lunes 04 de enero de 2010 - 10:00 AM

El 6 de Enero pido su mano

Quiero compartir los nervios que tengo porque mi novia no se imagina lo que vengo organizando para que el próximo 6 de enero: Pediré su mano.

Ya compré el anillo y tengo contratados los mariachis. Será una velada inolvidable.

Nosotros llevamos tres años de noviazgo. Desde que la conocí, sentí que sería la mujer con quien compartiría el resto de mi vida. Hemos logrado establecer una relación sólida, basada en la confianza, el respeto y el amor. Somos profesionales y gozamos de un trabajo estable y bien remunerado.

Tenemos el propósito de casarnos en una iglesia establecida de común acuerdo.

Con mis suegros nos llevamos bien y mis padres quieren a mi novia como otra hija.

Me pareció el comienzo de año para dar seriedad y orden a una parte importante de mi vida. ¿Qué le parece mi decisión?


RESPUESTA

Estimado amigo: ¡Felicitaciones! Maravillosa me parece su decisión. Ha sido el resultado de tres años de conocimiento, del descubrimiento de un proyecto de vida en común.

Con sus actuaciones han reafirmado su vocación matrimonial la cuál fija sus pautas al concebir unir sus vidas ante los ojos de Dios con el único propósito de formar una familia.

El proceso de madurez que han alcanzado permite asegurar su exitosa unión, basada no sólo en la confianza, el respeto y el amor, sino ante todo, en una comunicación empática, sincera pero prudente y ante todo edificante.

El nuevo año se convertirá en el comienzo de una vida nueva para ustedes, quienes voluntariamente han decidido donar su ser el uno al otro, en ceremonia que fijarán y con la bendición  que viene de lo alto. Grato resulta resaltar el valor del amor en tiempos difíciles. ¡Feliz año nuevo!


REFLEXION

El amor es mi pozo. Quien lo descubra y beba en él rebosará de alegría, experimentando aquella mágica sensación de trascendencia que culmina con la bendición ante los ojos de Dios.

El noviazgo se ha de convertir en oportunidad para conocer a quien dice amar. No basta con sentir su cercanía o experimentar esa sensación de atracción. Hay que descubrir quién es y hacia dónde se quiere dirigir.

Si ha pasado el tiempo y siente que aquella persona puede complementar su vida y hacerle feliz, decídase ahora mismo formalizar la relación afectiva. Usted lo merece. ¡Manos a la obra! No deje para mañana lo que puede hacer hoy. ¡Feliz año nuevo!

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad