domingo 04 de octubre de 2009 - 10:00 AM

¿Locos de amor?

Así como usted ve que en las caricaturas los personajes pierden la órbita de sus ojos y a cambio les aparece dos grandes corazones, así puede darse en la vida real cuando usted está locamente enamorado.

Solo que a usted no le salen letreros, no se le cae la mandíbula ni le da un ataque en el corazón, sino que se le va el apetito, el sueño y sólo respira por esa persona.  

Conozca qué pasa en su cabeza cuando usted siente que encontró la mujer o el hombre de sus sueños.

Primera fórmula:

Aumento de dopamina = el amor es una adicción
Como ocurre con toda adicción, se puede perder el apetito, el sueño, producir euforia y manía. También puede aumentar la energía vital y generar temblores, aceleración del ritmo cardiaco y de la respiración.
Todo esto es producto de la dopamina que se eleva con el amor.
Según explicó el psiquiatra Carlos Alberto Otero, no es nada raro, pues todas las adicciones importantes están asociadas con niveles elevados de dopamina.
'Por eso el mundo parece distinto, por lo que se concluye que el amor romántico es un asunto hormonal y comparte características fisicoquímicas con las adicciones. De cierta manera, el amor romántico es una droga sicotrópica fuertemente adictiva', explicó Otero.

Segunda fórmula:

Dopamina + Norepinefrina = Amor romántico + Deseo sexual
El proceso amoroso se da mediante una fórmula química que está regida por la dopamina y la norepinefrina.
'Cuando la norepinefrina entra en acción aumenta la euforia y el despliegue energético, con pérdidas del sueño. Se dilatan las pupilas, el ritmo cardiaco aumenta, la piel y el tracto intestinal pierden afluencia de sangre, incrementan la función hepática y disminuye la insulina', explicó el psiquiatra Carlos Alberto Otero.
Sin embargo, la fórmula no termina ahí. Para que se dé el deseo sexual, esta es la explicación:
'Las altas concentraciones de dopamina y norepinefrina suben de modo automático el nivel de testosterona, hormona del deseo sexual, el afrodisíaco universal, unisexo, y con ello se desencadena la excitación sexual. Esto explica por qué las personas se sienten sexualmente renovadas cuando salen de vacaciones, o cuando prueban algún truco nuevo en la cama o hacen el amor con una nueva pareja', explicó el profesional Otero.

Tercera fórmula:

Aumento de vasopresina en el varón + Oxitocina en la mujer = Apego (tranquilidad en pareja)
El apego llega a las parejas después de producirse ese éxtasis amoroso. Después del clímax llega la tranquilidad y la unión de pareja.
Todo esto es producto de la oxitocina y vasopresina, compuestos que estimulan el instinto parental. 'La oxitocina se libera en todas las hembras de los mamíferos durante el parto, con el múltiple fin de ayudar a las contracciones del útero, facilitar su dilatación y estimular las glándulas mamarias, para establecer una sólida unión entre la madre y el recién nacido. A la vasopresina y a la oxitocina se les considera las hormonas de la satisfacción', explicó Otero.

Preguntas y Respuestas

Carlos Alberto Otero
Psiquiatra

¿Todo entra por los ojos?
Sí. El amor de la mujer tiene directa relación con lo auditivo: el solo timbre de voz puede ser motivo importante de selección sexual, pero respaldada de buenas ideas. Una voz melodiosa, sexy, acompañada de un oído afinado conduce a la fama y asegura una buena cosecha de parejas. El amor del hombre es visual, la evolución hizo al macho con un umbral muy bajo para la excitación sexual, unas pocas líneas curvas pueden crearle todo un mundo de sugerencias y fantasías sexuales. Todo el jugoso negocio de la pornografía es posible que se deba al cromosoma ‘Y’ del hombre, que le permite disfrutar de apreciables sensaciones eróticas frente  a la sola presencia del estímulo visual, para el cual se encuentra sintonizado a la perfección.

¿Por qué se dice que una persona puede estar ‘Loca de amor’, pero no de forma natural sino patológica?
Se puede considerar como una adicción comportamental, una alteración de la voluntad. El enfermo conoce lo patológico de su conducta, comprende el alcance de sus acciones, sabe que está realizando una acción, cuando menos incorrecta, y que le perjudica y deteriora su medio familiar, social y laboral. El problema se origina es  a la hora de modularla respuesta, de controlar la ejecución de sus actos.

Preguntas y respuestas

Camilo Umaña
Psiquiatra y humanista

¿Qué puede significar la frase ‘loco de amor’, si lo miramos desde el proceso neurológico?
Hay variadas explicaciones para entender la atracción entre las personas,  a través del predominio de algunos neurotransmisores. Se puede definir que la sustancia que media el apego entre las personas es la oxitocina.

Sin embargo, ellas no logran hacernos entender por qué un grupo de personas toman al amor de forma inusualmente intensa y con la generación de conductas exageradas que todo el mundo nota y clasifica como alocadas.

¿Por qué se dice que todo entra por los ojos?
El cerebro humano es 80% visual y todo lo organizamos en imágenes que tienen un alto contenido tridimensional. Como el primer contacto con una persona genera una reacción particular de atracción o rechazo, podríamos decir que la atracción inicia en esa química que se perciba al conocer a alguien.

En el fondo es aceptación física de la otra persona y en la medida que  conocemos su intelecto y  su forma de manejar el afecto nos sentimos atraídos. Esos contenidos mentales en una gran mayoría de casos tienen referencia visual. Entonces, ¿cómo hacen los ciegos? Para ellos el mundo es tridimensional y sus ojos son táctiles, olfativos y sonoros, esos son sus ojos y con ellos harán sus mapas mentales de la persona que tienen al frente y su motivación para sentir atracción.

Está completamente loco por ella

Que el amor sea tema en una enfermedad mental no es algo nuevo, que se acuse el amor como causa de una enfermedad mental tampoco es imposible.
Así lo explicó el psiquiatra y humanista, Camilo Umaña.

El profesional se preguntó: ¿Dónde está el límite de la normalidad en el amor?

Umaña explicó que 'el amor implica la libertad de expresar el gusto por otra persona y brindarse mutua ayuda para conformar una relación intensa, profunda  a largo plazo'.

Para el psiquiatra consultado, estas son unas de las tantas situaciones en las que se podría ver envuelto el amor:

1. Una persona con una psicosis puede tener ideas delirantes de celos o ideas delirantes expansivas de amor incomparable, por una persona que no le corresponde y no acepta la negativa que le muestra la realidad. Puede llegar a matar o suicidarse por ello.

2. Un portador de un trastorno de personalidad limítrofe manejará caóticamente sus relaciones afectivas.

3. Alguien con personalidad dependiente verá como única opción en su existencia el amor que logró organizar y no permite que entren en su vida ningún otro tipo de relación, así le rechacen en un momento dado.

4. Las personas obsesivas pretenderán moldear el amor de su pareja a su imagen.

5. Un narciso será un explotador de la persona amada que permite estar en su vida.

6. Los depresivos por contraposición, por su visión pesimista y su falta de placer, no creerán en el amor y para ellos será inalcanzable. Por eso dirán que está loco por no ver el amor que le tienen.

7. Los fóbicos sociales estarán impedidos para llegar a su objeto amoroso por la percepción fantasiosa y falsa de ser siempre criticados y rechazados.

8. Las personas que tienen trastornos como el fetichismo y el voyerismo verán satisfechas sus metas amorosas en la práctica de sus sexualidades parciales y creerán que eso es amor.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad