domingo 18 de enero de 2009 - 10:00 AM

Los amigos dañan a mi hijo

No sé cómo actuar frente a mi hijo de 19 años, quien ha conseguido unos amigos que lo vienen dañando desde hace  un año en el colegio donde estudia. Soy separada desde que mi hijo cumplió 6 meses y el papá poco aparece. No tiene autoridad y es un 'cero a la izquierda'.

No he podido entender por qué un hijo, a quien se le ha dado de todo sin limitaciones, termina comportándose de esta manera. ¿Qué debo hacer con él?
Espero su consejo.

RESPUESTA


Distinguida señora: A un hijo se le debe amar, pero sin exagerar. El chico ha recibido de todo a manos llenas a pesar de la ausencia de su padre. Creó en él una gigantesca egoestima, que le lleva a pedir de todo a cambio de nada porque no conoció límites.  

La influencia de los amigos ha sido negativa luego de inculcar en su interior  malos hábitos como el irrespeto, el desorden y la irresponsabilidad.
Hable con él haciéndole ver cuánto vale como persona. Invítele a un cambio de actitud que le permita terminar los estudios de bachillerato para ingresar a la universidad. Escúchelo con atención y mantenga firmeza en lo que dice y hace. ¡Manos a la obra!

REFLEXIÓN


Jamás espere conocer los amigos de su hijo hasta la adolescencia. Debe hacerlo desde temprana edad para inculcar esa disciplina conciente que le lleve a tratar sus relaciones con exigencia, límites, orden y normas de urbanidad. Aprenderá a regular horarios, cuidando las palabras o frases que pronuncia y asumiendo con responsabilidad el manejo de su propia vida.

Más que papá o mamá debe ser su mejor amigo o amiga.

Acérquese a este ser especial y conozca lo que piensa o siente buscando direccionar con inteligencia y sabiduría su conducta futura.

Facilite su formación espiritual a través de la vivencia de valores humanos y sobrenaturales que forjarán en él un carácter firme, que le permitirá confiar en sí mismo para emprender la transformación positiva de su existencial.

¡Cuidado con los ratos libres! pueden ser espacios propicios para dañar su vida. Ocúpelos en actividades de tipo intelectual, cultural o deportivo que le permitan crecer de una manera sana sin dejarse influir por el hedonismo, materialismo o el consumismo que le rodea. Está en sus manos brindarle los medios que faciliten su crecimiento integral. ¡Haga lo que debe!

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad