lunes 06 de abril de 2009 - 10:00 AM

¿PUEDO CREERLE?

Hace 6 meses terminé una relación de noviazgo que duró 2 años. Hace poco conocí a un joven profesional bien interesante que me tiene muy atraída y dice que soy la mujer de su vida. Hemos estado a punto de tener relaciones íntimas pero no sé qué hacer. ¿Será que se quiere aprovechar de la confianza que le he dado?

Él es ingeniero industrial y trabaja en una gran empresa como jefe de planta. Lo considero un hombre inteligente, organizado. Aún no sé nada de su familia y conozco poco de su pasado. ¿Qué puedo hacer?

Respuesta

Querida señorita: Nadie puede pretender amar aquello que no conoce. Sería equivocado permitir que con tan corto tiempo su enamorado sobrepasara los límites de la confianza que le ha brindado.

Aunque sienta una enorme atracción por él ¡Contrólese! Al hacerlo estará demostrando madurez, equilibrio emocional y ante todo dignidad.

Un hombre que después de buscar, por todos los medios, captar la atención de la mujer que le interesa a través de la seducción, pero recibe rechazo y encuentra en ella firmeza de carácter, pueden generarse dos tipos de reacciones: Se aleja definitivamente o por el contrario, se genera una mayor atracción al encontrar una persona de carácter, con valores sólidos y en condiciones de afrontar una relación de noviazgo seria.

Mantenga claridad en este aspecto y descubra quién es, cómo es, quiénes son sus amigos, cuáles son sus planes presentes y futuros, qué concepto tiene sobre la relación matrimonial, quiénes son sus padres. He aquí el camino para evitar volver a caer.

Reflexión

¿Cómo creer que somos el uno para el otro si desconozco quién eres y cómo eres? Posición sabia que induce a aclarar la verdadera dimensión del ser porque sin conocer no se puede llegar a querer.

Muchos casos de fracaso afectivo en el noviazgo y el matrimonio han tenido como base la falta de conocimiento del uno al otro. Asumen un sentimiento de atracción, de sensualidad o pasión como el fundamento de su relación y con el paso del tiempo, cuando esa sensación se nivela o desaparece, la fantasía se desvanece y el amor muere. Triste final, porque jamás existió ese presunto amor.

Todo lo que brilla no es oro. Que prime la inteligencia sobre su corazón para descubrir la esencia del amor verdadero, que al final y bajo la mirada de Dios reafirme su vocación matrimonial hasta que la muerte los separe.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad