lunes 19 de octubre de 2009 - 10:00 AM

¿De qué hablan las mujeres?

Las mujeres de la ciudad tuvieron el pasado jueves un día totalmente diferente. Todas llegaron al Auditorio Luis A. Calvo sin la compañía de los hombres.

En el lugar estaba prohibida la entrada del género masculino. Por eso fue extraño ver cómo los celosos esposos las llevaban hasta la puerta de la UIS y se despedían sin saber qué les depararía a sus fieles compañeras.

La curiosidad estuvo a punto de matarlos. Por eso, más de uno quiso indagar con la famosa pregunta ¿y qué más? ¿Cómo te fue?

Ante sus preguntas sólo hubo silencio. Esa fue la recomendación hecha por las actrices de la compañía UNO’ES de Venezuela, encargadas de la presentación ‘Sólo para mujeres’: Caballeros no insistan. Esto fue lo que pasó en un encuentro exclusivo para el sexo femenino en Abrapalabra. .


Todo comenzó con un bingo para señoras

El tradicional bingo de las balotas giró y las asistentes comenzaron el juego.

A medida que iban saliendo las baletas, las actrices de UNO’ES aparecían en el Auditorio Luis A. Calvo para darle rienda suelta a una noche de sólo para mujeres.

Pero no piense que la restricción estaba relacionada con un show de streptease.

Nada de eso. De lo que se trataba era de disfrutar una noche de humor, donde las mujeres no se cohibieran ante la compañía de sus maridos o novios.

Las actrices aparecieron con retoques de maquillaje que simulaban el maltrato. Esa era el objetivo del bingo: realizar una parodia sobre las obras benéficas a las que suelen asistir las mujeres como plan de diversión.


preguntas y respuestas

Mau de Ceballos /  ctriz de UNO/ES (Venezuela)


¿De dónde nace el espectáculo ‘Sólo para mujeres’?

Son cuentos femeninos que se pueden contar en cualquier momento de la vida, no son temas para sufrir, hablamos de los cachos con frases como ‘la prueba viviente de que los cachos no matan soy yo y me siento fortalecida’.

No es un ataque como tal al sexo masculino, pero sí jugamos con el humor para divertirnos.

Es formularnos ¿Por qué creó Dios primero a los hombres que a las mujeres? Y responder porque los buenos experimentos comienzan con la rata y después con los seres humanos. Pero hasta ahí no queda el comentario, pues a continuación decimos '…y si vieran cuánto sufrimos cuando no tenemos una rata de esas a nuestro lado'.

La obra es más un espacio de complicidad femenina en donde las mujeres nos reunimos a reír y a pasarla rico.

¿Por qué estuvo prohibida la entrada para los hombres?

Hay sitios donde los hombres van y no permiten la entrada de las mujeres. Nosotras también podemos tener nuestro espacio para que ellos no vayan.

Pero a nosotras desde pequeñas nos enseñan que las niñas o las mujeres no pueden entrar a determinados lados que son exclusivos de los hombres.

La expectativa que se crea en los hombres es impresionante. La reacción de ellos después del espectáculo es saber qué pasó.

No quisimos que fueran los hombres porque a veces hay temas femeninos que no se hablan con total libertad cuando se está al lado de la pareja y la idea es salir renovadas.

¿Qué respuestas han tenido por parte de los hombres después del espectáculo?

En Medellín reunimos 700 mujeres y afuera había 700 hombres esperándolas y haciéndonos huelgas.

Nos decían frases como '¿quiénes son los que no podemos fingir un orgasmo? 'Los honestos de los hombres'. También expresaban '¿quiénes son los que levantamos los pies cuando ellas están barriendo? 'Los amables hombres'.

Cuando ellas salen del espectáculo los hombres no se detienen en preguntarles qué pasó.


Los temas

sobre la mesa

Hablar del sexo opuesto, de su aparato viril, de los cachos, las dietas y los hijos hizo parte del repertorio. Todas las asistentes se gozaron como nunca un encuentro hecho sólo para mujeres.

 

¿De qué hablan las mujeres cuando están reunidas solas?

Si dos mujeres que se unen hablan y hablan, imagínese qué puede ocurrir cuando se reúnen 700.

Así lo manifestó la actriz Mau de Ceballos.

Durante el espectáculo su compañera y actriz Flora Ovalles dejó en evidencia los temas.

Las mujeres hablan de dietas, de cachos, de las mujeres del servicio que trabajan en casa, de sus hijos, de la soledad, de la razón por la que están solas.


¿Cuándo son buenos estos encuentros?

Este tipo de espacios sirven para que las mujeres hagan una catarsis de sentimientos.

Así lo explicó la psicóloga Zulma Castañeda.

Sin embargo dejó claro que muchas veces esos espacios no son los más recomendables para dar solución a ciertas preocupaciones.

'Depende del nivel de las personas con las que se relaciona, de la experiencia, pero para hablar de temas triviales sigue siendo interesante', agregó.


¿le es Imposible reunirse con sus amigas?

Están también las mujeres sumisas que tienen miedo de reunirse con otras amigas, porque sus esposos se lo prohíben.

Los profesionales explican que es importante que este tipo de personas conversen sus sentimientos con alguien.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad