domingo 30 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Los celos de mi papá

No he podido entender por qué mi papá es tan celoso conmigo. Ya tengo 20 años y estoy terminando mi carrera profesional. Es la hora en que mi papá vive pendiente de mí en todo lo que pienso, hago o deseo. Me estoy cansando.

Doctor Jorge Eliécer Díaz Wilches: indíqueme la manera como debo enfrentar a mi padre para evitar inconvenientes futuros. Imagino lo que pasaría si supiera que tengo novio. Mi mami, por el contrario, es muy linda, comprensiva y respetuosa conmigo.

RESPUESTA

Querida joven: El temor de todo buen padre sigue siendo ver interrumpido el proceso de crecimiento interior y académico de sus hijos, sobre todo, en aquellas etapas en que los amigos e incluso el novio se convierten en su más cercana compañía.

Su padre ve llegar aquel momento en que su hermosa hija les dirá: papá, mamá, ya me asignaron la población donde voy a realizar el año de judicatura.
Alístense porque debo partir. Habrá una mezcla de sentimientos; por un lado alegría, viendo realizar a su hija el sueño de poder ejercer la profesión escogida y por el otro, el desprendimiento de aquel ser que representa el regalo más bello que Dios y la vida les ha podido conceder.

Siéntese a conversar con su papá y dígale cuanto le quiere. Exprésele con sinceridad prudente lo que ha venido sintiendo con su comportamiento. Reafirme que la niña ¡ya se volvió mujer! y que por obvias razones no piensa fallar porque tiene claro todo cuanto quiere para su vida en estos momentos: Terminar exitosamente su carrera profesional. Actúe con la firmeza y emprendimiento de la gran mujer que sabe quién es y hacia dónde se dirige. Ni un paso atrás. ¡Felicitaciones!

REFLEXIÓN

La lucha existencial de una mujer debe ir impregnada de una fe viva donde prime la claridad y confianza en sí misma para lograr alcanzar sus más anhelados sueños e ideales. Papá y mamá deben formarle integralmente para que desarrolle en su interior un espíritu soñador y emprendedor que le permita desear, pensar asertivamente, actuar y obtener todo cuanto quiera construir en su camino.

Los progenitores se convertirán en facilitadores de su realización personal. Asumirán con serenidad y realismo que su hermosa hija dejó de ser niña y debe ser tratada como todo una mujer. Así debe ser.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad