miércoles 24 de febrero de 2010 - 10:00 AM

En deuda con usted mismo

Motivos, los que quiera. Que llegaron sus hijos antes de tiempo, que tuvo que asumir su independencia económica más temprano de lo esperado, que las condiciones no permitían que saliera del país, que era necesario esperar.

Fue así como los sueños de viajar, estudiar, aprender un arte, se fueron quedando en el rincón de los recuerdos y hoy que vuelve a revivirlos sólo le dejan suspiros.

Si se detiene a analizar, esos suspiros provienen de un vacío infinito que siente cada vez que se da cuenta que los años pasan y que cada vez su energía disminuye. Cree que ya es demasiado viejo para estudiar, que ya no tiene la misma fuerza para aventurarse por el mundo, que tiene obligaciones que no puede postergar, incluso que no tiene tiempo para usted.

Pero por ahí habrá escuchado que 'nunca es tarde para empezar'. Por eso el primer paso es desechar esos pensamientos y tener claro que de no cumplir sus sueños, metas y proyectos, puede darle paso a las frustraciones.

Regálese unos minutos para recordar ese primer sueño, aterrícelo, trabaje por él, póngale fecha y páguese esa deuda que tiene pendiente con usted mismo.

Pregúntese qué tanto ha trabajado en la vida, qué sacrificios ha hecho por los demás y cuánto ha logrado. Quizá mucho, quizá no tanto como esperaba, pero en sus manos está dejar de sentir esa sensación extraña en su vientre cuando se da cuenta que lo que se propuso hace mucho tiempo aún no llega.

Es el momento para que piense en usted y se pague esa gran deuda.


LISTA

Mire hacia atrás y replantee sus sueños

1 Vaya a esa época de juventud en la que se consideraba un loco soñador.

2 Recuerde cuáles eran sus proyectos de vida y qué consiguió de eso.

3 Pregúntese cuál era el proyecto que más lo apasionaba.

4 Aterrice esa idea y piense qué tanto puede conseguirla a esa altura.

5 Si siente que tiene el impulso para hacerlo, láncese a conseguir esa meta.

6 Piense en cómo hacerlo realidad. Escoja el por  qué lo voy a hacer y cómo lo voy a hacer.

7 Si siente que ya no es el momento o se ha modificado esa meta, cámbiela, permútela por otra que lo llene de satisfacción en este instante y lo haga sentirse vivo.

8 Finalizado su primer objetivo, siga con el segundo de la lista. No se desanime, seguro requerirá tiempo para conseguir uno a uno y con justa razón, si dejó pasar tantos años de su vida.

9 Lo más importante es que no olvide el factor ‘aceptación’. Es clave pues usted no tiene la facultad de devolver el tiempo pero sí de darle un nuevo significado.

10 Dé pasos efectivos. Nunca borre de la cabeza ese proyecto.


preguntas y respuestas

Carlos Mauricio Peñalosa

Psicólogo especialista en PNL

¿Qué pasa cuándo estamos en deuda con nosotros mismos?

Se genera una insatisfacción y la persona termina recalcándose a sí mismo diversas situaciones.

Cuando la persona está en deuda consigo mismo incluso puede enfermarse físicamente. Acordémonos que el cáncer no sólo es esa parte física sino una acumulación de resentimientos. Cuando se postergan los proyectos de vida se transmite esa insatisfacción de generación en generación, por eso es bueno tener claro que los proyectos de vida no dependen de las personas ni de las situaciones sino de nosotros mismos.

Postergar implica dejar a un lado lo que estoy haciendo por  otra cosa y eso se refleja en pensamientos negativos, críticas destructivas hacia nosotros mismos frente al otro.

Otra de las enfermedades que se generan es la artritis. Por lo general, las personas que tienen artritis son bastante resentidas consigo mismas, con la vida, porque han postergado eso que querían en la vida.

¿Qué hacer para pagarse esa deuda?

Es como verlo desde el plano espiritual. Hablamos de deudas, de eso que dejaste de hacer y luego lo pagas. Hay que hacer ese alto en el camino y decir hacia donde voy, hacia donde estoy llegando. Se debe evaluar cuáles eran esas metas y objetivos que me tracé y replantearlas, orientar ese proyecto de vida. Esa evaluación se puede hacer bien sea desde la pareja, de forma individual, desde lo profesional.

¿Por qué algunas personas llegan a determinada edad y revisan que han trabajado demasiado pero no tienen nada?

La insatisfacción llega porque no se han saciado o cumplido esas metas que se programaron o se desearon algún día. La persona debe ser flexible de pensamiento y emociones, tomar la vida con flexibilidad y tener claro que una cosa es desear y otra morir en el intento, pero tras la meta. Hay personas que dicen 'me hubiera gustado hacer eso' pero tampoco lo intentaron. El mensaje es intentar construir eso que quisieron algún día y no quedarse en los sueños, no terminar siendo personas netamente soñadoras.


Test

1. ¿Se ha dicho en reiteradas oportunidades que ha trabajado toda su vida y no ha visto los resultados?

2. La pregunta más difícil que le pueden hacer es ¿qué ha logrado a la fecha y en qué se siente realizado personal y profesionalmente?

3. ¿Más allá de su papel de madre o padre y de sacar a sus hijos adelante cree que no ha conseguido nada por sus propios medios?

4. ¿Es de las personas que piensa que en el momento de faltar en su casa, todo seguiría igual?

5. ¿No le encuentra sentido a la vida? ¿Más de una vez ha dicho que la vida es injusta y dura?

6. ¿Es de las personas que se quedó encarcelado en un lugar porque su único objetivo era una pensión, pero se siente totalmente desanimado con lo que hace?

Resultado: Cuando aparece ese grado de insatisfacción en su vida, en sus planes, en su trabajo diario, en su diario vivir, es claro que tiene grandes deudas consigo mismo que lo hagan sentirse vivo y fuera de la monotonía. Los psicólogos consultados manifiestan que para muchas personas su objetivo en la vida fue mantener un hogar y lograr que sus hijos fueran profesionales y eso los llena totalmente de satisfacción, por lo que no sienten deudas consigo mismos. Pero otros, que han hecho lo mismo, sienten que falta algo más. Lo mismo pasa con las personas que se atan a un trabajo por una pensión, pero no disfrutan su trabajo. Es hora de replantearse por qué razón ama la vida.


preguntas y respuestas

Claudia Astrid Becerra

Psicóloga Un. Nacional Especialista en Terapia del Sentido de la Vida

¿Qué pasa cuándo estamos en deuda con nosotros mismos? ¿Qué pasa en nuestro interior?

Si una persona siente que su vida tiene un fuerte propósito y sabe que no lo ha cumplido, se siente en deuda consigo misma. Puede  haber razones muy válidas como educar hijos, diversos proyectos económicos, la razón que sea.

Sin embargo como seres humanos necesitamos un proyecto de vida significativo más allá de la pareja, de los hijos, de lo económico. Se trata de tener un para qué vivir, así la vida tiene sentido.

De no lograr ese propósito, la persona empieza a sentirse frustrada y eso afectará su autoestima, su autoimagen, la relación con los demás por dar aquí y allá pero no haber hecho lo que siempre se quiso.

¿Cuándo es el momento de pagar esa deuda que tenemos con nosotros mismos?

A veces debemos ser conscientes que no lo logramos porque no dimos pasos efectivos y se creó una fantasía.

La vida tiene que ser un proyecto. Independientemente de la edad miro si puedo o no puedo cumplir esa deuda y replanteo la situación. Debo mirar qué otra cosa podría trazarme que le diera sentido a mi vida. Si no estoy satisfecha conmigo es porque dejé de cumplir algo. Pero si estoy satisfecho no tengo ninguna deuda.

A los niños desde pequeños hay que enseñarles que deben trazarse metas, porque al tener un para qué, se soporta cualquier cómo.

¿Qué pasa cuando le damos cabida a las frustraciones?

Cuando estoy frustrado puede generar que me autoagreda, que no me cuide, que no me valore, que se afecte mi autoimagen, mi autoconcepto.


LISTA

Beneficios si salda sus deudas personales

1 Su vida siempre tendrá sentido.

2 Hará para tener y no tendrá para hacer.

3 No tendrá que resignarse sino reasignarse a cumplir sus metas.

4 Transmitirá a toda su familia ese deseo de lograr siempre sus propósitos.

5 Se sentirá realizado y con ganas de cumplir más metas en la vida.

6 Se sentirá capaz y su autoimagen se consolidará.

7 Contagiará de positivismo a los que le rodean.

8 Será un ejemplo a seguir para los demás.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad