jueves 05 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

¿Cómo romper el hielo?

Pareciese que se impusiera entre los dos un iceberg. Si pudiera plasmar la distancia que hay entre usted y esa persona que tanto le gusta, seguro lo describiría de esa forma.

Usted siente que los separa un témpano de hielo y no sabe cómo acercarse, cómo entablar una conversación y cómo hacerle entender a ella o a él que usted existe. Si le cuesta romper el hielo, siga las siguientes recomendaciones para que pueda cruzar palabra con esa persona que lo pone a temblar y acabe con esas fría distancia que les impide saber qué tanta química puede surgir entre los dos.


Estrategias para que intente romper el hielo

1. En busca de afinidades

Estará en sus manos indagar sobre los gustos de esa persona que le fascina. Sea una persona más observadora y analice qué tipo de música le gusta oír, cuál es el tema de conversación que le fascina, en qué departamento trabajó y a qué se dedica, cuál es su profesión, qué deporte le gusta. Si coincide con algunas de sus preferencias, puede lanzarse a una conversación amena e interesante. Pero si no tiene idea de qué le gusta, nunca ha escuchado ese grupo musical, no tiene idea de números y a ella le encantan las finanzas, lo mejor es no intentarlo por ese lado. Necesita conocer con propiedad ese tama para que no termine embarrándola.


2. Muestre interés por un tema específico

Si él o ella manejan a la perfección determinado tema laboral, o esa persona tiene varias fortalezas dentro de su equipo de trabajo o grupo de estudio, por ese lado puede ‘romper el hielo’. Interésese por eso que a ella o él tanto les gusta, por esa fortaleza que tienen. Además de elevarles un poco el ego, sentirán que a usted le interesa aprender o conocer asuntos que no tiene idea.


3. Un ‘favor’ rompe el hielo

¿Podrías prestarme ese Cd? ¿Me ayudarías con este balance? Me encanta ese autor, ¿podrías prestarme ese libro? Estos favores suelen ser efectivos para romper el hielo. Claro que necesita que la otra persona conozca por lo menos su nombre para que se acerque y pida un favor. De lo contrario puede enviar un mensaje de ‘confianzudo’. Eso sí, que el favor no sea ¿Podrías llevarme hasta la casa? Este tipo de situaciones pueden generar un doble efecto.


4. Humor sutil

'Esta bien, te acepto el café'. Es posible que la otra persona nunca lo haya invitado a ninguna parte, pero usted ha sentido cierta química cuando se saludan o se despiden, incluso cuando intercambian un par de palabras. Es posible que ella sonría y le parezca muy original su forma de romper el hielo y la iniciativa termine en una primera cita. Pero eso sí, conozca muy bien el carácter de la otra persona, porque puede terminar pensando que usted es un atrevido o peor aún ‘iluso’ al pensar que ella es quien lo está invitando.


5. Una ayudita del facebook

Aunque el uso de las redes sociales tiene algunos puntos en contra, también pueden convertirse en ese empujón para romper el hielo. Puede empezar por buscar el nombre de esa persona que le gusta y mirar qué amigos en común tienen. Ese puede ser su próximo tema de conversación. 'Oye, no sabía que conocías a esta persona', 'no tenía ni idea que hubieras estudiado en ese colegio'. Seguro será un tema para romper el hielo.

Pero si se siente más seguro puede enviarle la invitación al facebook. De ser aceptado tendrá posibilidades, pero si lo dejan en espera largo tiempo, no hay nada que hacer.


6. Encuentros inesperados

Si esa persona estudia en su misma universidad pero no la misma carrera, si ella trabaja en su misma empresa pero no en su departamento, si ella vive en su conjunto residencial pero no en su torre, es el momento de que empiece a cuadrar esos 'encuentros inesperados'. Seguramente usted habrá escuchado más de una vez la frase 'qué sorpresa, hace rato no te veía'. Detrás de esa coincidencia puede haber más de un plan. Usted puede hacer lo mismo y empezar por coincidir en los horarios de entrada, de salida, las visitas a la cafetería, entre otras zonas comunes para el encuentro inesperado, la hora de bronceo los fines de semana, los horarios para ir al gimnasio, la hora del receso en el trabajo.


7. Una noticia de última hora

No es que usted quiera parecer todo un ‘ñoño’, pero los temas de actualidad son importantes para romper el hielo. Usted no sólo se muestra interesante, sino informado y con mucha preparación. Ese es un punto a favor para un buen comienzo. Las mujeres miran más que fachadas.


preguntas y respuestas

Paola Marcela Rodríguez

Psicóloga

¿Qué pueden hacer esas personas tímidas para que tengan buenos resultados en sus relaciones interpersonales?

Cuando alguien es tímido lo más importante es no apresurarse para no cometer errores y tomarse tiempo para identificar qué le gusta a la otra persona, qué le disgusta y de qué personas se rodea. Si esa persona que le atrae comienza a hablar muy bien de la persona tímida, eso facilitará de inmediato romper el hielo.

¿Cómo no pasarse de la raya cuando se quiere ‘romper el hielo’?

Siempre es muy importante no ser hostigante, dirían los adolescentes 'intensos' con llamadas, visitas, o excesivos detalles. Cuando la persona sofoca, es decir es muy intensa, no se logra el objetivo. Por el contrario, todo mesurado funciona mejor, lo importante es ir despacio pero seguro, porque como dicen las mamás: ‘del afán sólo queda el cansancio’.

Se debe conocer primero a la persona, por lo menos en alguna medida, ser analítico y determinar si la persona a la que se va a conquistar es extrovertida o introvertida.

¿En qué errores suelen caer las personas cuando quieren romper el hielo?

Un regalo que no le gusta a la persona a la que se va a conquistar, lo mismo quedarse como momia, inmóvil, dejar pasar la oportunidad y no decir nada cuando se tiene a la persona en frente.

¿Influye mucho este primer paso para una posible relación a futuro?

Romper el hielo es importante pero no determinante para que la relación sea estable y permanente en el tiempo. La relación atraviesa por diferentes etapas y la primera es la conquista que consiste en romper el hielo y mostrar lo bonito que se tiene. Se diría que sólo se ve la fachada.

Una relación se mantiene cuando se encuentra afinidad con la otra persona en sus gustos, su manera de pensar, sus proyectos, sus actividades, hobbies y sus creencias religiosas.

 

LA VOZ DEL EXPERTO

Paola Carolina Reyes

Psicóloga

'Para romper el hielo en las relaciones interpersonales de toda índole se hace necesario un entrenamiento, es esa asertividad que se va logrando a partir de la experiencia. Para conseguirla se necesita dar el primer paso, lanzarse, arriesgarse. Lo importante es tomar el riesgo hasta que la persona logre una charla, sea capaz de generar ese vínculo a partir de la conversación. Si la persona está informada puede establecer un tema en que esté en boga. Otra estrategia fácil es saber qué le gusta a la otra persona, contarle qué le gusta y algo muy importante creer en sí mismo, creer en su propia imagen, tener claras sus habilidades.

Al inicio es posible que se tropiece, pero poco a poco irá aprendiendo qué se debe decir, qué no se debe decir, no es bueno en el primer intento hacer preguntas que son demasiado privados.

También se puede hacer entrenamiento mediante la observación, evaluar qué hacen sus amigos, cómo se comportan.

Si los dos tienen vínculos sociales similares, los mismos amigos, seguramente la persona no pondrá una barrera.

Un error que se comete muchas veces es seguir cometiendo las mismas fallas, no ser un auto observador. Algunas personas siguen fallando pero no solucionan en nada esos problemas que las hacen preguntar cosas que no son, proyectarse como personas intensas, esquivas, groseras'.

 

Tenga en cuenta

-La etapa del cortejo no es la más trascendental para establecer una relación pero sí cuenta en la historia de amor.

-Es importante que usted sepa romper el hielo, ya que las oportunidades pueden llegar una sola vez y terminar en manos de otra persona más ágil en cuestiones de conquista.

-Si se queda inmóvil esperando a que la otra persona se acerque y no es capaz de enviar señales, seguramente tendrá que sentarse y esperar toda la vida.

-Sea capaz de establecer un tiempo prudente para acercarse o romper el hielo. Ni muy rápido que termine asustando al otro o rayando de ‘intenso’ ni tan lento que lo haga dormirse en los laureles.

-Para romper el hielo no es recomendable que utilice la estrategia de los amigos para acercarse. Enviar mensajes con un tercero puede dejarlo a usted fuera de la relación. Lo más probable es que también termine emitiendo una imagen errada como ser una persona falta de carácter. Es bueno poner la cara desde el comienzo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad