sábado 09 de mayo de 2009 - 10:00 AM

¿Cuándo es el momento para estar contigo?

A la semana nunca, pues qué pensará.

Así estén las hormonas corriendo de un lado a otro lo mejor es guardar la compostura.

Al mes también es prematuro, son 30 días de noviazgo y no se sabe si él dirá adiós en el momento de cumplir su cometido.

Lo mejor será esperar tres meses, es posible que después de este tiempo la relación sea más seria, porque ya habré conocido a sus amigos y uno que otro familiar.

Mejor no. Lo más conveniente será ponerlo en periodo de prueba para ver si se cumple un semestre y aún estamos juntos.

Por eso evadiré cualquier propuesta que pueda hacerme.

Estas son las ideas que surgen por la mente de algunas mujeres cuando no se sienten preparadas para tener un encuentro íntimo con su pareja.

Por eso lo planean, le ponen fecha en el calendario y se la pasan tratando de responder interrogantes a medida que pasa el tiempo.

¿Pero cuándo es el momento oportuno?
Y si quedo como un bicho raro porque quiero esperar hasta el matrimonio, o porque ya tuve una experiencia con una relación que no resultó para nada placentera.

¿Él me entenderá?
¿Qué estará pasando por la mente de él?

¿En qué concepto me tendrá? ¿De niña fácil o niña de casa?
Si todos estos interrogantes aparecen, seguramente no estará preparada. El encuentro íntimo con alguien no se mide por días, horas y minutos que lleva en una relación.

Sexo con sus ‘novios’


Los adolescentes quieren tener sexo con sus ‘novios’ y ‘novias’ por ese deseo, impulso que tienen como jóvenes, pero no hay un freno ético.

'Existe un freno moral de ‘no lo debes hacer’, pero no está el freno ético de ‘no estoy preparado para saber hacia dónde quiero llegar’.

'Muchas veces se llega a adquirir un problema con personas que a duras penas se conoce, ahí es donde están las debilidades', explicó el sexólogo.

preguntas y respuestas
Agustín Herrera de Arcos / Sexólogo


¿Por qué algunas mujeres planean incluso con calendario su primer encuentro íntimo en pareja?
La sexualidad y el ejercicio de la misma, desde cuando se empieza esa vida de pareja en noviazgo tiene que ver con la educación, con la cultura. En eso está la experiencia de lo que para ella es su familia, saber qué es más común, lo que le han inculcado o enseñado.

Eso hace que algunas mujeres establezcan tiempo, fechas y se marque en muchas ocasiones una pauta de comportamiento. Incluso dicen 'hasta aquí llegamos pero a lo más íntimo no'.  Algunas personas ven que el tiempo es importante y por eso se restringen.

¿Ahora se da con mayor rapidez  ese momento de intimidad con la pareja o novio?
Sí, ya se ve mucho, se ha ido rompiendo esa espera. Ahora hay mayor libertad en encontrarse y tener sexo.
 
La influencia de los medios de comunicación, del otro, de la otra, de la amiga, del compañero, de lo que se lee que otros han hecho, rompen con eso que vivíamos antes de esperar hasta tanto tiempo.

En la gente joven uno encuentra que la mayoría de mujeres antes de los 20 años han tenido más de una experiencia. Este paso se está realizando en tiempos muy cortos.

Si una persona no se siente aún preparada, incluso y aunque suene raro hasta el matrimonio, ¿Cómo hablarlo en pareja?
Sí, ya no es común pero existe y aunque la gente lo considere como un hecho incierto, se da. Por eso se necesita acercamiento y la comprensión de los dos. Se trata de pensar ‘yo hago lo que quiero y es válido’. Pero esto involucra a la pareja y por eso es importante que ambos le den valor, no se puede rechazar ni se puede considerar la posición obsoleta.

El hombre, ¿no tiene tiempos?


Aquí y ahora, no importa si llevamos un día, un mes, pero tres meses, me parece que ya es como mucho tiempo.

'El hombre busca satisfacer ese impulso pues para él lo sexual se le convierte casi en una obsesión. Esa obsesión se materializa y por eso él tratará de invitarla en todo momento', explicó el sexólogo Herrera de Arcos.

Frente a la posición de los hombres, la asesora de Profamilia, Gladys Lucía Pallares explicó que 'el hombre debe tener en cuenta también que es un sujeto de derechos. Pero el problema es que sufre porque cree tener compromiso con otros hombres, tiene obligaciones por comprobar a otros, cree que tiene sólo la obligación de satisfacer'.

LA VOZ DEL EXPERTO
Gladys Lucía Picón Pallares / Asesora jóvenes Profamilia


'La sexualidad no se puede medir por tiempo, porque hay parejas que llevan muchos años y en el momento del encuentro sexual no se cumplen esas expectativas.

Lo importante es que la persona haga las cosas con responsabilidad, que tenga valores para tomar la decisión de cuándo compartir la sexualidad con la pareja.

En el momento de decidir debe tener claro qué se busca, si es comunicación, placer, vivir una sexualidad con plenitud. Para eso debe hacerlo sin presiones y sin temores a embarazos, infecciones, virus, cáncer y otros miedos que pueda tener de acuerdo a su encuentro sexual.

Tener claro qué busco yo, no depende de la opinión del otro, de la sociedad, de la cultura, sino de qué quiero'. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad