lunes 09 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Cuando el trabajo es una pesadilla

Como si se tratara de una película de monstruos, fantasmas, etc, la persona llega a su trabajo para convertirse en el protagonista de esa cinta de terror. 

Siente escalofrío de solo pensar en ese nuevo día y ganas de salir corriendo o gritar ante tantas sorpresas desagradables.

Si fuera por él, renunciaría pero no puede. Depende del trabajo.

Dentro de su libreto está atravesar varias pruebas, desde enfrentarse al gran monstruo que quiere atacarlo por su brillantez, o, luchar con ese tentáculo que tiene al frente y lo asfixia de trabajo.

Aunque no lo crea, existe el mobbing laboral, que lleva a muchos empleados a enfrentarse a situaciones de psicoterror.
Pero no sólo el ambiente laboral puede convertirse en su pesadilla.

Muchas veces esa película de terror tiene que ver con los cambios que lo desestabilizan  o enfrentarse a las nuevas tecnologías, asumir otros compromisos como presentación de balances, hablar ante un público cuando usted tiene pánico, etc.

¿Cómo hacer para que su lugar de trabajo no se convierta en una pesadilla con segunda, tercera y cuarta parte?

Cómo lograr un ambienta laboral ideal


Usted puede empezar por motivar y cambiar los siguientes aspectos:
1. No genere competitividad o aislamiento sino apoyo entre sus compañeros de trabajo.
2. Trabaje porque prime la voluntariedad o negociación por encima de cualquier imposición de tareas.
3. Entregue la información necesaria a tiempo, sobre lo que necesita asignarle a sus empleados.
4. Garantice el trato justo.
5. Capacite a sus empleados en temas tecnológicos, en manejo de escenarios, de públicos, en entrega de informes, etc.

LA VOZ DEL EXPERTO
Olga Susana Otero / Psicóloga


'Para muchas personas el trabajo se convierte en una pesadilla porque no se sienten preparadas, porque no trabajan hace tiempo y están inseguras. Muchas veces se da porque no son competitivas y presentan autoestima baja. Otra de las razones es por no saber manejar las tecnologías, pero esto se supera con clases extras. El miedo al cambio también es natural, sin embargo, las personas muy obsesivas le tienen miedo pues genera situaciones que no saben controlar. La idea es trabajar sus rasgos de personalidad obsesiva'.

preguntas y respuestas
Viviana Vega / Psicóloga


¿Cómo propender por un buen ambiente laboral y hacer más grato el trabajo?
Lo importante es apreciar el trabajo, que la persona se sienta agradable, que tenga un objetivo claro para desarrollar.
Lo ideal es el diálogo, tener claras las reglas de la empresa, el respeto por mis compañeros, la convivencia es fundamental.

¿Cómo asumir nuevos retos
sin tener miedo al cambio?

Siempre se deben mirar las ventajas y desventajas frente al cambio, se debe buscar el equilibrio en la situación, asumir retos, tener la capacidad para hacerlo, conocer nuestras habilidades y aprovecharlas para afrontar los retos.

Lo más importante es darnos cuenta si somos capaces, conocernos. Antes de la toma de decisiones es importante evaluarnos.
Muchas personas se bloquean porque se quedan pensando en los fantasmas, sólo al tomar el riesgo pueden darse cuenta que valió la pena.

LA VOZ DEL EXPERTO
Catalina Valencia / Psicóloga


¿Qué hace que un trabajo laboral se convierta en una pesadilla o en un placer?
'Cada persona tiene unas características que contribuyen a su vida laboral. Pero las empresas por sí mismas tienen su propia dinámica laboral, ese sentido de pertenencia, por eso se hace importante el trabajo de las dos partes.

En ocasiones una pesadilla puede ser la remuneración, también el horario de trabajo, porque existen lugares en los que se sabe a qué hora se ingresó, pero no se sabe la hora en que se va a salir. Todo eso repercute en el trabajo.

Muchas veces no está en manos nuestras sino en las dinámicas de las empresas.
Un clima organizacional respetuoso hacia los seres humanos que trabajen allí es clave.

Tan sólo la estructura física o arquitectónica del lugar, la ubicación de los empleados, facilita o no las condiciones. Si todos los empleados se dan la espalda no habrá comunicación entre ellos, ni siquiera se saludarán ni sabrán sus nombres.
El clima organizacional está conformado por las personas que trabajan allí y por lo que las empresas quieren de sus empleados'.

Cuando el terror lo generan sus compañeros o jefes

Estas son las causas del famoso psicoterror laboral. Si usted está pasando por una de ellas, es víctima del mobbing o acoso laboral.
1. Hostigamiento frecuente y persistente: al menos una vez por semana y durante seis meses seguidos.
2. El acoso de directivas y compañeros de trabajo que se manifiesta con desautorización pública, aislándolos o en el caso de los más brillantes no asignándoles trabajo.

Consecuencias

1. Deterioro físico y psicológico que obliga al empleado a pasar su carta de renuncia.
2. El psicoterror hace que la persona se lleve los problemas a casa.
3. Algunas personas terminan consumiendo antidepresivos.
4. La víctima termina con una imagen de persona conflictiva.
5. Esta situación les impide dormir de manera tranquila, por lo que llegan al otro día totalmente agotados, afectando así su productividad.

Cuando el fantasma es la tecnología

Usted es un tecnófobo si su fantasma es adaptarse a la tecnología. Ésta siempre le ha generado dolor de cabeza, por eso cuando se implementa un nuevo sistema tecnológico en su empresa, usted termina más asustado que nunca.
Le da escalofrío de sólo pensar en ese nuevo sistema, pues sabe que le puede costar su productividad o incluso que no logre adaptarse. Es de las personas que teme que se pierdan los archivos, que suda frío cuando debe enviar un archivo de carácter urgente, etc. Si se le bloquea el sistema, ni hablar.

¿Cómo combatirlo?
Recuerde que no todo el mundo nació aprendido. Déjese fascinar por los avances tecnológicos, familiarícese con ellos, no les tenga miedo, dedíqueles tiempo y verá cómo se convierten en su mejor aliado.
Busque ayuda en personas expertas que le colaboren con pequeñas asesorías en su tiempo libre.

Láncese a ‘cacharrear’ con documentos que no sean importantes, si es necesario apunte en un cuaderno los pasos, pero no se pegue al papel, pues si se extravía sería fatal para usted.
No tema iniciar un curso de tecnología y deje de decir que prefiere lo tradicional o que su DVD está dañado para no pasar vergüenzas.

Cuando el fantasma es el cambio

Quizá usted permanezca estable y tranquilo mientras realiza la misma función en la empresa. Pero el solo hecho de que lo trasladen o tenga que cambiar de puesto le pone los pelos de punta.

Si a usted le cuesta adaptarse a nuevas circunstancias, puede verse identificado con este fantasma.
No sólo el cambio de puesto, sino de jefe o de ciudad le da pánico.

¿Cómo vencerlo?
Recuerde que el fracaso más grande es no haberlo intentado.
El miedo al cambio puede dejarlo sin deseos y aspiraciones, con una vida mediocre.  

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad