domingo 06 de septiembre de 2020 - 2:17 PM

¡En pareja, es mejor la cama King Size!

Ser uno mismo, mantener su identidad, sus relaciones sociales y aspiraciones le permitirá disfrutar de su espacio personal y ser feliz. Así fortalecerá los vínculos con su pareja y aportará armonía a la relación.
Escuchar este artículo

“Mi esposo y yo dormimos por primera vez en una cama “King Size” cuando nos vinimos a vivir a Bucaramanga hace unos cinco años. Antes dormíamos en una cama no tan grande y había momentos en los que no quería estar cerca de él, no porque no lo quisiera, simplemente, quería mi espacio”, cuenta Esmeralda, una ingeniera de sistemas de 34 años.

Lleva diez años con su esposo, y aunque reconoce que se casó joven, no está aburrida porque la relación ha cambiado.

“Fue raro porque a partir de que la cama era más grande, también sentí que emocionalmente ganaba en espacio personal. Empecé a ser más independiente y aunque él se sorprendió un poco al principio, al final reconoció que solo era por ese ego con el que fue educado”, cuenta Esmeralda.

Diego había aprendido por sus amigos, por canciones y por el cine, que el verdadero amor era aquel donde las personas están siempre juntas para todo.

Esmeralda también tenía esta formación a partir de la cultura, pero con el paso de los años, descubrió que si un matrimonio dura es porque los dos tienen también su tiempo y espacio para crear esa vida autónoma donde se sienten realizados.

“La confianza es fundamental: las dos personas deben hacer lo suyo y si algo sale mal, pues existe la separación. El caso es que uno no puede vivir siempre pegado al otro como “con colbón”, las dos personas tienen que ser felices y eso solo se logra si uno tiene sus pasatiempos propios, sus amigos con los que sale a charlar, si se realiza como persona y eso no tiene que ver con la pareja, es algo de uno como individuo”, explica Esmeralda.

La relación ahora se siente más bonita para los dos: “ahora conversamos más, de hecho, antes ya no teníamos nada qué decirnos... Y hasta hay más espacio para “jugar” en la intimidad”, cuenta.

En estos tiempos donde es preferible pasar más tiempo en casa, la cama “King Size” es un reflejo de la relación: tenemos suficiente espacio para estar juntos y suficiente para estar cada uno en su lado. Y ese es un buen equilibrio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad