jueves 01 de abril de 2010 - 10:00 AM

¡Me gusta todo en bandeja de plata!

Quien lo creyera. Usted se quedó en ese episodio que le construyeron sus padres donde usted era una princesa y a su alrededor todos sus deseos y caprichos se cumplirían. Pero ya pasaron los años, usted creció y siguió sumergida en ese cuento de hadas, con súbditos a su disposición y todo cuanto pidiera en bandeja de plata.

Resulta que la realidad es otra y usted necesita ser lo suficientemente recursiva ante la vida, de lo contrario terminará estrellándose tarde o temprano.

Es posible que sus padres, ante un solo llamado de su parte, estén ahí para cumplir sus órdenes, a pesar de que ya se casó y pasa los 30 años.

También es probable que nunca le hubiese faltado nada y esté mal acostumbrada, pero también es cierto que las personas que están a su lado no son sus empleados y que es necesario que aprenda a luchar por sus ideales sin esperar a que sus padres, su pareja o sus compañeros de trabajo lo hagan por usted. ¡Nada de ir en coche por la vida!

Mida ese grado de recursividad que tiene y no sólo se quede dando órdenes como si se tratara de una lámpara de Aladino.

Si es usted de las personas que dice 'quiero la nevera llena hoy mismo', 'quiero cambiar los muebles cada seis meses', 'ya estoy estresada, necesito que me lleves este puente a una playa', 'está difícil este trabajo, termínenlo ustedes' o 'me quedó grande, no nací para esto', es posible que esté capturada en esa fantasía de la ley del menor esfuerzo o de 'mis deseos son órdenes'.


Todos son sus esclavos

Las personas que están acostumbradas a que todo se lo den en bandeja de plata pueden llegar a tener grandes complicaciones en su vida en pareja. Tarde o temprano los demás se cansarán.

Ese tipo de exigencias generarán tanto problemas emocionales como económicos que acabarán con la relación.

Imagínese usted con una pareja que constantemente lo presiona para que le cumpla sus caprichos.

El psicólogo Juan Gabriel Sánchez explicó que 'quien se comporta así se convertirá en un inútil o una carga y desde el aspecto económico con tantos pedidos se les va a complicar la vida a los dos'.

Si usted es víctima de una persona que lo trata como un esclavo es importante que lo confronte.

Según explicó el psicólogo Víctor Pedroza, 'al confrontarlo la persona puede darse cuenta que hay un problema, que no está produciendo en términos de recursos y que eso incluso se convierte en un riesgo de caer en la pobreza'.

Cuando la persona no es capaz de lograrlo por sí misma es importante trabajar con una red social, con un terapeuta, con una persona que le dé ese significado.

En el caso de que sea su pareja la persona mal acostumbrada a tenerlo todo en bandeja de plata, el profesional explicó que es importante que se cree un ambiente propicio, sin llegar a herir al otro.

'Para eso es importante empezar resaltando las cualidades que tiene el otro, decirle qué admira de él, resaltar sus potenciales y en forma de preguntas inteligentes hacerle ver que algo está mal, ya que mediante ese desafío la persona entenderá que tiene que hacer un alto en el camino y replantear sus conductas'.


preguntas y respuestas

Víctor Pedroza

Psicólogo

¿Qué pasa con las personas que se acostumbraron a recibir todo en bandeja de plata? Son personas que en la primera infancia no tuvieron quien les exigiera, tuvieron padres que todo les hacían y les impidieron cerciorarse de la capacidad creativa que tiene todo ser humano. El ambiente de la infancia que estuvo regulado por la madre, el padre, las tías, los abuelos, le hicieron su trabajo y le enseñaron al niño o a la niña que la empleada del servicio debía cumplirle sus órdenes.

¿Qué consecuencias acarrea ese comportamiento? La ley del menor esfuerzo los va a llevar a tener problemas con su pareja, con sus hijos, incluso con su aprendizaje.

Un ejemplo claro se ve en los estudiantes que bajan todo de Internet, lo copian y lo presentan a sus docentes. En el momento de la sustentación no saben nada, porque son personas que viven bajo la ley del menor esfuerzo, no leen un libro, no ven una película con espíritu crítico. Esa actitud es la que los lleva a tener problemas de aprendizaje.


LISTA

Hay que ser recursivo

Para dejar atrás esos patrones de 'todo lo tengo apenas lo pido', empiece por:

1 Acepte que en la vida se deben luchar las cosas.

2 Sea capaz de esforzarse y de tener dedicación por sus sueños.

3 Tenga en cuenta el esfuerzo del otro. Déle valor a las cosas, sea capaz de darse cuenta que detrás de cada una de ellas hay un costo físico y económico, que no todo cae del cielo.

4 Siga el perfil de las personas recursivas: Utilizan la lógica, realizan sus tareas por sus propios medios, si no pueden con algo piden ayuda pero no se desconectan del problema. Al contrario, quieren aprender, por eso son tan curiosos.

5 Recuerde el famoso refrán que dice 'si del cielo te caen limones, aprende a ser limonada'. No se quede esperando, actúe.

6 No se recueste en su pareja, en sus amigos, en sus familiares para lograr lo que se propone. Hágalo por sus propios medios.


preguntas y respuestas

Juan Gabriel Sánchez

Psicólogo

¿Querer todo en bandeja de plata puede venir de una mal enseñanza en la niñez? Claro, tiene que ver con el proceso de crianza. Hay personas que lo recibieron todo pues sus padres equivocadamente compensaban esa falta de tiempo o de cariño con lo material. No le enseñaban al niño o a la niña la importancia de ganarse las cosas con esfuerzo.

¿Qué consecuencias puede generarle a un adulto estos malos hábitos? Un adulto que quiere todo en bandeja de plata no sabe manejar situaciones adecuadamente y ante una dificultad se derrumba fácilmente. Este tipo de personas se acostumbraron a que los demás les hicieran todo y se sienten inútiles hasta con cosas tan sencillas como cambiar el canal de televisión porque no tienen el control al lado. Si eso pasa con cosas tan sencillas, cómo será frente a cosas complejas. Eso los hará sufrir realmente en la vida.


LISTA

No cometa errores

1 Como padres no cometan el error de darle todo al niño. Exíjale esfuerzo y muéstrele el valor de las cosas.

2 Si usted está mal acostumbrado sea capaz de valerse por sí mismo. Póngase a prueba.

3 Atrévase a salir de ese esquema en el que creció. Descubra un mundo nuevo, déle sentido a la vida y a todo lo que obtiene.


Pregúntese

1. ¿Es usted de las personas que no acepta dejar las cosas a medias y las termina como sea?

2. ¿Para usted es un reto personal terminar algo que le cueste trabajo, que sea realmente difícil?

3. ¿Tiene claro cuánto le cuesta todo lo que tiene hasta el momento?

4. ¿Con pocas cosas a la mano puede encontrar soluciones prácticas?

5. ¿Es capaz de ser feliz con lo que tiene?

6. ¿Su lema es 'no hay nada imposible sino hombres incapaces'?

Resultado: De sentirse identificado con las anteriores preguntas, es usted de las personas que tiene claro que en sus manos está conseguir lo que se propone y le da el verdadero valor a todo lo que obtiene. Sabe que lo que consigue por sus propios medios y con esfuerzo es más gratificante que algo que le regalan o le hacen otros. Tiene claro que nada cae del cielo, por eso valora tanto su esfuerzo como el de los que tiene junto a usted.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad