sábado 01 de agosto de 2009 - 10:00 AM

¡Qué razón tenía mi madre!

'Se lo dije o no se lo dije'.

Esta es una de las frases que escucha de manera frecuente cuando sabe que su decisión no fue la mejor y que la advertencia o consejo recibido con anterioridad no fue aplicado por usted. En este caso pudo ser su mamá, su mejor amigo o una persona de experiencia.

Y es que en materia de refranes, muchas veces le han dicho que 'sabe más el diablo por viejo que por sabio'.

Pero es que escuchar consejos no es una tarea fácil y más llevarlos a la práctica. Es importante también que usted sepa filtrar qué es lo que más le conviene y cuándo la apreciación de esa persona cercana a usted es la más idónea.

Es posible que con el paso del tiempo, usted haya podido justificar lo erróneo de sus actos con frases como ¡Qué razón tenía mi madre! Pero lo cierto es que ya no se puede devolver el tiempo y lo mejor es aprender de esa lección.

Sepa a quién pedirle consejo y cuándo hacerlo. En ocasiones es importante que usted le consulte a un profesional.

preguntas y respuestas

Luz Elena de la Rosa Puello
Psicóloga experta en Psicoterapia de pareja y trastornos afectivos


¿Cuándo es bueno escuchar? La autonomía o potestad para regirse a sí mismo es una característica importante con la que debe contar todo ser humano; a medida que crece, en cualquier circunstancia de la vida, se necesita escuchar otros conceptos u opiniones, sobre todo en situaciones complejas ante las cuales no se cuenta con experiencia y la actitud para afrontar tales situaciones es inadecuada.

Se debe estar abierto para escuchar, aceptar y establecer nuevos criterios, que le darán la capacidad emocional de autocontrolarse y ganar asertividad por la vida.
¿Cuándo estamos preparados para dar un consejo? ¿Qué tener en cuenta antes de dar un consejo? Un buen consejo debe tener un equilibrio entre objetividad y de conocimiento por el otro, ya que una misma situación puede ser vivenciada y manejada de diferentes formas, según la estructura de personalidad de cada individuo.

Ana Tulia Montañez / Psicóloga


¿Cuándo estamos preparados para dar un consejo?

El tema de los consejos es bastante complejo y de lo que uno puede inferir con la experiencia personal y en la consulta, es que existen distintos niveles de objetividad en el tema. No es lo mismo dar o recibir un consejo sobre un tema económico, como una inversión, como la compra de un carro, a dónde viajar, un tema laboral, o dar o recibir un consejo sobre algo demasiado íntimo y personal, como por ejemplo sobre dificultades en una relación afectiva, la sexualidad, manejo de los hijos.

¿Cuándo es bueno escuchar consejos?

Siempre es bueno escuchar diferentes opiniones sobre un tema, que provengan de personas idóneas, para tener una gama de posibilidades y de reflexiones. Es importante tener en cuenta que quien da un consejo debe conocer y tener autoridad sobre el tema. Es bueno analizar si la persona que da el consejo lo aplica para su vida con éxito y tener claro que la responsabilidad de tomar la decisión está en nosotros mismos y no en quien aconseja.

¿Los hijos se cierran a los padres?

Si usted es mamá o papá, sabe que los hijos, sobre todo en la etapa adolescente, se cierran a los comentarios o advertencias de los padres. La psicóloga Luz Elena de la Rosa Puello explica que se debe 'generar expectativas que busquen satisfacer la necesidad de ser escuchado(a) y quitar el estigma  de que todo encuentro se desencadena en conflictos'. Una vez que se superen las brechas generacionales, las diferencias de pensamientos, el distinto rol familiar y  se establezca confianza, el hijo va a poder ser más accesible y valorar los consejos de los padres.

LISTA
Es importante que el hijo decida


Es lógico que usted como padre de familia desee lo mejor para su hijo. Pero en ocasiones tantos consejos se convierten en camisa de fuerza para que él decida.

Recuerde que:

1 Es indispensable tener en cuenta que un hijo crece y empieza a tener conocimiento y criterio propio.
2 Acepte que es muy probable que su hijo sepa mucho más en algunos aspectos que usted.
3 De nada sirve intentar hacer ver a su hijo lo equivocado que está en algo. Él se tiene que dar cuenta de sus errores por sí mismo y aprender a asumir consecuencias.
4 Las madres deben entender que muchas veces no se las saben todas, y que es bueno reconocerlo ante el hijo, pero acompañarlo y ayudar a buscar a la persona o información necesaria, para que así el hijo tenga las herramientas para dar respuesta a su inquietud. Recuerde que él debe elegir en últimas la solución más asertiva (lógicamente de acuerdo a la edad).

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad