miércoles 04 de febrero de 2009 - 10:00 AM

¡Su enfermedad puede ser invisible!

Malestares musculares, palpitaciones, mareos constantes.

Estos son algunos de los síntomas que ha podido presentar su cuadro clínico cuando visita al médico sin encontrar la raíz de su problema.

Mente y cuerpo se fusionan para generar ciertos efectos que a la final son sólo enfermedades psicosomáticas.

En ocasiones, la ansiedad se convierte en el primer diagnóstico. Usted recibe medicamentos y el profesional se ve en la obligación de remitirlo al psicólogo.
Pero sólo estará en sus manos darle solución a esa situación que lo desestabiliza físicamente.

Muchas personas no logran aceptar que necesitan un profesional que los guíe durante este proceso.

Por eso continúan enfermándose, cada vez con un síntoma nuevo.

Aprenda a conocer cómo se manifiestan estas enfermedades invisibles y cuál es el primer camino para encontrar solución.

'Cuando se están presentando los síntomas, se  desborda la ansiedad y la persona siente que se va a morir. Más allá de lo físico, se debe abordar el aspecto emocional, realizar la visita al especialista y cambiar el estilo de vida': Carlos Otero, psiquiatra.

lista
Recomendaciones para enfrentar las enfermedades psicosomáticas


1.    Propender una buena alimentación.
2.    Tener una rutina diaria de ejercicios
3.    Tener un vínculo emocional, ya que  tienen más riesgo los que viven solos. Que alguien lo espere en casa, con quién conversar, con quién descargarse. La familia sería el tercer paso.
4.    Afianzar los vínculos en el trabajo y  los amigos.
5.    Elegir un programa dirigido de relajación que se pueda hacer en cualquier momento.

preguntas y respuestas
Carlos Otero / Psiquiatra


¿Cómo podemos saber que una persona está somatizando las enfermedades?
Generalmente, son personas que acuden a las consultas externas o por el servicio de urgencias, les piden exámenes, historias clínicas y no hay explicaciones por laboratorio u otro tipo de exámenes que justifiquen los síntomas.

La medicina general o especializada no les soluciona la sintomatología.
En el fondo están sometidos a marcar ansiedad, estrés laboral, dificultades económicas que tenemos todos.
Por lo general, presenta un cuadro sintomático con dolores osteomusculares, lumbalgias, dolores cervicales y dolores dorsales, la espalda es el punto que más genera consultas.

¿Cómo abordar la situación?
Cuando vienen a consulta de salud mental ya han agotado otros recursos, sobre todo los orgánicos que deben descartarse. Pero en ocasiones el psiquiatra es el último recurso, les hablan del psicólogo y el psiquiatra y lo obvian. El trabajo debería ser multidisciplinario entre el médico general, especialista y salud mental.

¿Cómo curar este tipo de enfermedades?
Después de hacer una historia clínica que nos acerque al diagnóstico, hacemos un enfoque integral y si necesitamos el uso de medicamentos los formulamos. Se realiza un tratamiento psicoterapeútico.

Se dice que un tumor es un problema por resolver. ¿Qué tan cierto es que las enfermedades físicas están conectadas con las emocionales?
Un ejemplo claro es analizar los problemas de cáncer. Por lo general, sólo el 15% es genético. Pero muchas veces depende de la forma como nos alimentamos, esto sumado a una vida estresante lleva a que se debilite el sistema inmunológico.

Todos tenemos un órgano más débil y en este se expresan las emociones.
El estrés produce ansiedad, la ansiedad produce depresión, el sistema inmunológico se cae y  se alimenta un mal. Es así como empieza un crecimiento anormal de células en cualquier parte del cuerpo y se desarrolla un cáncer.

¿Qué consecuencias pueden aparecer, de no buscar solución a tiempo?
Ante un cuadro depresivo grave se pierde el goce de la vida, aparece la concepción o idea de la muerte, que incluso llega al suicidio.

Un tumor puede ser un problema no resuelto

Ante la presencia de un tumor en una persona,  la medicina tradicional actúa como un ejército de seguridad, surgen todas las estrategias bélicas para su exterminio y se acude a métodos quirúrgicos en los que se saca un poco más de tejido  para  estar seguros de la eficacia. Además  se aplican drogas letales para el tumor, pero para estar absolutamente seguros se coloca la irradiación para acabarlo definitivamente. Pero el tumor puede volver a aparecer.

Así lo explica la profesional Luz Marina Osorio Torres, quien pasa a aclarar que desde la medicina psicobiológica, el tratamiento es diferente.

'Como ese tumor es la expresión de algo que está pendiente por resolver y el tumor nos habla de ese pendiente, esa es su tarea, volver a aparecer en otra parte para recordar el pendiente. Es ahí cuando se acude  a la ayuda de las humanidades para que  ayuden a resolver este dilema', expresó Osorio Torres.

Pero, ¿cómo?

'Una poción alterna sería  relacionarse con el tumor y entrar en diálogo amoroso con él y preguntarle qué mensaje trae, por qué se hace presente, es decir, asumir la enfermedad, aceptarla como quien acepta un amigo que le quiere transmitir un mensaje y cuando ésta cumpla su función desaparecerá, pues ya deja de tener sentido su presencia. Pero si se le niega o se le trata como enemiga, ella sigue presente', enfatizó.

LA VOZ DEL EXPERTO
Luz Marina Osorio Torres / Fisioterapeuta egresada Universidad Nacional de Colombia


'Son muchos los estudiosos que han demostrado la relación entre el aspecto emocional y la enfermedad misma y hay quienes van mas allá y tienen en cuenta el componente espiritual recordando que el individuo es un ser integral y  que forma parte de un gran todo. Si tomáramos conciencia de que somos parte del todo, no sufriríamos la enfermedad.

Palabras más, palabras menos. Cuando un animal salvaje se traga una presa demasiado grande, se  le agrandan las amígdalas e impide que siga tragando; esto como mecanismo regulador natural. 

Así también en el ser humano el sistema de defensa del que forma parte las amígdalas responde cuando el individuo tiene que 'tragarse' agresiones  demasiado grandes del ambiente en que se desenvuelve. Y dice el Dr. Callejón, uno de los estudiosos del tema, que 'las amígdalas responden desde el nivel  físico haciendo una metáfora de lo que está ocurriendo a nivel emocional. Entonces  viene la tos, el estornudo y echar a aquellos que lo están dañando'. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad