del COVID-19, una forma de calmar la ansiedad consistía en hacer pequeñas compras. Sin embargo, la incertidumbre por la situación actual del mundo y del país puede estar impulsando a las compras compulsivas hasta en las personas más moderadas. ¿Cómo manejarlo? Expertos le cuentan.
Escuchar este artículo

Nerviosismo y miradas cómplices: usted y su pareja han decidido adquirir una cosa más (¡solo una!) para hacerse la vida más “amable” durante la época de cuarentena y es entonces cuando presionan el botón “finalizar compra” en su dispositivo móvil y está hecho.

Ambos se dan palmaditas en el hombro y sonríen, pero cinco minutos después no pueden evitar el sentimiento de culpa. Empiezan a darse miles de justificaciones para validar esta compra y juran a los cuatro vientos (ante su mascota si es preciso) que no comprarán una cosa más.

Pero saben que no es así...

Si está soltero, el juramento hacia la mascota aplica (hacia sus plantas o hacia sí mismo si definitivamente está solo) y muy seguramente escribirá en su diario lo que hará minuto a minuto con eso que acaba de comprar.

Y es muy poco probable que lo cumpla.

Tanto las parejas como los solteros olvidan, quizá a propósito, el estado de sus finanzas: la cuarentena produce ansiedad y es normal. Incluso para quienes disfrutan mucho más del confort de su casa, el aislamiento hace mella. Y muchos encuentran sosiego momentáneo en comprar, con todo lo que eso significa para sus finanzas y para su salud emocional.

“Mi esposo y yo no hacemos otra cosa que comprar ‘online’. No son cosas muy costosas, son cosas que creemos que necesitamos para estar en casa, como aparatos electrónicos y artículos para hacer ejercicio”, cuenta Carolina, una ingeniera de 27 años, residente en Bucaramanga.

Sin embargo, no todas sus compras tienen tanto sentido como quisieran: “Al principio de la cuarentena compramos ‘online’ un par de tapabocas especiales que tenían filtro de aire y que parecían de película. Pero luego la OMS señaló que solo sirven los tapabocas normales y cuando quisimos comprarlos en la farmacia del barrio ya no habían”, explicó Carolina.

Ella y su esposo reconocen que están ansiosos y que ha tenido que hacer un gran esfuerzo para no seguir gastando su dinero.

Es por eso que vale la pena que comprenda cómo funciona la ansiedad, cómo manejar mejor sus finanzas y qué puede estar pasándole en estos momentos de crisis por el COVID-19.

Además, expertos le muestran qué es lo que más han comprado los bumangueses durante la cuarentena.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad