jueves 26 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Es como Peter Pan, no quiere crecer

Una cosa muy distinta es comportarse como niño, jugar con la pareja, preservar ese instinto de inocencia, salir con una que otra picardía, pero otra muy diferente es quedarse en esa actitud infantil y no asumir que ya se es grande.

El Síndrome de Peter Pan puede estar afectando a su pareja. Es posible que él o ella no quieran salir de casa a pesar de la edad que han adquirido.
Tienen una relación pero no se asoma la mínima posibilidad de asumir compromisos serios, más allá de un noviazgo de adolescentes.

Cuando el grado de inmadurez contagia a alguno de los integrantes, es posible que la relación se quede a mitad del camino o que el único compromiso que se adquiera sea irse a vivir a la casa de los padres de él o de ella.

Así lo explican los expertos consultados por Vanguardia Liberal, quienes le dan las pautas para que usted determine si su pareja tiene un ‘norte’ definido o sólo se está viviendo en ‘el país del nunca jamás’.

preguntas y respuestas
Yolanda Hernández / Psicóloga


¿Hacia dónde va una relación cuando alguna de las partes sufre del Síndrome de Peter Pan, no quiere crecer, asumir un compromiso, etc?
El Síndrome de  Peter Pan se le atribuye a  los hijos cuarentones que  deciden  permanecer en su casa paterna, coloquialmente  hablando viviendo en el 'hotel mamá'. Les gusta contraer relaciones de pareja, libre de compromisos, son divertidos y  les encanta  participar en  eventos sociales.  

Generalmente cuando la pareja sufre este síndrome, no se cristalizan los sueños, la inseguridad no les permite  avanzar en puntos concretos.  
Por lo tanto, es posible que la pareja termine  viviendo en la casa de los padres por un tiempo y luego se produzca una ruptura en la relación.
El sentido de responsabilidad y compromiso les aterra, por eso es más fácil evadirlo.

¿Qué pasa con esas personas que son inmaduras emocionalmente?
Ocurre  que casi nunca saben realmente qué es lo que quieren, pese a ser personas con inmensas ganas de vivir y con deseos de  disfrutar la  vida, en el momento de tomar  decisiones dan tantas vueltas al asunto que no saben qué hacer. Su inseguridad no les permite actuar con responsabilidad. Son personas que no saben diferenciar entre haber crecido y ser adultos.

¿Cómo abordar a la pareja y ayudarle a salir de este estado?
Partiendo de la relación de confianza que existe en la pareja, se deben revisar los planes o proyectos en conjunto con el fin de establecer pautas para lograrlos.

Depende del interés que se manifieste y la actitud que se muestre para construir en pareja.
Para que la relación se fortalezca debe existir sinceridad y reconocimiento de las debilidades que se poseen, trabajando en pareja  hacia  el sueño propuesto; de lo contrario es una relación sin bases para construir.

No es inmadurez, es demostración de ternura

La relación de muchas parejas tiene un toque de ternura, de inocencia, que lleva a mantener la chispa entre los dos.

Esto es totalmente diferente a la inmadurez, pues estas personas saben en qué momento asumir un papel de niños y en qué situaciones comportarse como adultos.

Según explicó el psicólogo social Freddy Hernando Cristancho, 'una faceta de la personalidad puede ser el actuar como niños sin que se desequilibre el orden social y personal, de acuerdo al momento o situación de la vida. Esa faceta de la vida personal es un elemento de ayuda en la relación y en la etapa del enamoramiento mucho más'.

Es por eso que la frase que dicta 'no debemos olvidar el niño que llevamos dentro', es necesaria en las relaciones de pareja.

'Es el alimento del alma y lo importante es usarla cuando sea necesario. Si podemos expresar nuestros sentimientos para revitalizar nuestra energía y sentirnos vivos es un don y no un defecto', agregó el profesional.

Para la psicóloga Yolanda Hernández, 'la ternura y la espontaneidad son demostraciones propias de los seres humanos. Nos encanta todo aquello que no sea postizo, las demostraciones de afecto que no se planean, que se manifiestan por la inspiración que se percibe hacia otro ser'.

LA VOZ DEL EXPERTO
Freddy Hernando Cristancho / Psicólogo social


'La pérdida o falta de interés o el miedo y falta de decisión por asumir compromisos es un detonante para la insatisfacción afectiva o una muestra de la falta de amor. El amor se demuestra con actos, el amor se construye con compromiso y lo mejor, se hace con agrado. Cuando estas cosas faltan no existe interés por generar un lazo o un compromiso que involucre los seres que se aman.

Este tipo de comportamientos que también son de carácter cultural afectan la convivencia y realzan la aparición de la monotonía como también la dejación afectiva y el compromiso social. La otra persona se cansa, busca la forma de llenar los vacíos que esta situación puede producir y por otro lado coarta la expresión de la personalidad'.

Cómo vencer el miedo al compromiso
paso a paso...


1 Los expertos explican que el primer paso es reconocer la situación y aceptarla.
2 Posteriormente debe encontrar las causas que han llevado a que se presente esta situación.
3 Aprender a asumir riesgos y manejar expectativas.
4 Dejar a un lado la actitud pasiva ante la vida.
5 Establecer un proyecto de vida personal y en pareja.
6 Utilizar el diálogo en pareja.

LISTA
Señales que le permiten detectar que su relación no va para ningún lado


1 Lleva muchos años de noviazgo y su pareja le dice que aún no es el momento de conocer a su familia
2 Su pareja nunca utiliza términos relacionados con el futuro.
3 Esa persona con la que comparte una relación manifiesta que su ley de la vida es vivir el momento.
4 Por lo general su pareja es activa socialmente, le gustan las banalidades, pero nada que esté relacionado con el compromiso.
5 Si se detiene a analizar su relación, no tienen un solo proyecto en pareja.
6 Su pareja ya tiene una edad avanzada pero aún vive en la casa de sus padres. No siente ser capaz de lograr la independencia.
7 ¿Tener hijos, casarse? Esos temas nunca se le han pasado por la cabeza a su pareja. Le espanta el solo hecho de que usted bromee con ese tipo de comentarios.

Detrás de ese miedo al compromiso

Las personas que temen al compromiso o a cambiar su estilo de vida, esconden detrás de esa actitud muchas causas que incluso pueden convertirse en eventos traumáticos.

Según explicó el psicólogo Freddy Hernando Cristancho, estas pueden ser algunas de las situaciones que se presentan en este tipo de personas:

1. Separaciones amorosas o anteriores desamores
2. Timidez
3. Baja autoestima
4. Introversión
5. Fobias al compromiso
6. Fobias a la responsabilidad o ‘hipergiofobia’ 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad