domingo 25 de enero de 2009 - 10:00 AM

¿Se cayó el blindaje?

En noviembre del año pasado Miguel Gómez Martínez, presidente de la Cámara de Comercio Colombo Americana,  aseguró que las consecuencias iban a llegar, lo que no se sabía era cuándo.

'Colombia lo sentirá en varios frentes: la disminución del envío de remesas a causa del desempleo que comienza a aumentar en Estados Unidos y la baja de las exportaciones en energía, petróleo y carbón, que se debe a que las compañías aéreas del país del norte han reducido su número de vuelos y rutas', entre otras aseguró.

Y efectivamente esos síntomas ya comenzaron a notarse. El más optimista frente al tema –el Gobierno-, también ha asegurado que 'quizá' ya hay reacciones directas a lo que pasa en el mundo, pero insisten en que Colombia no entrará en crisis pero sí habrá un notado decrecimiento de la economía.

'Crisis o recesión es cuando el crecimiento es negativo, pero este no es el caso del país, pese a que las perspectivas se han revisado, siguen siendo relativamente buenas', aseguraron fuentes del Ministerio de Hacienda.

Aunque en realidad pocos se atreven a hablar de crisis o recesión en el país, sí se asegura que estamos pasando por momentos no tan buenos, que requieren de un buen manejo gubernamental, y que nuestro crecimiento será el espejo de lo que está pasando en el mundo.

'Somos un país que tiene nexos comerciales fuertes con el resto del mundo, y lo que está pasando en Estados Unidos y la Unión Europea nos afecta directamente, entonces, no podemos decir que no habrá repercusiones', agregaron voceros de Minhacienda.

Analistas de Corredores Asociados aseguran que pese a que Colombia tiene buenos fundamentos, es posible que las cosas no vayan bien debido a un riesgo latente de deflación en Estados Unidos, que ni las buenas intenciones del recién posicionado Barack Obama puede eliminar en el corto plazo.

Pero el catedrático y experto economista Eduardo Sarmiento, difiere de las posiciones sobre que aún no hay crisis y asegura que en el país hay recesión desde el año pasado.

'Las cifras más recientes lo confirman. La pérdida de empleos, caída de la construcción y del comercio, son señales inequívocas de ello', dijo.
Aseguró que el Gobierno apenas se está dando cuenta de ello, 'pero la posición sigue siendo la del enfermo que no quiere oír sobre su enfermedad'.

Para Sarmiento, la pérdida del empleo es en números mayor a la de Estados Unidos, pero es equivalente a la de un país con más habitantes y plazas.
'Además, el hecho de que la producción industrial haya caído en un 13% es grave, pues esta cifra es muy similar a la de la crisis de los 90', puntualizó.

Según Eduardo Sarmiento, el blindaje no existe y la situación de nuestro país es similar a la de Estados Unidos; 'sólo que allá han aceptado lo que pasa y acá el Gobierno aún trata de convencernos que eso no es así'.

Empleo

La generación de nuevos trabajos y la permanencia de otros ha sido uno de las más graves señales de la permeabilidad de la economía colombiana frente a la recesión mundial.

En un evento la semana pasada, el propio presidente Álvaro Uribe Vélez dijo que 'la situación de la economía es bien difícil. Nosotros este año tenemos mucho temor con el empleo. Yo no se los puedo negar'.

Y es que las cifras hablan por sí solas. Según el Dane, el desempleo repuntó de 10,1% a 10,8% de octubre a noviembre pasado. El desempleo era de 9,4% en noviembre del año pasado. Y en los últimos doce meses, hasta noviembre de 2008, la producción real de la industria manufacturera nacional registró una reducción de 2,08%.

El ministro de Protección Social, Diego Palacio, admitió que entre 200 mil y 300 mil puestos de trabajo que dependen de las exportaciones están en riesgo este año por la crisis económica.

De acuerdo con analistas de Corficolombiana, la situación en este ítem en el país está llegando a los límites de los años 90.

'La tasa de desempleo en áreas metropolitanas durante la recesión de finales de los noventa se encontraba en niveles de entre 18% y 20%, cifras históricamente altas. Desde la crisis de finales de los noventa la tasa de desempleo, a nivel nacional, alcanzó un mínimo de 9,4% en noviembre de 2007. Desde entonces, hasta la última cifra publicada por el DANE, el desempleo en Colombia ha aumentado. El resultado de las encuestas de comercio al por menor y la muestra manufacturera son evidencia de que la economía colombiana entró en un periodo de desaceleración. Esto, a la par de la caída en el comercio y la industria, preocupa aun más', aseguraron investigadores de la entidad.

Agregaron que el mercado laboral muestra que las condiciones de empleo actuales en Colombia se están deteriorando y lo seguirán haciendo en la medida en que la actividad económica continúe en la senda actual. 'Adicionalmente, en 2009, el deterioro del mercado laboral se va a ver agravado por la rigidez nominal del costo salarial.

El aumento salarial, fijado por decreto, se hizo sobre la inflación causada en 2008, cuyo resultado es más de 2 puntos porcentuales superior a la inflación esperada para 2009. Bajo un escenario de disminución en la inflación se generará un aumento entre 2% y 3% real en el nivel de los salarios.

En un contexto de baja productividad y desaceleración del consumo, las empresas deberán ajustar los costos de nómina para mantener sus márgenes, lo que harán con recortes en nómina'.

Producción

Andrés Mauricio Vargas, investigador de Bancolombia, asegura que datos en la producción también hablan de una necesidad de replantear la política económica del país.
'Los datos de actividad económica conocidos durante noviembre señalan una expansión muy débil de la economía e incluso contracción en algunas actividades. Así, durante el mes las ventas del comercio cayeron 2.46%, que es el dato más bajo para septiembre desde 1999.

Por su parte, la producción de la industria se contrajo 3.28%, lo que deja la variación año corrido en -1.1%, supera los niveles de 2002 y se ubica cerca de lo observado a finales de 1998', explicó el analista.

Según el experto, adicionalmente, los índices de difusión de la industria y el comercio señalan que menos del 50% de las clases industriales y del grupo de mercancías presentaron variaciones positivas, indicando que el menor desempeño agregado no obedece a alguna particularidad, sino que tiende a ser generalizado.

'Todo lo anterior indica que en el segundo semestre de este año la economía estaría experimentado el desempeño económico menos favorable de los últimos 6 años'.
'Es por ello que, en procura de mantener un balance macroeconómico interno saludable, la política monetaria empieza a cambiar de postura, lo cual será más evidente cuando las expectativas de inflación bajen. Los datos de la industria de los últimos meses indican no solamente una menor utilización de la capacidad, sino que la diferencia entre el crecimiento de la producción y la productividad (proxy de la brecha del producto) se ha hecho negativa, sugiriendo una brecha del producto negativa o muy cerca de cero', agregó.

Definitivamente, coinciden los sectores, las cifras comienzan a lanzar voces de alerta, y estará en manos del Gobierno tomar las medidas. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad