viernes 25 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

¿Por qué ellos esperan a que usted les termine?

Para nadie es fácil decir 'terminamos', pero a ellos les cuesta mucho más trabajo. Los hombres muchas veces prefieren cambiar de comportamiento y enviarle un silencioso: 'termíname'.

Muchas mujeres coinciden en afirmar que los hombres son miedosos en el momento de sentar las cartas sobre la mesa y decir 'todo se acabó', 'hasta aquí llegó nuestra relación'.

Lo más probable es que usted tenga que adivinar que las cosas han cambiado, que él ya no quiere contestarle el celular, que poco quiere salir o visitarla, que incluso ya no quiere estar con usted en la intimidad.

Después serán las llamadas como 'no alcanzo a llegar', 'estoy realmente ocupado', 'no me llames, mejor yo te llamo'.

Trate de descifrar por qué no son capaces de hablar de frente y lo hacen a ‘los golpes’ con ese tipo de acciones inesperadas.

Usted sabe que las cosas no están muy bien, pero poco a poco él le va dando motivos hasta que reboce la última gota y sea usted quien 'lo mande a freír espárragos', aunque él hace tiempo lo tenga en mente.

Posibles causas

1. ¿Miedo a que usted lo odie toda la vida?
2. Sentido de culpa porque ya tienen otra en la mira
3. ¿Miedo a arrepentirse o estar equivocado?
4. ¿Miedo a cargar la responsabilidad de ese adiós?
5. ¿Aparentemente le cuesta destruir sus sentimientos?

preguntas y respuestas
Miguel Ángel Cárdenas / Psicólogo de Familia


¿Qué se puede leer detrás del miedo de algunos hombres por asumir la ruptura de una relación de pareja?
Pueden ser varias razones, por un lado que exista un sentimiento de ambivalencia en cuestiones de afecto, en el caso de que la persona sepa que hay amor pero se ha deteriorado la relación, o que a ratos se sienta bien y a ratos no tanto con su pareja. Este tipo de situaciones puede llevarlo a no tener el atrevimiento para acabar la relación.

Otra de las razones puede ser el miedo a la soledad o la inseguridad. Por eso, prefieren tener una relación a medias, como pañitos de agua tibia para tranquilizarse y saber que continúan con su pareja bajando así los niveles de angustia.

Y por último, otro de los motivos puede ser el temor a causar daño y dar ese cambio brusco de ser querido a ser rechazado.

¿Qué se puede decir sobre este tipo de comportamientos como el distanciamiento por encima de hablar de frente sobre el fin de la relación?
Hablar de frente es lo más sano y esperado. La persona debe asumir esa posición de respeto con el otro y decir 'no vamos más con la relación por estos y estos argumentos'. Es importante tener la capacidad de expresar sentimientos, ser asertivo con las palabras y tomar decisiones, lógicamente asumiendo la responsabilidad y las consecuencias.

En cuestión de separaciones, ¿la mujer es la que se lanza de manera tajante a tomar el paso del divorcio o no se puede generalizar?
No se puede generalizar, pero por cultura la mujer en la gran mayoría de casos es la que se asume ese compromiso familiar, la unión, el sentimiento de familia. Sólo que ella también tiene un umbral de soporte que llega a un límite. Por lo general, es la mujer la que está en continuo contacto con la situación y el hombre tiende a desconectarse por momentos. Esto lleva a que la mujer tenga más sentimientos encontrados y después de pasar por la esperanza del cambio, el arrepentimiento, llegue el momento en que asuma la decisión del divorcio.

LA VOZ DEL EXPERTO
Ana Juliana Becerra / Psicóloga


¿Por qué algunos hombres propician las rupturas emocionales con distanciamiento hacia su pareja y no lo dicen de frente?
Cada cabeza es un mundo distinto. Pero este tipo de situaciones no se presentan por lo general en relaciones de personas entre 30 y 40 años, que ya tienen una independencia emocional y no tratan de disfrazar sus sentimientos, enviar un doble mensaje.

Contrario, se puede presentar en personas entre los 20 y 30 años. El motivo puede ser inmadurez, baja autoestima, dificultades para mantener una relación. Parte de las razones también pueden estar relacionadas con el cambio de intereses de él, que se tenía una expectativa y ya otra.  

Habría que pasar a analizar qué pasa en la relación, pero lo más importante es la sinceridad, el diálogo, plantear las cosas como son, qué me gusta, qué no me gusta, definitivamente no puedo con esto. Así se pueden arreglar las cosas, mirar de parte y parte en qué se está fallando como pareja.

Pero el problema es que cuando no se habla de forma clara, cuando se envían dobles mensajes, la otra persona puede leerlos como quiere. Un mensaje puede ser 'estoy contigo porque no tengo una mejor opción', 'estoy esperando encontrar a alguien'.

Es posible que se dé el lenguaje no verbal y la persona quiera que el otro interprete su silencio con mensajes como 'ya no estoy interesado'. Esto tiende a ser tan confuso, por eso, lo más importante es hablar de forma natural así como se hizo al comienzo de la relación. Los dos deben tener claro que no existe una cláusula que exija que 'tienes que permanecer con él si no quieres'.

Señales que debe aprender a leer

1.Distanciamiento. Se acaban los planes juntos y ya tiene poco tiempo para usted. Antes no había quien lo sacara de su casa.
2.Adiós a los ‘te amo’ y demás palabras empalagosas que se decían constantemente.
3.Ha dejado de llamarla. Incluso pasarían días sin hablar si no fuera porque usted intenta comunicarse. Las últimas veces ha sido usted quien ha llamado, pero incluso, la manda a buzón.
4.Ha estado de mal genio continuamente y apático a los planes juntos.
5.Ha empezado a tomar ciertas actitudes frías. Parece un témpano de hielo, incluso durante sus encuentros íntimos.
6.Se aburre cuando está hablando con usted. Los bostezos no son precisamente de cansancio sino de pereza.
7.Busca todos los pretextos posibles para quedarse en casa. No quiere planes en público.
8.Es indiferente ante sus cambios, sus logros, le da lo mismo.
9.Empieza la amnesia hacia los compromisos que antes eran importantes para los dos. Si antes se le olvidaban las fechas, ahora menos las recuerda. Incluso será capaz de dar ese golpe certero de la indiferencia en una fecha realmente importante para los dos.
10. Ya no hace eso que tanto la divierte ni alimenta la relación.
11. Si lo analiza, solo dos besos se dan cuando se ven y de la forma simple: cuando llega y cuando se despide.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad