jueves 26 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Es que yo soy la víctima

Como si se tratara de una película de acción o de drama, el director siempre elige un protagonista que es bueno, noble y lucha por sus sueños.

Pero la historia no sería la misma si no apareciera el antagonista, el villano, el malo que quiere interponerse en sus metas, en su trabajo, en su vida familiar o en su pareja.

Muchas personas llevan esos guiones de cine a la realidad, pero con la gran diferencia de que son ellos  quienes eligen ser las víctimas.

Adquieren un papel de sufridos, de impotentes, de indefensos, pero nunca asumen que ellos pueden ser los villanos detrás de esa máscara de lástima o indefensión.

No todo el tiempo se debe asumir que se tiene ese papel. Aunque en ocasiones sí hay otras personas que vulneran los derechos y quieren pasar por encima del otro, no todo el tiempo se puede sumergir la persona en el papel de víctima.

Detecte cuándo las personas asumen ese papel para ganar partida a todas las situaciones y quedar siempre como los buenos del paseo. 

Vea además en la edición impresa

  • Víctima en la pareja
  • Víctima en el trabajo
  • preguntas y respuestas
  • LA VOZ DEL EXPERTO / Maritza Otero Psicóloga social comunitaria con experiencia en PNL
  • LISTA / Tenga en cuenta

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad