viernes 17 de enero de 2014 - 12:01 AM

Errores más comunes para bajar de peso

El uso de aguas milagrosas a base de verduras o de hortalizas que contienen yodo, eliminar totalmente los carbohidratos o los dulces, sentir hambre y excederse con el ejercicio, son errores continuos a la hora de bajar de peso.
Escuchar este artículo

Claro. El camino más fácil es el que muchos anhelan. No hacer ejercicio y bajar de peso como por arte de magia. Pero la realidad les ha demostrado que esto es imposible.

Lo mismo las famosas dietas milagrosas que lo obligan a alejarse de grupos de alimentos incluso relevantes en su organismo, y después aparece el efecto rebote o yoyo.

Es claro que no se trata de sacrificios, de morir de hambre, de restringirse de un momento a otro de lo que le gusta, sino de tener la suficiente conciencia para cambiar sus hábitos alimenticios.

Y esto no requiere esfuerzo sino constancia y entender qué es lo mejor para su organismo. Eso es salud.

Por eso expertas en el tema invitan a los lectores a cambiar la palabra dieta por buenos hábitos.

Deje de buscar milagros, de cometer el grave error de escribir en los buscadores de Internet “cómo bajar más de cinco kilos en dos semanas” o “cómo lograr ese cuerpo esbelto sin sacrificios”. No solo es mentira, sino que es irresponsable de su parte exponer a su cuerpo a ese tipo de riesgos.

Lo mejor es buscar un nutricionista, desistir de dietas caseras o el consejo que le dio su amigo en el gimnasio, y empezar a crear su propio menú saludable. Alterne una buena alimentación con actividad física, pues este es el verdadero mecanismo para consumir y quemar calorías.

Y si esperaba bajar esos kilitos que subió en vacaciones en pocos minutos, tome conciencia desde ya en que no existen milagros sino constancia y disciplina.

1. Cuidado con el yodo

Catalina acaba de regresar al gimnasio, después de vacaciones y ha bajado más de tres kilos. Entre el 15 de diciembre y el 15 de enero luce más delgada, aún suspendiendo los ejercicios en ese periodo y haber disfrutado de las fiestas decembrinas. Carolina no duda en preguntarle a Catalina cuál es el secreto, a lo que ella responde que el agua con rábano durante siete días, le hizo perder varios kilos. Pero además ha comprado bicicleta y está realizando algunas rutas de manera disciplinada.

¿Este tipo de dietas funciona? ¿Hasta qué punto? ¿Qué pasa si nos excedemos?

Precisamente el rábano es uno de los alimentos que contiene cantidades de yodo que ayudan a quemar grasas sobrantes. Pero la glándula tiroides usa yodo para producir las hormonas que regulan el metabolismo.

La nutricionista Dahiana Castillo explica que “no es recomendable recurrir a este tipo de recurso, ya que el yodo produce una estimulación hormonal acelerando el metabolismo. Esto es jugar con el proceso normal de la glándula tiroidea y a futuro puede causar hipertiroidismo”.

2. Creer en milagros

Un gran error es creer en milagros y no tener paciencia.

Las personas tienden a querer los resultados de manera inmediata. Por eso cuando van al gimnasio durante un mes y ven que no hay resultados a simple vista, desisten.

Y así les ocurre con cualquier rutina de ejercicios. La razón: solo están esperando resultados a corto plazo. Incluso su prioridad termina siendo la parte estética y no le apuestan mucho a la salud. Por eso este se convierte en uno de los principales errores.

Se necesita un verdadero cambio de conciencia.

Y es que alrededor del tema de los resultados, se ha dicho que después de una dieta los resultados se ven al mes. Incluso dicen que lo que usted consumió en exceso se notará a los 15 días y no al día siguiente. ¿Qué tan cierto es esto?

En este punto estamos hablando de procesos metabólicos. Por eso la nutricionista dietista Dahiana Castillo, explica que “los procesos metabólicos se hacen de inmediato en el organismo, pero esto es muy relativo, depende de muchos factores, como por ejemplo la edad, la cantidad de actividad física que haga la persona, si fue deportista o no, incluso el género”.

Por ejemplo, las mujeres en edad adulta y sedentarias son las que más deben cuidar su alimentación porque la tendencia a acumular grasa es mayor en este grupo. Así lo explica la experta consultada.

3. Cero azúcares, cero carbohidratos

Empezó la dieta y decidió no consumir más azúcares. Tampoco carbohidratos: Adiós por completo al arroz, las pastas y el pan.

Tal y como explica la nutricionista dietista, Dahiana Castillo al respeto:

Hacer dietas muy restrictivas eliminando los carbohidratos del todo de su alimentación, los azúcares en general, se ha satanizado. “Es cierto que debemos consumirlos con moderación, pero estos alimentos son necesarios para nuestro organismo”.

La profesional Castillo hace énfasis en que estos son el sustrato energético para pensar y hacer las demás funciones del cuerpo. Además, el organismo es muy sabio, cuando entramos en una restricción exagerada de alimento hace el efecto contrario porque el cuerpo entra en estado de alerta (protección) y empieza a guardar toda la energía posible.

4. Aguas en ayunas

Agua de piña, agua con limón, jugo de tomate de árbol, entre otros. Todos en ayunas.

¿Funciona, es saludable, es perjudicial?

La nutricionista Dahiana Castillo, explica que no es perjudicial, pero lamento informar que el efecto que tienen estos “jugos” es más diurético que cualquier otra cosa, por sí solo no funciona.

“Usualmente la gente acompaña ésta práctica con dietas y le atribuye el efecto a los “jugos”, pero en realidad lo único que va a hacer es que la persona vaya más veces al baño, agrega la profesional.

Otros errores frecuentes

A demás de erradicar el pan y la pastas:

1 Evitar las legumbres.

2 Cambiar los edulcorantes con azúcar.

3 Comer ensalada como plato único. Hay quienes sustituyen los primeros y segundos platos de las comidas por una ensalada como plato único. Después tendrán más ganas de comer.

4 Dejar de comer frutas porque cree que subirá de peso. Puede comer uvas, claro que tendrán más calorías que una manzana o pera, pero eso no representará ningún riesgo en su alimentación.

5 Abuso de alimentos light. Estos también tienen calorías. No se exceda. Contienen grasas, azúcares y edulcorantes.

6 Comer menos veces al día no lo hará adelgazar. Recuerde que debe activar su metabolismo y comer entre cuatro y cinco veces. Pero eso sí, no comer cualquier alimento, sino frutos, granola o un yogurt.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Carolaind Camacho

Nutricionista Dietista

¿Cuáles son los errores más frecuentes en las dietas? El primer error es suspender las harinas, el segundo, hacer dietas mágicas por internet, consumir solo papaya, piña, atún, y luego comer alimentación normal.

El error es creer en esas dietas mágicas, recurrir a los métodos que dijo el vecino, el amigo, el compañero de trabajo o lo que encuentran en internet.

Por estos días también es común que recurran a los métodos que publicitan en televisión para perder peso. La venta de productos de ese tipo se disparan por estos días.

¿Qué decir de las personas que empiezan a eliminar una comida o un grupo total de alimentos, como los carbohidratos por ejemplo? Lo más común es escuchar que eliminaron las harinas y las consecuencias son terribles.

El organismo debe recibir entre un 50 y 55% de carbohidratos. Todo tiene una razón de ser. Por ejemplo el carbohidrato debe ir en gran proporción porque es el encargado de la digestión. Al no consumirlo, la gente empieza a sufrir de estreñimiento, malestar estomacal, irritación del colon y el gasto energético disminuye. Más adelante, cuando retoma su alimentación de siempre, subirá de peso más rápido.

Están los que empiezan a comer solo ensaladas. Con ellos pasa lo mismo. No le doy al organismo los carbohidratos que el cuerpo requiere y genero un choque en el metabolismo. Aparece el efecto yoyo y los daños.

¿Qué debemos tener siempre presente para no subir de peso?

Por supuesto no comer a deshoras, nada de dietas mágicas.

Los que consumen solo proteína acompañada de grasa y empiezan a aparecer los problemas de colesterol, triglicéridos y demás.

Parece que pierden peso, que se ven mejor, pero se realizan exámenes de laboratorio y tienen todo alterado.

Por eso la solución será tener la paciencia para ver los cambios en el cuerpo, producto de una buena alimentación.

No puedo pensar que como subí de peso rápido en un mes, puedo bajarlo igual de rápido al otro mes.

Lo normal es que la persona pierda máximo cuatro kilos en un mes. Pero algunos quieren perder esos cuatro kilos en una semana y el daño al metabolismo es grandísimo.

Los resultados se logran con paciencia, y consultando al experto que le dará una dieta saludable, en cinco tiempos de comida. Todo se trata de alejarse de los excesos y alejarse de no comer nada.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad