domingo 18 de abril de 2010 - 10:00 AM

Los celos y las cantaletas destruyen cualquier amor

No sé qué hacer con mi esposa, quien se ha vuelto la mujer más celosa y desconfiada. Me revisa hasta la ropa interior, piensa que ando con alguna mujer o que ‘chateo’ o recibo correspondencia de mis ex novias.

Estoy aburriéndome y esto me preocupa, sobre todo porque apenas tenemos 2 años de casado.

A pesar de todo no he pensado en fallarle, porque la amo.

Ella cambió mi vida, ya que dejé de ser el hombre mujeriego y pendenciero para volverme responsable, alejado del trago, casero y poco amiguero.
Soy ingeniero civil y gracias a Dios tengo mucho trabajo.

¿Qué puedo hacer para recuperar a la mujer de la que me enamoré?

Respuesta

Distinguido señor: ese voto de confianza debe ganárselo con manifestaciones de cariño espontáneas, a través de detalles, diciéndole todos los días cuánto le ama, escuchándole con atención y demostrándole respeto aún en aquellos momentos de conflicto. Ha de ser tolerante, prudente, flexible. Jamás permita que su exaltación supere los límites de la paciencia. El diálogo será  medio adecuado para solucionar la crisis planteada.

Reflexión

Celos y cantaleta hacen parte de la fórmula para destruir en corto tiempo el amor más grande que se tenga por una persona. Difícil resulta tolerar a una persona que no se controla en esos aspectos. Sus impulsos le llevan a expresar de manera imprudente lo que piensa, imagina o siente. Deja de lado el poder de la razón, del sentido común y la intuición. 

Jamás olvide que con la fuerza del amor se puede alcanzar la transformación de una persona subyugada con los placeres de la vista y el oído, la concupiscencia de la carne o el deleite de una vida hedonista inmersa en la droga, el sexo o licor.
Tome la decisión de convertirse ahora mismo en facilitador o facilitadora del ser que, ante los ojos de Dios, se convirtió en complemento y razón misma para luchar y vivir.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad