domingo 26 de abril de 2009 - 10:00 AM

'Hoy quiero estar contigo'

Las copas estaban sobre la mesa de noche. Al finalizar cada día los dos llegaban a la cama y brindaban con agua o con vino por algo especial que habían vivido juntos. Y para decirle al otro que querían establecer un encuentro íntimo y sexual, no necesitaban palabras para hacérselo saber a su pareja.

Sólo necesitan despertar ese día, voltear su copa y dejar una nota en la mesa de noche con un mensaje especial para que el otro entendiera de inmediato cómo concluiría ese día.

Son muchas las expresiones eróticas que usted puede construir con su pareja para decir sin palabras ‘quiero estar contigo’.

Aunque el guiño o las palabras sean suficientes, muchas veces se hace importante establecer códigos o rituales para decir ‘hoy pasarás una noche maravillosa, te espero'.

Sólo necesita hacer uso de su creatividad y poder de seducción, para que sorprenda a su pareja con un encuentro fantástico que se sale de toda rutina.

El preámbulo, crear escenarios, códigos en común, resulta satisfactorio para los dos, lejos de una simple frase como 'a la camita'.

LA VOZ DEL EXPERTO


Marcela Ariza / Directora del Instituto de la Familia de la Universidad de La Sabana.

'La relación íntima de los esposos es un ritual completo. Pero no empieza sólo a partir de un momento determinado, a partir de las 10 de la noche. El ritual empieza desde que la persona se levanta, desde la forma como la tratan a lo largo del día con cada mensaje. Es toda una preparación para tener encuentros más lindos, más amorosos, más delicados.  

Al pensar en el otro y no sólo en mí, ya estoy preparando el momento, no estoy generando relaciones improvisadas. Si sé que la otra persona disfruta, si sé que le brindo detalles, mensajes positivos, lo destaco, que lo hago o la hago sentir importante, el encuentro será maravilloso.

Claro que hay responsabilidad marital y muchas veces estamos pensando en el otro, brindando un momento íntimo generoso, pero cuando ya se pasa a la fuerza, definitivamente es abuso o violación'.

LISTA
Elementos que generan un ritual


1 Empiece por conocer los gustos de su pareja y combínelos con los suyos para crear un ritual propio.
2 Así como para su pareja es erótico el vino, una copa, una sábana negra o una palabra, para usted pueden haber otros elementos.
3 Mezcle esos elementos y recree una fantasía. También puede crear rituales que no necesitan palabras para decir 'quiero estar contigo'.
4 Esto le dará un toque de misterio a sus relaciones íntimas. Una carta sobre la cama, un trago de licor en la mesa de noche, un objeto sobre la almohada o esa prenda de vestir que tanto le gusta ver a su pareja serán claves preestablecidas.
5 Es importante que no copie fantasías de otros porque esos elementos no le podrán generar deseo ni a usted ni a su pareja.

preguntas y respuestas
Catalina Valencia / Psicóloga

¿Cómo las personas pueden crear rituales, o códigos alrededor de su sexualidad?
Cuando las parejas van construyendo ciertos metalenguajes y le dan a una palabra una simbología especial, se puede construir un ritual en pareja.

A partir de un chiste, a partir de esa comunicación personal, se crea una costumbre que enriquece el mundo de la comunicación y de lo erótico y afectivo.

¿Se cae muchas veces en la obligación del encuentro íntimo con la pareja? Desde luego, y eso se da por no tener esa costumbre, por no enriquecer los códigos de la comunicación en pareja. Si tenemos en cuenta que hombre y mujer piensan diferentes, que los hombres y las mujeres les damos dimensiones a otras cosas, y a partir de eso creamos un juego erótico en el que participamos los dos, no se caerá en la rutina.

Si la mujer imprime lo que para ella es importante va a disfrutar más su sexualidad. A veces las personas creen que lo sexual sólo está relacionado con el coito, con la penetración, pero cuando se crea un masaje, una caricia, un arrunche, esto trae un componente afectivo erótico para los dos miembros de la pareja.

¿Ir al grano?

Recuerde cuando comenzó su vida sexual en pareja. Siempre buscaba la forma de recrear situaciones y hacer especial el momento.

¿Por qué lo olvidó?
Recuerde que las mujeres reclaman elementos eróticos antes de la actividad sexual.
Piense si no resulta demasiado simple o aburrido caer en lo mismo.

Todo es producto de su creatividad. Si tienen una canción en común que les resulta erótica, ¿por qué no ponerla justo cuando usted quiere un momento íntimo con su pareja? Así puede construir claves entre los dos.

preguntas y respuestas
Juan José Cañas Serrano / Psicólogo


¿Las personas pueden terminar viendo la vida íntima o sexual como una rutina o incluso como una obligación marital? Que la rutina termine afectando la vida sexual de la pareja no sólo constituye una posibilidad, sino que en la mayor parte de las parejas, por no decir en la totalidad, termina siendo así.

Todos los que hemos tenido vida íntima sabemos que no es lo mismo el primer beso que el milésimo beso, que no es lo mismo escuchar por vez primera ¡Te quiero! que escucharlo por milésima vez. La repetición de la experiencia inevitablemente termina incidiendo en el grado de satisfacción que se derive de ellas y en la postura que se asuma frente a la misma. Dependiendo del manejo que se haga de esta situación, puede ocurrir, y suele ocurrir en un porcentaje de casos, que terminen  produciéndose respuestas de evitación.
Presionar u obligar al cónyuge a tener actividad sexual es un error que suele cometerse con alguna frecuencia. Obligar al cónyuge (hombre o mujer) a tener actividad sexual es ilógico, es como obligar a alguien a tomarse un vaso de leche cuando no quiere hacerlo.

¿Por qué la mujer siempre espera más en el preámbulo y relación post sexual? En lo atinente a la actividad sexual, los hechos parecieran indicar que los dos géneros van a ritmos diferentes; lo que tradicionalmente se ha observado es que la respuesta sexual del hombre es bastante más rápida que la de la mujer, lo que significa que él pareciera estar siempre listo para copular, en tanto que a ella hubiera que empujarla a hacerlo.  No obstante, como lo señalaba José Ortega y Gassett, en ocasiones 'los hechos ocultan la realidad'.

Es posible que las diferencias encontradas en el comportamiento sexual de los hombres y las mujeres, que tradicionalmente se pensó que estaban determinadas por la biología, tuvieran mucho que ver con factores culturales. Lo que es claro es que el comportamiento sexual de las mujeres ha variado sustancialmente después de que los colectivos feministas reivindicaron su derecho al orgasmo. Es posible que la excitación sexual tenga mucho que ver con el hecho de tomar la iniciativa y que, en consecuencia, quien acaricie requiera de menos tiempo para copular que quien es acariciado.

No a la agresión

Es importante analizar qué situaciones llevan a la otra persona a sentirse agredida. Según explicó el psicólogo Juan José Cañas, 'en la vida en pareja no es fácil y no sólo se presentan dificultades y agresiones en el área sexual. Como todo está relacionado con todo, es muy posible que la renuencia a tener actividad sexual con el cónyuge tenga que ver con problemas en otras áreas'.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad