miércoles 09 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

¿Qué dirá mi esposo si…?

No confunda conceptos. Para todo hombre tener a su lado una mujer recatada, con clase, que lo llene de orgullo en su familia, en su círculo social, es de maravilla.

Pero otra cosa es que sus comportamientos la lleven a ensimismarse y a frustrar su intimidad en pareja. Muchas veces la palabra 'recato' llega a las relaciones sexuales en pareja y aparecen las ampollas de una vida sexual no plena.

Para los hombres se convierte en un gran problema mostrarle a su pareja que debe ser participativa en la intimidad, sin que esto afecte el concepto de amor y de respeto que sienten por ellas.

Ellas, por su parte, no saben diferenciar un espacio íntimo de uno público, lo cual las llena de temores basadas en preceptos como 'qué dirá mi esposo si…'.

Ese miedo a sentir placer, a vivir una actividad sexual plena, es el paso fijo para que se generen características como la anorgasmia.


Concepto de recato

Mujer recatada: De acuerdo al judaísmo, las mujeres tienen una característica especial llamada en hebreo 'biná'. Se traduce como 'un entendimiento profundo'. En la Torá, las mujeres son ejemplificadas teniendo un mundo interno muy rico, poseyendo un poder único de influenciar el carácter de las personas, y teniendo una percepción y una visión que está más allá de la lógica, de los hechos externos y las superficialidades.

Si las mujeres fueran vistas externamente, carentes de un carácter interno y de espiritualidad, se les estaría quitando su fuerza y su regalo tan único. Existe el peligro de que ellas sean degradadas y convertidas en objetos.

 

preguntas y respuestas

Rocío Guarín

Ginecóloga y sexóloga

¿Por qué en algunas mujeres puede existir el miedo al deseo sexual?

'Principalmente por la cultura, por la educación en el hogar, por la misma sociedad. Precisamente las sociedades latinas tienden a reprimir a las mujeres en muchos aspectos, a que sea más sumisa en ese juego de poder frente al varón, eso hace que parte de la represión también las lleve a sentir miedo de su sexualidad.

Esas mujeres tienden a creer que al manifestar su deseo sexual no se verán como mujeres buenas, no las verán como personas idóneas para casarse con ellas, sino como personas que tienen el diablo adentro, que viven en el pecado. Incluso algunos hombres aportan en esos pensamientos cuando resultan con frases como 'de dónde aprendiste  eso'.

También puede ser ese miedo a perder el control en el sexo. Esto pasa en mujeres que son muy controladoras, que quieren tener todo dentro de sus parámetros. Son esas mujeres que tienen una agenda de cómo debe funcionar todo. Por eso para ellas un orgasmo les resulta extraño, fuera de lugar.

Otras personas tienen miedo de volverse dependientes de esas sensaciones, es un miedo a volverse dependientes de su pareja.

¿Cómo se puede combatir ese temor a experimentar deseo sexual?

Lo primero es reeducar en ellas los conceptos sobre la sexualidad. Ellas deben entender que la sexualidad es sana, que es buena, que es inherente al ser humano, que es positiva porque con ella se expresa amor y respeto. La sexualidad no le hace daño a ella ni a la pareja.

El segundo paso es comenzar a autodescubrirse ella misma, a conocer su cuerpo, a amarlo, a que no tenga miedo de mirar sus genitales, a que descubra cuáles son las zonas en las que siente mejor placer. Cuando ella se quiera y acepte su cuerpo estará mejor preparada para su relación de pareja.

¿Cuál debe ser el papel de la pareja para que le ayude a desinhibirse?

La pareja debe expresarle que ella es una mujer completa, con principios, que respeta sus creencias, su cuerpo, que la entiende, la quiere así. Pero también es bueno decirle que hay un amor que engloba todo lo que ella es y que ese amor debe ser activo, que proponga. Al hacerle ver que le gusta que ella tome la iniciativa, lo único que le está demostrando es que tiene a otro ser humano con el cual interactuar, que es un ser humano vivo. Por eso ella debe tener claro que debe ser participativa en ese encuentro íntimo.

¿Esos temores son los que la llevan a no experimentar orgasmos?

Por supuesto, esa es una de las causas de anorgasmia. La educación sexual castrativa, esos temores y tabúes.

 

Recato vs Mojigatería

'Soy una mujer cien por ciento recatada'. Así puede ser, pues la diferencia entre mujer recatada y mojigata es amplia.

El médico y sexólogo Gabriel Gutiérrez Giraldo explicó que 'una mujer rectada es cauta, modesta. Pero la mujer mojigata es aquella que disimula, trata de ser humilde, pero se escandaliza por todo, una palabra subida  de tono le fastidia. La mojigatería se envuelve en una hipocresía a la expresión'.

El profesional explicó que un ejemplo claro de mojigatería es cuando al escuchar del esposo 'mi amor, cómo estás de buena', se pone irritable.


preguntas y respuestas

Gabriel Gutiérrez Giraldo

Médico con postgrado en orientación sexual

¿Por qué existe en algunas mujeres el temor a sentir placer?

Si hay miedo al placer en una pareja es claro que entre los dos no existe confianza, amistad. De existir no hay por qué temer y  demostrar ese deseo con la pareja.

La educación castrativa lleva a muchas mujeres a pensar que sentir deseo es malo. Esto lógicamente la va a llevar tarde o temprano a que explote porque no puede seguir en esa etapa de fingir o guardar sus deseos.

Las dos partes tienen que entender que una pareja es un complejo tan grande que tiene cantidad de elementos como el interés por el otro, que esa atracción no sea sólo física sino emocional, que haya una comunicación directa, un diálogo no social sino de gestos y de intimidad. La intimidad también es confianza entre los dos, es respeto y eso hace una pareja feliz.

¿El ego masculino puede sentirse amenazado por mujeres con iniciativa en el tema sexual?

Muchas mujeres sienten ese temor a expresar su sexualidad por temor al rechazo, a escuchar la frase 'usted qué es lo que está aprendiendo'.

Esos hombres no ven en la mujer ese aporte a la relación, ese granito de arena, sino un mensaje que les habla de aparición de un amante. El machismo hace que diga 'yo soy el que debo tener la iniciativa', por eso ella prefiere que sea él quien la busque y no al contrario.

Ella no busca al hombre por miedo a ser catalogada como 'fácil'. Pero una mujer moderna ya no vive en la fase del 'aguante'. La mujer actual ya logró independencia en el aspecto sexual.

¿Un matrimonio puede acabarse por esos miedos sexuales?

Sí, indudablemente. Cuando se encuentran dos elementos disímiles, cuando un hombre es ardiente y una mujer todo lo opuesto por miedo a expresar sus sentimientos, tarde o temprano explota la relación.

Es importante tener en mente que ese fuego de la pareja es un fuego que debe perdurar toda la vida y que tiene necesidad de variación.

¿Qué nos mueve a formar pareja?

Lo primero que nos mueve es la atracción física, luego viene el enamoramiento y la sexualidad juega un papel importante dentro de ellos.

Al mantener la sexualidad como ese elemento básico de la relación, las parejas son más felices y son inteligentes al saber que tienen una pareja sexual complaciente y una diferencia  no los hará romper.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad