viernes 28 de agosto de 2009 - 6:58 PM

La comida típica sabe mejor en familia

La sazón de la cocina de Santander es inolvidable. Cabro, carne oreada, sancocho de gallina o un delicioso mute son algunas de las delicias que seducen a propios y visitantes.

El sabor de la tradición es también el de la unión familiar. Por eso, en Santander, cuando se habla de comida típica, sin duda también se hace referencia al programa de fin de semana, a celebración y buenos restaurantes. Por eso, los cocineros de los restaurantes de comida  típica se han encargado de ofrecer a comensales, propios y visitantes, diferentes opciones que hacen que una salida a comer sea una gran experiencia.

 

Y es que en Bucaramanga y en los municipios del área metropolitana salir a degustar de platos típicos es visitar también los atractivos de cada uno de los municipios, así que el turismo se une con la gastronomía. Tenga en cuenta en su próxima salida familiar las ofertas gastronómicas que tienen para usted los diferentes restaurantes que acompañan esta publicación comercial. Además del rico sabor, la amplia oferta de platos hace de estas propuestas una exquisita opción para eventos especiales como bautizos, cumpleaños, aniversarios, primeras comuniones y matrimonios, entre otros. Su majestad, el mute El plato rey en la mesa dominical de los santandereanos  es el mute. Los empresarios que acompañan esta publicación han desarrollado la tradicional receta, al punto que a este plato típico le han impreso un sello especial que permite disfrutar del mejor mute de la región. El secreto está en ofrecerlo con el maíz más tierno y fresco, así como en una presentación especial, que en algunos casos es una cazuela.

Para disfrutar de un buen mute estos expertos aconsejan acompañarlo de yuca fresca, arroz, ensalada tradicional y un refrescante refajo. Sabor propio La comida santandereana tiene sabor propio. Entre sus platos la carne oreada se destaca por ser una de las propuestas más especiales y únicas entre la cocina colombiana. Es difícil encontrarla en otras partes del país, su corte peculiar, preparación a rayo de sol, viento y humo, le dan un sabor único. La carne oreada se acompaña de yuca, aunque hay quienes la prefieren con otra tradición de la cocina regional, como la arepa santandereana, elaborada con maíz amarillo, lo que la hace muy apetecida por quienes visitan la región.

Entre los restaurantes que acompañan este informe comercial cabe destacar que algunos cuentan con más de 20 años de experiencia. Para los comensales esto es garantía de calidad, cuando de escoger un buen restaurante típico se trata. Esta experiencia hace posible que usted pueda disfrutar de platos como la mencionada carne oreada, pero también del cabro o la pepitoria, exquisito plato que mezcla, entre otros ingredientes, arroz, vísceras y sangre de chivo.

Entre las carnes la sobrebarriga se describe también como uno de los platos más tradicionales y apetecidos de la gastronomía santandereana. Pero en la región no todo es carnes rojas. También han ganado espacio en los platos de tradición las carnes blancas, como la mojarra asada en piedras volcánicas. Un anunciante que acompaña este artículo comercial es reconocido por este plato. Incluso, este comerciante cuenta con criadero de mojarras. Por eso, no deje de incluir la comida típica en su próxima integración familiar, aniversario u otro evento especial. Recuerde que en estos anunciantes encuentra la mejor opción.

Los componentes de la comida santandereana son variados. Esta cocina conquista paladares en diversas regiones. Por eso, es fácil encontrar restaurantes que ofrecen la gastronomía regional en otras ciudades del país.

 


¿Sabía usted que...?

La cocina santandereana es una de las más famosas de Colombia, por los productos y peculiar preparación?

 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad