sábado 16 de enero de 2021 - 9:00 AM

¿De verdad volveremos a los “locos años 20”?

Algunos expertos han dictaminado que en esta década volveremos a vivir lo que pasó en “los locos años 20”: fiestas sexuales y derroche económico. Pero, ¿qué tan cierto puede ser? Vanguardia habló con sociólogos e historiadores y estas son sus conclusiones.
Escuchar este artículo

Cultura, tecnología, libertad sexual y mucho jazz: así fueron los “locos y felices” años veinte del siglo pasado... en Estados Unidos.

El catedrático de la Universidad de Yale, Nicholas Christakis señaló en su libro “La Flecha de Apolo: el impacto profundo y duradero del coronavirus en la forma en que vivimos”, señala que tras la incertidumbre y dolor de la pandemia, en esta década veremos un montón de “fiestas sexuales, el derroche económico” y una vida liberada.

Pero, ¿qué tanto puede haber de cierto en estas afirmaciones?

“Lo que ha demostrado la historia como ciencia es que la futurología se escapa a su alcance, de manera que no es posible anticipar cuándo terminará la situación en que nos encontramos a nivel global, máxime si tomamos en cuenta que no necesariamente la pandemia va al mismo ritmo en todo el mundo”, señala el historiador Gabriel Samacá Alonso.

Para empezar, los “locos y felices años veinte” lo fueron solo en Estados Unidos: Europa estaba endeudada tras la primera guerra mundial y era el gigante del norte el que estaba disfrutando de los pagos.

El historiador Fernando Báez explica que “los años veinte terminaron por ser el lapso en el que se forjaron las ideas del american way of life y del sueño americano, pues Estados Unidos pasó a ser la tierra de los rascacielos, donde todo era posible y donde la prosperidad y el bienestar eran alcanzables mediante el trabajo duro, dos proyectos que se reflejaron en la masificación de los automóviles y en el uso cotidiano de electrodomésticos para el hogar”.

Por su parte, Samacá Alonso reflexiona “en Europa, teatro de la guerra, las cosas marcharon a otro ritmo. ¿Cómo fueron los años veinte en Francia o Alemania devastadas por la guerra? ¿En Rusia donde se dio casi al tiempo la guerra internacional con Alemania, una revolución liberal (febrero de 1917), una revolución socialista (octubre de 1917) y una guerra civil (1918-1921)?”, se pregunta Samacá Alonso.

Y, por otro lado, en lo que corresponde a Colombia, si bien comenzó un despertar para los trabajadores y las mujeres en busca de sus derechos, también es cierto que, en Bucaramanga, esos años “fueron muy serios”, como lo aseguró a Vanguardia el historiador Armando Martínez: “la década de 1920 fue muy seria en Bucaramanga. Nada de locuras”.

Claro, el mundo hoy es globalizado y, como dicen, la caída de un alfiler en China, resuena en el resto del mundo... como ya hemos visto.

Lo que sí viviremos

Sin embargo, lo que sí veremos serán nuevos procesos culturales y tecnológicos que los expertos vaticinan que serán impactantes.

“Habría que pensar si con la digitalización, las innovaciones musicales y artísticas ya no vienen en el formato que hemos visto sino por medio de cuentas de Instagram, más orgánicos e independientes”, explica el historiador, experto en Cultura, Miguel Cuadros.

También veremos avances en el reconocimiento de derechos para las personas con orientaciones sexuales y de género diversas, tal como lo explica el historiador Fernándo Báez.

Báez señala que la bonanza económica en Estados Unidos “trajo consigo una liberalización de las ideas, de las maneras de pensar, de las formas de vestir, de los acentos, de las creencias mismas, entre otras cosas”.

Pero, ¿qué tan rápido lograremos recuperarnos del golpe económico consecuencia de la pandemia?

El 2021, sin duda, se vislumbró como un año de esperanza, pero hasta el momento este resurgimiento tras la pandemia va muy lento y con recaídas.

“Nuestros años veinte fueron de conflictividad social, de agotamiento de una forma de gobernar que se extendió por varias décadas como la conservadora, de surgimiento de un liberalismo más cercano a las demandas sociales que estaban en boga y una apertura al mundo a nivel literario y cultural con un gran protagonismo femenino...¿cómo se relaciona nuestro presente con este tipo de asuntos? ¿Qué cambios habrá en los años porvenir?”, concluye el historiador, Gabriel Samacá Alonso.

Para la socióloga Paloma Bahamón Serrano, lo que se necesita es más consciencia sobre lo que estamos viviendo.

“No me atrevo a hacer conjeturas sobre el efecto post pandemia, quisiera pensar que este periodo hace reflexionar a las personas y tener más sentido humanitario y social, pero intuyo que no va a ser suficiente”, señala.

Y es verdad, para vivir unos verdaderos “felices” años veinte, lo mejor será que cambiemos la forma en que estamos funcionando en el mundo.

$!¿De verdad volveremos a los “locos años 20”?

Foto: EFE/VANGUARDIA

¿En qué nos podemos comparar con “aquellos” años 20?

El historiador Miguel Cuadros explica que si bien en Estados Unidos había abundancia tras la guerra, en Colombia se experimentaba un proceso lento en el paso de la vida rural a la urbana, pero en lo que sí se puede trazar un paralelo es en los movimientos sociales que en aquella década se generaron y que, ya lo estamos viendo, se están dando en esta época.

Por otro lado, en los años veinte del siglo pasado la electricidad revolucionaba la tecnología y los nuevos movimientos artísticos marcaban la tendencia: ahora lo hace Internet.

Ya se vio en décadas anteriores, pero no cabe duda de que durante estos diez años que vienen su impacto no tendrá límites.

“En la década de 1920 todavía predominaban muchos aspectos rurales, aunque se vivía una urbanización fuerte. Ahora en la década 2020, la urbanización se mantiene, principalmente en la densificación vertical (edificios), pero gracias a la conectividad digital y el acortamiento de distancias muchas personas viven en entornos sub-urbanos, fuera de las grandes ciudades”, señala Cuadros.

Y agrega que “en la década de 1920 se vivía la transición de un predominio mundial europeo, principalmente francés y británico, a uno con los Estados Unidos. Ahora en 2020, es evidente el papel de China como potencia, su disputa con USA (por ejemplo lo que ha pasado con Huawei y Google), con la fuerte presencia también de la Rusia de Putin”.

La libertad sexual

En el caso de las mujeres, en los años 20 se notaron los primeros pinitos de un deseo de cambio: la psicóloga Paloma Bahamón explica que las “flappers”, eran una figura muy interesante en el mundo, con el cabello y la ropa mucho más corta y menos rígida. En esa década se le da el adiós a los corsés gracias a la aparición de Coco Chanel, quien revolucionó la moda para las mujeres.

Además, el movimiento sufragista llegaba a Estados Unidos y en Colombia, María Cano era la insignia de la mujer revolucionaria.

Por otro lado, en el mundo, principalmente en Alemania, empiezan a replantearse las teorías que condenaban a las orientaciones sexuales diversas.

El historiador Fernando Báez explica que con la bonanza económica de Estados Unidos la cultura y la vida social, unida al alto número de migrantes ”trajo consigo una liberalización de las ideas, de las maneras de pensar, de las formas de vestir, de los acentos, de las creencias mismas, entre otras cosas, que los conservadores en la política y en la religión comenzaron a ver como una amenaza para la identidad del país y para la sociedad entera”.

Explica también que por el lado de Europa, Alemania fue quien empezó a ver aires de cambio: “lo que antes era concebido como una falta a la moral cristiana ahora fuera entendido como un problema fisiológico o mental. Los viejos sodomitas, por ejemplo, pasaron a ser enfermos homosexuales y las antiguas adúlteras se convirtieron en ninfómanas. Y fue en Alemania donde varios médicos y psiquiatras, algunos de ellos homosexuales, comenzaron a criticar esta idea plana de la medicina sobre la sexualidad humana, al tiempo que en ciudades como Berlín prosperaron durante los años veinte cabarets, cafés, zonas de encuentro y demás lugares, en donde los encuentros amorosos y sexuales, especialmente entre hombres, eran comunes y muy populares”.

Foto: El Gran Gatsby/VANGUARDIA

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad