viernes 31 de octubre de 2008 - 10:00 AM

'He sido víctima de mi propio ego'

Cuando actuaba en ‘La hija de Nadia’, su segunda participación en televisión a mediados de los noventa, a Julián Román se le subió la fama a la cabeza.

No fue fácil para un muchacho de 16 años de edad asumir el éxito obtenido en esta comedia. 'Bien pelado, reconocido en la calle, ganando plata y aún en el colegio.

Me enloquecí y me tiré el año. He sido víctima de mi propio ego', recuerda entre risas Julián Román, quien no se cambia por nadie al estrenar su primer protagónico en la televisión: 'Valentino, el argentino', un personaje víctima de su ego.

Fue su padre, el legendario actor Edgardo Román, quien le ayudó a poner de nuevo los pies sobre la tierra, a través de una charla tranquila y amena.

'La fama dura el tiempo que la telenovela está al aire', fueron las palabras del veterano actor para Julián, quien reconoce que su padre lo ha dejado vivir, para que él mismo reconociera sus errores.

Esa frase Julián se la repite así mismo una y otra vez, además de compartirla con los jóvenes actores que suelen trabajar con él, ya sea en la televisión, el cine o el teatro.
Por eso, no se le han subido los humos pese al éxito de sus personajes, como en 'Los Reyes' en el que hacía parte del elenco pero terminó robándose parte del show.

Eso lo notaba en la calle, cuando la gente lo reconocía con su cabello alborotado y teñido de amarillo (características físicas de su personaje).

'La gente paraba y decía, 'es de verdad ese cabello horrible', y tenían razón, 'era horrible', admite entre risas el actor.

Pero eso ya quedó atrás, y desde enero de este año se convirtió en ‘Valentino’, grabando entre Colombia y Argentina durante casi diez meses.
'Esto es algo atípico; usualmente las telenovelas se estrenan cuando se tiene una buena cantidad de capítulos grabados, y a la medida de que un personaje funcione más, pues se van reacomodando los libretos.

En este caso no, la apuesta es directa a que ‘Valentino’ funcionará tal cual se creó' comenta Román.

Para Julián, la apuesta es clara en esta producción, 'divertir durante una hora a los televidentes' con una producción donde el humor se combina de manera constante con el drama.

AMIGO IMAGINARIO


Cuando Julián Román conoció el perfil de su personaje, ‘Valentino’, le pareció extraño, curioso y arriesgado. 'Completamente deseable para cualquier actor'.

'Es un tipo que tiene un amigo imaginario, a quien culpa de todo lo que le pasa. Además, se cree argentino porque su padre es de allí, entonces piensa que también es argentino, que su nacimiento en Colombia sólo fue un accidente', comenta el actor. Para colmo de males, su amigo imaginario tiene todos los elementos del estereotipo argentino que se ha creado con el tiempo.

Vanidoso y egocéntrico, cosas que le transmite a Valentino a diario. 'Aunque jugamos con los estereotipos, con el pasar de la telenovela y el viaje a Argentina, empezamos a presentar la verdad sobre los argentinos, gente querida y muy amable. Es terminar con ese tipo de imágenes erradas que lo único que hacen es distanciar a los pueblos', afirma el actor colombiano.

No ha sido fácil, tanto para la producción como para Julián, llevar a escena los encuentros y desencuentros con el amigo imaginario de Valentino.

'Tenemos que hacer escenas donde él aparece y otras donde sólo Valentino lo ve. No ha sido fácil pero es bien divertido', agrega.  Se siente cómodo en el humor, pero no se niega al encanto que le pueden producir otro tipo de personajes, algunos de ellos dramáticos, otros siniestros.
'Gracias a la llegada de series como ‘Mujeres asesinas’ y ‘Tiempo final’, he podido explorar más este tipo de personajes.

Además, también existe la posibilidad del cine y el teatro, en el cual no he dejado de trabajar', comenta el nuevo protagonista de la televisión colombiana. Aunque el gusto por el cine y el teatro siempre han estado, con participaciones en seis películas y una docena de montajes teatrales, Julián Román es un defensor del trabajo actoral en televisión. Según dice: 'Se requiere de mucho esfuerzo y dedicación para actuar en televisión y hacerlo bien.

No soy de los actores que viven de la televisión y se quejan de ella. Para mí la responsabilidad en escena es la misma en televisión, teatro o cine'.
Con su padre mantiene una relación muy cercana, tanto familiar como profesional, al intentar siempre, al menos una vez al año, trabajar juntos, como lo vieron los televidentes de ‘Tiempo Final’ en su primera temporada, y próximamente en el cine.


'En 2009 vamos a rodar una película en Medellín donde participaremosjuntos. Es una bonita experiencia siempre, porque no he dejado de contar con el apoyo y la sabiduría de un maestro de la actuación como él', finaliza Román.

línea de tiempo
Producciones en cine y televisión

1988
Técnicas de duelo: Una cuestión de honor
1994
Águilas no cazan moscas
1996
Guajira
1997
La hija de Nadia
1998
Felisa Romero,
Golpe de Estadio
1999
Me llaman Lolita,
Por qué diablos
2001
Amor a mil
2002-2004
Francisco, el matemático
2003
Tres hombres tres mujeres, Primera noche
2005
Los Reyes, el trato
2007
La Beca
2008
Tiempo final y Valentino, el argentino, Retratos de un mar de mentiras

Más de Julián

  • Es vegetariano
  • Suma a su lista de novias hermosas a Silvia de Dios y Geraldine Zivic. Es un hombre de relaciones largas y duraderas. Eso lo comprueba su relación con Silvia de Dios por cuatro años.
  • Se considera un hombre alegre, de buen humor y buen conquistador.
  • Es un hombre romántico, de esos pocos de flores, llamadas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad