domingo 08 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Infidelidad no es sólo sexo

Que ellos busquen sexo y ellas justifiquen que más allá del sexo encontraron un sentimiento o se enamoraron de otro hombre, es infidelidad.

Incluso muchas personas no alcanzan a establecer una relación física con otra persona ajena a su pareja, pero en sus pensamientos, sueños y fantasías eróticas pueden estar presentes.

Es por eso que en ocasiones esa infidelidad de pensamiento llega a convertirse en toda una bomba que detona la relación, cuando aparece un nombre diferente al de la pareja en un momento íntimo.

En cuestión de infidelidad, son muchos los argumentos sin bases sólidas que aparecen entre hombres y mujeres.

Lo que sí es cierto es que la infidelidad es una situación que no sólo pone a tambalear su relación estable, sino que acaba con toda la confianza depositada por su pareja.

Para abordar un tema tan delicado en pareja, se hace necesario mantener la disposición de las dos partes, perdonar que no significa olvido, sino admitir que el otro falló y pasar a adquirir compromisos para que esos elementos negativos se conviertan en positivos y esos factores positivos que aún permanecen en la relación crezcan más.

preguntas y respuestas
Luis Quintero Builles / Psicólogo


¿Se puede perdonar una infidelidad?
El problema de infidelidad es bien complejo, porque no es tan fácil decir te perdono y continuar como si nada hubiera pasado.

Se debe reconocer que se tiene un problema de infidelidad, se necesita buscar la asesoría de un terapeuta para reconocer por qué se presentó esa situación, si aún existe el deseo entre los,  la pasión o si por el contrario no hay cosas que los una.

El deseo por la pareja es fundamental en una relación. Cuando se acaba el deseo pueden empezar los problemas de infidelidad y de pareja.

¿Cómo volver a recuperar la confianza?
En algunas parejas se puede recuperar la confianza y ese problema sirve para retroalimentar, empezar a evaluar realmente qué es lo que se quiere en la relación.

En otras parejas eso difícilmente se recupera, porque se rompe ese vínculo de confianza y ya queda la sensación de que eso se puede repetir, de que puede aparecer el fantasma.

Para recuperar la confianza se debe hacer un proceso de fortalecimiento de pareja, si no difícilmente se puede salir adelante.
Cuando no se logra aparece el desquite, la otra persona piensa que también tiene derecho a ser infiel.

Para recuperar la confianza se necesita de autoconfianza, fortalecimiento de pareja, un compromiso, responsabilidad y despertar el deseo por esa persona.
Lo que no se debe hacer es caer en un círculo vicioso de ser infiel, perdonar a medias y seguir en la infidelidad.

preguntas y respuestas
Agustín Herrera de Arcos / Médico sexólogo


La infidelidad siempre se ha asociado con relaciones sexuales extra matrimoniales. Pero, ¿en qué otras manifestaciones se puede hablar de infidelidad?
La infidelidad es un término genérico que en los últimos años se ha relacionado con la parte sexo-erótica, pero lleva pensamientos, acciones, actitudes, emociones, expresiones. Si llevo oculto un sentimiento, allí hay infidelidad. Cuando digo una cosa pero actúa de otra muy diferente, hay infidelidad. Si hay mentira, hay infidelidad, si estoy diciendo muero por ti con una connotación falsa, es infidelidad.

¿La infidelidad de pensamiento es tan delicada como la física?
Claro. Incluso puede ser más peligrosa y complicada. La infidelidad de pensamiento no es algo tangible que se pueda modificar ahora y ya. Los pensamientos y emociones van más allá. Van en la interioridad, en la parte psicológica. Sin embargo eso que es emocional no está tan alejando de lo puramente físico.

Se dice que el hombre es más sexual, la mujer más de sentimientos. ¿Es por eso que el hombre llega a la infidelidad física y la mujer busca más emociones?
En occidente creemos que la mujer tiene menos expresividad de su sexualidad erótica que los hombres, pero eso es un componente cultural. Desde chiquita a la niña se le dice que no sea lanzada, al hombre desde muy pequeño lo ponen a orinar en la calle, la gente sonríe. Es un aprendizaje que es muy difícil de controlar, por eso es que el hombre lleva la delantera en estos temas, pero diferencia no hay mucha.

¿Cómo hablar de una infidelidad? ¿Cómo salvar la relación? ¿Se debe dar una nueva oportunidad?
La pareja es una empresa que indica sentarse, conciliar, mirar en qué punto de la relación se encuentra, cuál es la expectativa que se quiere y ante cualquier dificultad abordarla y confrontarla. Muchas veces se sabe que hay una infidelidad, pero no se habla de ella, se tiene el recato de qué dirán, pero llega el momento en que se revienta y se separa la pareja.

Por eso se hace importante establecer un convenio de responsabilidad compartida, decir mi responsabilidad va hasta aquí y la tuya hasta aquí. Se debe evaluar cuáles son los elementos que nos están afectando, positivos y negativos, qué debemos alimentar para que los negativos se vuelvan positivos y los positivos crezcan.

Clases de infidelidad

1. Física: Se da por curiosidad, por fantasías no resueltas, por aventura. Por lo general, estas personas no sienten culpabilidad sino la oportunidad de vivir una experiencia pendiente en sus vidas.
2. Emocional: Es una relación de enamoramiento, involucra sentimientos. Esta infidelidad se prolonga más de una noche, haciendo difícil la armonía en el matrimonio.
3. Por ausencia: Esta infidelidad se da cuando una de las partes busca en otra persona esa carencia emocional o sexual que no encuentra en su pareja estable. Se busca un nuevo refugio.
4. Psíquicamente superable: Son personas que no son leales ni respetan compromisos. Su placer está por encima de cualquier sentimiento. Son los llamados don Juanes que tienen que vivir todo el tiempo con conquistas, y las mujeres que buscan parejas más jóvenes para sentirse como quinceañeras.
5. Platónica: Es una relación que no llega precisamente a las sábanas. En esa relación se encuentra complicidad, comunicación, etc.
6. Intencionales: Aunque usted no lo crea, existen las infidelidades intencionales. Son relaciones que se propician cuando se quiere atraer la atención del otro.

Evite la infidelidad

1. Comuníquese con su pareja, conozca sus gustos y escúchela cuando hable de vacíos. Póngase en la tarea de trabajar por esos deseos, para que no de pie a que busque en otro lado esas necesidades.
2. No pierda el deseo de explorar con su pareja. Exponga lo que desea, lo que necesita, no se guarde sus sentimientos.
3. Escuche siempre.
Piense todo el tiempo en una buena vida en pareja.

Las mujeres


Tienen claro que no sólo el sexo es infidelidad. Por eso se sienten culpables cuando establecen relaciones extramatrimoniales, llevándolas incluso a convertirse en amores platónicos.

Consideran que una relación oculta es traición.

Si quiere superar una infidelidad

1. Se necesita la disposición de las dos partes.
2. El perdón es fundamental en este proceso de reestructuración de la relación.
3. Acérquese a un terapeuta si usted no puede por sí mismo aceptar que el otro falló.
4. Establezca una lista de elementos positivos que tiene su relación y por los cuales puede luchar.
5. Tenga en cuenta los elementos negativos que llevaron a desencadenar la infidelidad y conviértalos en positivos.
6. Adquiera compromisos serios a favor de la relación.

Los hombres

Sus relaciones son estrictamente sexuales, no piensan ir más allá de un encuentro físico.
No piensan en las consecuencias.
Poco es el sentido de culpa que se genera en ellos.
En ocasiones no ven la situación como infidelidad sino como aventura o complemento a eso que les falta en su vida matrimonial. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad