domingo 25 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Ellos quieren… ellas esperan…

'Es que somos tan diferentes'.

En realidad no es que usted sea el polo opuesto de su pareja todo el tiempo, lo cierto es que las necesidades del hombre en sus relaciones difieren del de las mujeres.

Si usted es hombre no entenderá por qué su pareja tiende a encender la llama del deseo y después decirle sin ninguna pena 'amor, sólo quiero que me abraces'.

Lo mismo puede pasar por su mente cuando usted está hablando con su pareja y ella le dice 'es que ya no me abrazas ni me dices palabras bonitas como antes'. En ese momento usted siente un balde de agua fría porque creía que todo marchaba a las mil maravillas.

Pero no se preocupe creyendo que los dos son totalmente opuestos y que no funcionará la relación.

Conozca cuáles son las necesidades de las mujeres en toda relación de pareja y cuáles las de los hombres, para que entre los dos busquen ese equilibrio perfecto y las necesidades sean similares.


Cinco necesidades

Willard F. Harley Jr., en su libro ‘Qué necesita él, qué necesita ella’, ha identificado cinco necesidades básicas que el hombre espera que su esposa satisfaga y cinco necesidades básicas que la mujer espera que su marido satisfaga.


Las cinco necesidades básicas del hombre dentro del matrimonio suelen ser:

1. Satisfacción Sexual

2. Compañía en las actividades recreativas

3. Una esposa atractiva

4. Apoyo doméstico

5. Admiración

Las cinco necesidades básicas de la mujer dentro del matrimonio suelen ser:

1. Afecto

2. Conversación

3. Honestidad y franqueza

4. Apoyo económico

5. Compromiso familiar


preguntas y respuestas

Juan Gabriel Sánchez

Psicólogo


¿Por qué existen diferentes necesidades físicas y emocionales en pareja?

Afortunadamente los hombres y las mujeres no somos iguales. Incluso el psicoanalista Freud intentó analizar el comportamiento de la mujer y terminó comprendiendo el comportamiento del hombre pero no el de ella, tanto así que lo denominó el género incomprendido.

Lo claro es que tenemos un pensamiento diferente, un modo de actuar diferente, pero también existen varios mitos alrededor del hombre y la mujer. Entre esos está el creer que el hombre es el sexo fuerte cuando la mujer demuestra lo contrario en el momento de parir a sus hijos.

Como la mujer es más sensible tiene más necesidades emocionales, contrario al hombre que es más metódico en la forma como se enfrenta al mundo.

¿Cómo lograr ese equilibrio en las necesidades de pareja?

Poniendo las cartas sobre la mesa, hablándolas, conversándolas. Si una parja no habla de sus necesidades, la relación se complica.

Necesitamos plantear que es lo que yo quiero, qué me gusta y qué no me gusta en todos los campos, desde el comedor hasta en la cama. Eso sí, sin pena, sin miedo, sin restricción de nada.

Al decirse las cosas con claridad desde el comienzo, al ir conociendo al otro con el paso del tiempo y respetar sus deseos, sus miedos, sus gustos, se logra una relación estable.

Pero si se presentan de entrada incompatibilidad de caracteres, lo mejor es no aceptar la relación.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad