miércoles 28 de octubre de 2009 - 10:00 AM

¿Cómo están sus emociones?

¡Positivo!

Ese fue el resultado de la prueba de embarazo. También fueron varias las emociones que surgieron con la noticia.

Es posible que usted salte de la dicha con su pareja porque ya venían preparándose para ser papás.

Pero está también el caso de la mujer que recibe la noticia y se niega a ser mamá o piensa que no es el momento propicio en su carrera o en su etapa de estudiante.

A partir de ese momento surge un rechazo, ella se prepara para ocultar su bebé y llora todo el tiempo.

Está también el caso de la mujer que se siente feliz con la noticia pero el papá no comparte ese mismo sentimiento. Cada una de esas emociones incide directamente en el desarrollo del bebé. Por eso lo mejor es que usted asuma su papel de madre como se plantea en la primera opción.


Antes del embarazo

Las ventajas de programar el embarazo son evidentes. Usted contará con la mejor estabilidad económica o por lo menos tendrán claridad sobre los gastos que acarrea la llegada de un bebé.

Esto le dará la tranquilidad para manejar muy bien la etapa del embarazo, pues no lo cogerá ‘fuera de base’ sino que tendrá todo bajo control para ese periódo sea el mejor para usted y su pareja.


Durante el embarazo

Aunque no es regla de oro, los cambios hormonales pueden incidir notoriamente en el estado anímico de la mujer.

Durante el embarazo es bueno que usted sepa manejar este ramillete de emociones:

Pasar repentinamente de la alegría al llanto.

Irritabilidad, mal humor.

Hipersensibilidad.

Inseguridad.

Sentirse gorda y fea.

Fragilidad.


¿Qué han dicho los estudios?

1. Las mujeres que tienden a la depresión y al rechazo social durante su embarazo son las que tienen menor apego maternal por sus hijos.

2. Estudios afirman que el estrés intenso durante el embarazo, ya sea producto de la presión laboral, el maltrato en la pareja o la muerte de un familiar cercano, pueden generar un parto prematuro o bajo peso en el bebé cuando nace. La hipótesis que manejan los investigadores es que los niveles elevados de hormonas del estrés asociadas con la depresión y ansiedad, como el cortisol, pueden reducir el aporte sanguíneo a la placenta e inducir un parto prematuro.

3. La exposición a niveles elevados de estrés prenatal, sobre todo durante las primeras semanas de embarazo, puede influir negativamente en el desarrollo cerebral del feto, determinando alteraciones del desarrollo de las habilidades intelectuales y del lenguaje en el niño.

4. En marzo de 2007 un equipo del Institute of Reproductive and Developmental Biology, del Imperial College London, publicó que es más probable que el bebé tenga riesgo de déficit de atención e hiperactividad, ansiedad, y retraso en el desarrollo del lenguaje producto de la depresión o ansiedad materna postnatal.

6. Un estudio realizado con más de 14.000 mujeres en el condado británico de Avon determinó que los problemas de ansiedad materna durante el embarazo pueden llegar a afectar la adolescencia de los hijos. Los jóvenes pueden presentar una mayor impulsividad y un menor cociente intelectual.

7. Cuando la madre tiene que hacer frente a importantes peligros, el bebé es programado para nacer en un mundo lleno de peligros. El estado de hipervigilancia, caracterizado por rápidos cambios en la atención del niño, en nuestra cultura es vista como un problema, no como una ventaja.

8. Estudios demuestran que las mujeres que tienen mayor apoyo social y autoestima son las que menos se exponen a la depresión durante el parto.


LA VOZ DEL EXPERTO

Olga Susana Otero

'El bebé en gestación es un pedazo del cuerpo de la madre y está conectado por el cordón umbilical a todos los cambios hormonales de la madre.

Por eso cuando una mujer sufre una depresión constante, una alteración de los cambios en la cantidad de neurotransmisores cerebrales, la situación también llega al bebé.

Las rabias o penas también son cambios químicos dentro de la madre. El miedo produce adrenalina, el sueño muestra que hay melatonina circulante y cada sentimiento se expresa en el cuerpo físico, así que todo pasa al bebé por medio de la madre.

En casos de rechazo, indiferencia ante el bebé, rechazo del padre, tristeza constante de la madre y llanto, el bebé captará químicamente los cambios.

Al nacer sentirá que la madre no lo acuna o recibe; en esos casos la madre necesita apoyo para la aceptación de los cambios físicos y de temperamento que produzcan el embarazo, el parto y post-parto del bebé'.

 

Después del parto

Para un bebé también es importante el trato después del parto y el estado anímico de la madre, su felicidad y entrega. Para que un bebé adquiera una estructura básica la madre necesita:

1.    Acunar, arrullar.

2.    Contener, no dejar que el niño se desborde en sentimientos o emociones. Si se le abandona a su suerte el niño percibe ese desprendimiento como abandono.

3.    La última función es la interpretación de crear el apego. Los sentimientos del niño fallan si las dos anteriores características no están en una madre. La madre aprende en ese vínculo con el hijo cuando él está con hambre, cuando siente frío, o simplemente con el sueño. El hijo sabe quién es la madre por el olor, luego por la voz y el conjunto de la cara.


preguntas y respuestas

Carlos Alberto Otero

Psiquiatra

¿Por qué es importante el estado anímico de la mamá durante el embarazo?

Se puede decir que hay una simbiosis entre la mamá y su bebé durante el embarazo, esa conexión se da mediante el cordón umbilical, pero no sólo en lo físico sino en lo psicológico. El cerebro de ese bebé después de la semana 12 cuando ya está formado, empieza a hacer un registro físico y emocional. Por eso cualquier estado de ánimo, cualquier pensamiento se transmite ya que son un equipo. Esta es la razón por la cual se hace necesario que el ambiente y las emociones estén lo mejor posible para esa mamá y ese bebé.

Cuando hay un rechazo o la mujer no estaba preparada para su embarazo, ¿cómo afecta esta situación al bebé en gestación?

Esos miedos y temores son las raíces de la depresión y la ansiedad en las nuevas generaciones. Así se alistan nuevas generaciones para la presencia de trastornos emocionales.

¿Para eso qué se puede hacer?

Se debe realizar un enfoque individual con esa mamita y luego un enfoque familiar, mejorar su ambiente y asistirla semanalmente con psicoterapia para evitar a toda costa un tratamiento farmacológico. De esta forma la mamá logra mejorar sus estados emocionales y va a tener un embarazo en feliz término.

¿El rechazo del papá también influye en el desarrollo del bebé?

Si es un rechazo que se verbaliza, que se presenta mediante la violencia o el insulto, el bebé capta la evidencia de la mamá, lo que ella siente, y es capaz de entender los estados emocionales que sufre su mamá por lesión de su compañero. Esos niños que se ven expuestos a esas situaciones son los que nacen con problemas inmunológicos, que viven en consultas médicas porque vienen con deficiencias. Cuando un niño presenta una discapacidad emocional, de inmediato se afecta su sistema inmunológico y por ende se presentan las enfermedades físicas.

¿El estrés prenatal en la madre puede afectar a los niños en su adolescencia?

El rechazo se traduce en un entendimiento por parte de ese bebé en gestación y luego en proceso de desapego por abandono, que en el caso de adolescentes puede generar ansiedad o tristeza profunda. Por eso es que muchos de ellos caen en las drogas y el alcohol.


Cómo trabajar durante nueve meses

1. Elija lugares que le aporten tranquilidad y bienestar. No se exponga a sitios de conflicto.

2. Al levantarse eleve una oración por el bienestar del bebé. Lo mismo a la hora de alimentarse para que no sólo usted reciba los beneficios nutritivos sino su bebé.

3. Cuando se duche envíe al bebé toda la energía positiva y llénelo de luz.

4. Antes de acostarse realice el mismo ritual con una oración para que su bebé tenga una noche placentera y tranquila.

5. En caso de que sienta intranquilidad o nervios lo mejor es hacer ejercicios de respiración, tomar una ducha, leer un libro de positivismo y descansar placenteramente.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad