jueves 06 de mayo de 2010 - 10:00 AM

¿Es usted de mente abierta?

Muchos hombres manifiestan de frente su homofobia; el sólo hecho de ver a algún homosexual los pone con los pelos de punta.

Otros argumentan que no hay problema, que son de mente abierta y que no les incomoda para nada un amigo gay. Para ellos su lema es 'si no se mete conmigo, qué importa que sea gay'.

Pero muchas veces la realidad es otra, pues ante el más mínimo acercamiento empiezan a incomodarse.

Por eso su lema termina siendo 'que sea gay, pero de lejos'.

De no tener usted ningún prejuicio con este tipo de gustos sexuales, tendría claro que su amigo gay puede llegar a la mesa de sus otros amigos sin que a usted le cause asombro o vergüenza. Incluso así como hace con sus otros amigos, se prestaría para escucharle su pena de amor.

Si en realidad acepta sin problemas a un amigo homosexual, nunca reaccionará alejándose de él porque valorará por encima de todo la amistad.


Toda mujer sueña con un amigo gay

La gran mayoría de mujeres anhelaría tener un amigo gay que las acompañara de compras, que fuera con ellas a un café a criticar el look de otras mujeres, que se interesaran por temas de belleza y que pudieran abrazarlo sin miedo a que se enamorarán de ellas. Incluso tener un amigo gay se ha convertido en todo un cliché que ven en las películas de Hollywood, en las novelas o series favoritas. Pero para algunas mujeres, esa mente abierta puede dar un giro total cuando se les presente una mujer con inclinaciones sexuales por el género femenino. Es posible que en ese momento la reacción no sea la misma y corran despavoridas, que nunca les acepten una salida a un café o una mañana de piscina.


LA VOZ DEL EXPERTO

Marisol Ramírez Cabrera

Psicóloga, Máster y Trainner en programación Neurolingüística

¿Por qué muchas personas se escudan en aceptar a una persona gay, solo si no se mete con ellos?

'Esto tiene mucho que ver con las creencias de cada quien, con el paradigma personal con respecto al tema de la orientación sexual. La verdadera apertura nace de una plena seguridad en su propia orientación sexual. Considero que si uno tiene esa certeza absoluta, no tendrá reparos en tener una amistad con una persona de orientación distinta. Claro, se deben dar condiciones y afinidades como en cualquier caso de amistad.

Los tabúes o prejuicios surgen de la ignorancia casi siempre, y de creencias erróneas con respecto a una persona distinta en ese plano íntimo.

Abrirse a una persona en la propia vida íntima es un paso que se da o no se da, dependiendo de la 'química' que exista con la otra persona, de la confianza que se establezca, de los valores compartidos.

Si todo esto se conjuga, no veo que exista un problema en que una persona heterosexual sea amiga de personas homosexuales o bisexuales.

Digamos que las personas de orientación sexual diferente desarrollan más su capacidad de mirarse a sí mismos, de estar en contacto con sus emociones, pues deben procesar su 'opción' muchas veces solos, entonces se da el fenómeno de ser más abiertos emocionalmente y es más 'fácil' entrar en terrenos íntimos y de temores que asustan a otro tipo de personas.


preguntas y respuestas

Carolina Reyes

Psicóloga

¿Hasta qué punto las personas son capaces de aceptar o no a una persona con inclinaciones sexuales diferentes a las de

ellas en su grupo social?

Las personas tienden a poner límites, pero no tanto es por su inclinación sexual, es lo mismo que puede pasar cuando opinamos sobre las personas que consumen psicoactivos.

Pueden existir prejuicios sociales en los que una persona vea a otra hablando con un gay y la tache igual, pero es más el respeto por las diferencias.

Cuando hablamos de diferencias no se trata sólo de las personas gays, lo mismo ocurre con los heterosexuales. Una persona gay no tiene por qué estar incomodando a una persona heterosexual. Por eso es importante mirarlo desde los dos planos.

¿Cómo reaccionar en el caso de que una amiga gay o un amigo gay decida salir del closet? Muchas personas tienden a aislarse, a sentir miedo o vergüenza.

Si es tu amigo, independientemente de tu orientación sexual, lo valoras por eso.

Es válido que algunas personas les dejen claro a otras que a ellas no les interesa ser parte de sus posibilidades como pareja.

No podemos obviar que exista un miedo social que debe manejarse. Para eso el respeto es válido para dejarle claro a la otra persona que no es de su interés.

Y no es solo con los gays, lo mismo ocurre cuando un hombre heterosexual quiere conquistar a una mujer de su grupo y ella le dice con delicadeza que no es de su afinidad.


1. Valide a las personas por lo que son.

2. A veces decir lo que se siente es más fácil para unos que para otros. Pero desde que exteriorice ese miedo con respeto puede ayudar a que no se deteriore la amistad.

3. Está en todo su derecho de dar su posición u opinión a favor o en contra de ese tipo de inclinaciones sexuales, puede dar sus argumentos y decir, 'a pesar de lo que pienso, no entiendo por qué no podemos seguir siendo amigos'.

 

Vanguardia Liberal ingresó al mundo virtual Second Life para reunir versiones de personajes de todas partes del mundo sobre el tema. Estas fueron algunas de las apreciaciones:


Carlos , Perú

'Tengo varios amigos gay y siempre he creído en el respeto por las personas. Es una respuesta común escuchar 'no tengo problema desde que no se metan conmigo', pero si son amigos tú los valoras por lo que son. Lamentablemente la gente no es congruente con su pensamiento y su actuar. Es más, pienso que tener un amigo gay te hace más sensible que los que dicen ser heterosexuales'.


Mari Loli, España- Andalucía

'No veo cual sea el problema. Incluso tuve una amiga a la que yo le gustaba. Yo le aclaré que no era homosexual, lo comprendió y seguimos nuestra amistad como siempre'.


Fidel, Colombiano

'De hecho muchas personas dicen que algunos de sus amigos son gay pero nadie tiene la certeza. En apariencia son heterosexuales, pero la realidad es otra.

La verdad yo estoy muy seguro de mi sexualidad, de que me gustan las mujeres, y no le veo problema a departir con un homosexual. Lo que no me gustaría es que una amistad gay se me insinuara. Debo confesar que no suelo andar con ellos, me presto para encuentros eventuales solamente porque hay un dicho por ahí que tiene mucho de cierto: 'Dime con quien andas y te diré quien eres'.

Así una persona no sea gay, si se la pasa con ellos corre el riesgo de que se diga que tienen la misma condición, lo cual no es grave desde el punto de vista de que uno está seguro de quién es, pero socialmente hablando puede ser un verdadero lastre'.


Mariano, Buenos Aires

Desde que no sean de esos obsesionados con el tema no veo el problema. Me incomoda cuando son gays y viven todo el tiempo hablando de sexo. Pero de resto no tengo ningún problema, incluso si llega un amigo a contarme que rompió con otro lo tomaría bien, no tendría problema.



Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad