domingo 04 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Los 'gamers' búcaros

Buscando un cupo para representar a Colombia en el festival de deportes electrónicos más grande del mundo, los aficionados a los videojuegos en Bucaramanga dieron la pelea en un ciber pequeño que cualquiera confundiría con un local de Internet. Estos ‘gamers’ dedican gran parte de su tiempo a los juegos en línea y algunos han logrado competir en eventos de talla mundial.

El pequeño local en Cabecera del Llano está casi vacío. Un letrero dice Ciberia País Virtual. Es casi mediodía de un domingo caluroso. Dos jóvenes sentados frente a las pantallas de dos PC se disputan la gran final en Bucaramanga de la categoría FIFA 09, uno de los juegos que este año ha seleccionado el festival World Cyber Games, WCG, el más grande del mundo, algo así como el Mundial de Fútbol Profesional pero de los videojuegos, cuya final se jugará en noviembre en una ciudad china con más de 10 millones de habitantes.

Hay pocos espectadores. Está el administrador del lugar, una mujer con una cámara fotográfica casera y dos jóvenes más. Uno de ellos, William  Jaimes, diseñador gráfico y desarrollador de páginas Web, acaba de convertirse en el campeón por Bucaramanga de otro de los juegos por los que se competirá en China.

Se llama Warcraft III, un juego de estrategia que simula la época medieval y donde el jugador tiene que saber administrar oro, madera y alimentos para desarrollar su propio ejército y defender su territorio.

Todos permanecen en silencio. Los jugadores están aislados con sus audífonos y ninguno separa la mirada del PC.

En el medio de una de las filas de computadores está sentado Marco Antonio Melo, un estudiante de cine que además de sacarle tiempo a los videojuegos, es fotógrafo de la agrupación musical Superlitio.

Al otro lado del ciber está Diego Nivia, un estudiante de ingeniería industrial que hace poco se coronó como campeón nacional de Need for Speed pro Street, una saga de videojuegos de carreras, en la tercera edición de la Copa Milo E-fest que se disputó en Bogotá.

Diego conoció a Marco jugando fútbol en línea y ahora se encontraron disputando la final por Bucaramanga, frente a frente. Ambos integraron equipos reales pero con el tiempo, la cancha y el esférico fueron reemplazados por una pantalla y un control. Y son buenos, realmente buenos. Tanto que Marco, en 2005 representó a Colombia en el mundial que se realizó en Singapur.

Marco, más conocido en el mundo virtual como Azazel, es uno de los grandes ‘gamers’ en Colombia que juegan FIFA y hace parte del Clan Bataclán, el mejor equipo de este juego que hay en el país.

Pero este domingo las cosas no salieron a su favor. Luego de un partido reñido hasta el último minuto, Diego se alzó campeón. Irá a Bogotá a pelear su cupo para el mundial donde participarán competidores de más de 80 países. Pero como se verá, los demás ‘gamers’ colombianos darán la pelea. Es que, ¿quién no quiere ir a China?  

Antes y después

Giovanny Manrique es un veterano en el tema de los videojuegos en Bucaramanga. Es el administrador de Ciberia País Virtual, un local que cualquiera pensaría que ofrece servicio de Internet.

Sin embargo, a la entrada se lee muy claro: juegos en red y torneos. Este lugar que en apariencia no se diferencia de los numerosos ciber cafés que abundan en la ciudad, tiene una historia que todos en la comunidad de ‘gamers’, conocen. Por algo fue seleccionado como la sede para disputar en Bucaramanga las eliminatorias al WCG.

Según Giovanny, los primeros ‘gamers’ en la ciudad jugaron en un local que quedaba cerca de la Universidad Cooperativa de Colombia hasta que se cerró. Luego se abrió ALT F4, que terminó convirtiéndose en Ciberia País Virtual, un espacio que ya lleva funcionando dos años.

Allí los jugadores habituales llegan siempre en las tardes y en las noches, no son menores de 16 años pero tampoco superan los 34. Y hay dos particularidades: no hay Webcams y el audio sólo se utiliza para jugar.

Marco recuerda que existieron tres lugares más con una buena infraestructura para los ‘gamers’ locales, pero también cerraron.

Es por eso que la mayoría de estos aficionados se reúnen a jugar en casas de amigos o prefieren los torneos en línea, por comodidad.

Marco afirma que en Bucaramanga no hay cultura de los videojuegos, que falta promoción de eventos como las eliminatorias al WCG a nivel local y que una muestra son los 30 ‘gamers’ que se inscribieron para participar.

Los organizadores esperaban que la gran cruzada por un cupo a los mundiales de videojuegos en China convocara a miles de ‘gamers’ colombianos, pero en Bucaramanga la cifra reunió a los de siempre.

Sin embargo, Giovanny asegura que Bucaramanga es una de las ciudades donde hay un verdadero apogeo de ‘gamers’ en el país. 'Si se convoca a un torneo local siempre hay jugadores. La ciudad es bastante ‘gamer’ aunque no parezca', dice.

Hace mes y medio se realizó el último torneo local de Counter Strike, el videojuego que más se practica en Bucaramanga y que consiste en dispararle al enemigo.
'Es el juego de acción preferido', afirma Giovanny. Y además se juega entre equipos de cinco personas.

'En total, para este torneo local se inscribieron nueve equipos que duraron dos días en competencia', dice.

William, el ganador por Bucaramanga en Warcraft III, afirma que los ‘gamers’ locales tienen un buen nivel porque generalmente alcanzan los primeros lugares en los torneos nacionales. Pero definitivamente, se mueven más en el medio virtual. Él lo hace y dice que la gran ventaja es competir con ‘gamers’ en todo el mundo. 'Todo lo que necesitas es tener el juego original, tu computador e Internet. Te conectas y a jugar', dice.

Rumbo a Siberia

La habitación de Marco Antonio Melo está empapelada de pósters de bandas de Metal. Lo siguiente que sobresale es una cámara fotográfica y un computador.

Su historia con los videojuegos empezó en 2005 por culpa de una neumonía. Tuvo que retirarse de la universidad, dejó el equipo de fútbol donde jugaba y como no podía salir de su habitación porque se asfixiaba, decidió jugar 'enfermamente' su deporte del alma.

Comenzó jugando con sus amigos en diferentes consolas y pronto saltó a Internet para buscar jugadores FIFA. No lo pensó mucho para inscribirse en torneos online y ese mismo año se coronó como campeón local para participar en el WCG y también ganó la Copa Sprite Sudamericana, que vendría a ser como la Copa Libertadores.

Jugó en Quito, Ecuador. Ganó y su premio fue un pase al mundial en Singapur.

Su alias de Azazel muy bien lo define. En la literatura, él fue uno de los generales del infierno que impuso la vanidad a las mujeres para que compitieran por los mejores hombres y también trajo las armas para que se disputara por las mejores tierras y el oro. 'Azazel es sinónimo de competencia', explica Marco.

Y en Singapur sí que estuvo a prueba. Participaron competidores de 67 países y Marco se preparó durante seis meses con los mejores jugadores de FIFA del país.

Su primer partido fue contra un coreano que se había alzado como campeón mundial en 2004. Marco perdió, pero logró pasar a octavos de final… todo como en un mundial real.

'En los Octavos me enfrenté a un alemán. Empecé ganando 3-0 y luego él empezó a descontar hasta que perdí 5-3. Ese alemán terminó siendo el campeón mundial en 2005 y un gran amigo', dice.

Hoy, este joven de 25 años dedica más horas a producir cine y fotografía, pero no abandona su afición por los videojuegos. Exhibe con orgullo la camiseta número 10 del Clan Bataclán, que afirma es el mejor equipo de FIFA en Latinoamérica.

Para la muestra de su afición y nivel está el registro de los últimos seis años; el Clan ha barrido con todo.

En Bogotá, William y Diego no lograron ganar un cupo a China en las eliminatorias nacionales para el WCG.

El ganador en FIFA fue el barranquillero Mauricio Restrepo, uno de los pesos pesados en Colombia que los ‘gamers’ conocen en la red como MO3. Y en Warcraft III, el cupo se lo llevó Felipe Reyes, un bogotano conocido como Asgardinho. Y así como le ocurrió a Marco en el mundial, esta vez a William en su primer partido le tocó enfrentarse con el gran ganador.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad