domingo 28 de junio de 2009 - 10:00 AM

Lorena Álvarez

Que la televisión le encanta, es lo que dice la bella barranquillera sobre su experiencia en el mundo de la actuación, carrera que la apasiona y motiva a seguir todos los días aprendiendo y mejorando. Sin embargo, este gusto no nació desde pequeña sino por cosas del destino. Estaba en el lugar y momento adecuado.

Lorena estudió Comunicación Social en la Universidad del Norte en Barranquilla y llegó a Bogotá  buscando trabajo en la parte organizacional, pero le fueron saliendo personajes cortos en varias producciones de televisión como: ‘Voz Estéreo’ y ‘La marca del deseo’, entre otros, que no pudo rechazar. Preguntas y respuestas

Vanguardia Liberal: ¿Cómo llegó a la televisión? Cuando estaba en el colegio como en décimo, una compañera me dijo que estaban recolectando talento, que iban a hacer unos talleres que fuera y yo le dije que no, que a mi eso no me gustaba, que no servía para eso y me dijo: no importa me acompañas. Fui y me dijeron que entrara, yo no había llevado hoja de vida ni nada, terminé quedando yo y mi amiga no.

¿Desde cuando supo que quería ser actriz? Cuando empecé a ver en realidad cómo era la cosa y me empezaron a enseñar mucho, me pareció súper interesante y diferente. No era algo que yo tuviera en mente, ni era un sueño desde chiquita, pero ya cuando arranqué, ahí me gustó el cuento, entonces quedé vinculada con ese grupo.

¿Cómo se ha sentido en ‘Oye bonita’? Ha sido lo mejor que me ha podido pasar, ha sido mi primer proyecto largo y contar con un elenco tan bueno, tan chévere, la mayoría somos caras nuevas, entonces no venimos con prejuicios, ni prevención, ni nada, es muy fácil, muy rico. Vivo muy agradecida que mi primer proyecto no haya tenido problemas con nadie, no ves envidia, ni chismes, ha sido muy rico.

¿Qué le dice la gente en la calle? En Bogotá no pasa mucho porque aquí están todos los actores, entonces la gente esta acostumbrada a verlos, pero en Barranquilla me dicen: eres igualita a la hermana del ‘Monchi’ o serás tú y yo digo sí soy yo, y me dicen yo me la veo y me gusta ese o el otro, me gusta tu personaje, me felicitan. A la gente le gusta mucho la novela y la energía que se transmite. 

¿‘Carmen’ y usted en que se perecen? En muchas cosas, somos muy organizadas, a veces muy estrictas, juiciosas, ‘Carmen’ lo que pasa es que es un poco aburrida, las situaciones la han obligado a volverse muy mamá, le falta ser más niña, yo soy más relajada en ese sentido, cada quien debe aprender de sus propias experiencias.
 ¿A que le tiene miedo? Al olvido, a veces uno se lo busca solito.  Muchas veces por el estrés o por como se lleva la vida de rápido por el trabajo uno se va olvidando de la gente y es feo, uno tiene que mantenerse contento.

¿Que le alegra el día? Los buenos comentarios, una buena compañía, hay gente que tiene muy buena energía y eso le quita a uno de la cabeza todo, eso lo hace pasar a uno un buen rato.

¿Qué es lo más rico de trabajar en televisión? El cariño de la gente, que reconoce el trabajo. La televisión me encanta, no tengo problema con trasnochar, madrugar, trabajar duro, eso me gusta, el corre corre, estudiar las escenas, estar rodeada de gente de buena energía es muy rico también.

¿Qué la pone de mal genio? Que no me salgan las cosas como las planeo, tengo ese problema que yo organizo mis cosas y se me desbaratan los planes y me da mal genio
 
¿Qué la hace llorar? Las películas, hasta por las cosas buenas que pasan en ellas.

¿Qué le gusta hacer en sus días libres? Me gusta descansar, dormir hasta tarde, salir a conocer restaurantes, comer rico y actualizarme de las cosas que pasan dentro y fuera del país.

¿Cuántas veces al día se retoca el maquillaje? En el trabajo porque me toca después de almuerzo, si no no lo haría y en la vida personal no me maquillo.
¿En su casa en qué oficio se raja? No se planchar, no tengo ni idea, plancho un lado y cuando lo volteo se me arrugó el otro.

¿Qué es lo primero que hace cuando se levanta? Le doy gracias Dios por el nuevo día y por las cosas buenas que me está trayendo.

¿Que disfruta más el día o la noche? La noche porque me parece más tranquila, las cosas que se hacen no se hacen por obligación sino por placer, uno escoge qué se hace.
¿Cómo duerme? De lado, abrazando una almohada con las piernas.
¿Tiene novio? Sí, hace año y medio y no es del medio, trabaja en el Banco de Crédito.
¿Qué le hace falta a su ropero? Zapatos, nunca serán suficientes

¿Quién es el amor de su vida? Juan Sebastián, mi novio.
¿Cómo le dicen en su casa? Mis papás me dicen ‘yoyi’.
¿Cómo era de chiquita? Desordenada, payasa, era siempre la que hacía la recocha.
¿Qué conserva de su niñez? Sigo siendo como muy risueña.

¿A quién admira? A los papás y a las mamás, tienen una responsabilidad demasiado grande al criar un hijo.
La materia del colegio que menos le gustaba Química
¿Qué la enamora? Los detalles y que estén pendientes de mí.

¿Cuál es su postre preferido? Postre de nutela con una bola de helado de vainilla.
¿Qué le cuesta trabajo? Tener disciplina para hacer ejercicio, ni en el colegio hacía ejercicio, los profesores se ponían bravos porque yo me acostaba en una banca a leer revistas…(risas)
Una pócima para la tristeza La calle, los amigos, hay que salir con los amigos, no quedarse en la casa.

¿Qué clases le gustaría recibir? De baile, sueño con poder estar en una obra de teatro, en una serie, en una película donde tenga que hacer coreografías y bailar, eso me encantaría.
¿Cuándo dice mentiras? Muchas todo el tiempo, no mentiras porque quiera ocultar algo que sea malo, sino las digo porque no me gusta que me pidan explicaciones de mi vida, entonces para no dar explicaciones digo cualquier cosa por salir del paso.

¿Qué es lo que más le pregunta la gente? Siempre me preguntan que quiénes son mis amigos de la novela, que cuente quiénes se portan mal, quiénes son groseros, quiénes son estrellitas, quién hace pataletas…

¿Qué tienen su mesa de noche? El teléfono, los celulares y siempre debo tener agua.
¿Cuál de sus sentidos es el más desarrollado? Diría que el olfato, pero tengo otra cosa más desarrollada pero no creo que vaya con los sentidos, es la memoria fotográfica, lo que veo se me graba por años.

¿A quién ha dejado plantado? A nadie porque no me gusta, aviso por lo menos que no voy a ir.

¿Y quién la ha dejado plantada a usted? Un pelado con el que estaba saliendo que me encantaba y siempre me dejaba metida, no en la calle, me dejaba vestida en la casa esperando.
¿Cuál es su rasgo más costeño? El hablado.
La reciente compra que ha hecho.Un colchón.
Un viaje soñado A Egipto, me muero por ir.

Auto evaluación

Califíquese de 1 a 5 en las siguientes preguntas:

Cuánto tiene de rumbera: 5
Cuánto tiene de juiciosa:  5
Cuánto tiene de romántica:      3
Cuánto tiene de malgeniada:  5
Cuánto tiene de dormilona:  5
Cuánto tiene de orgullosa:  6
Cuánto tiene de  chef:  3
Cuánto tiene de puntual:  4
Cuánto tiene de antojada:  4

En pocas palabras

• Un color: Azul.
• Un libro: Toda la cultura en 1001 preguntas.
• Un lugar paradisíaco: El mar.
• Una comida: Italiana.
• Un día: Viernes.
• Una canción: Son dairo.
• Un momento: El primer día de la grabación de la novela.
• Un agüero: No creo en eso, todo está en la mente.
• Un regalo: Un libro.
• Una tradición familiar: Diciembre en familia.

 

 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad