martes 16 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Medicamentos: los mitos vs realidad

Con el cambio de indicaciones sobre la aspirina, que los expertos ya no recomiendan para prevenir enfermedades cardiovasculares, existen varios mitos sobre los medicamentos que consumimos, incluidas las vitaminas, que la ciencia ha confrontado. Descubra cuáles son.
Escuchar este artículo

En 1971 se identificó que el mecanismo de acción de la aspirina inhibía la ciclooxigenasa irreversible y reducía la producción de prostaglandinas, lo que, en términos castizos, significaba que podía ser eficaz para evitar enfermedades cardiovasculares.

Para 2007 ya era común que las personas que tenían 65 años o más tomaran diariamente una aspirina para evitar síntomas sorpresivos.

Y aunque un régimen de aspirina en dosis bajas se convirtió en un elemento básico de la salud y la medicina cardiovascular debido a sus propiedades preventivas, los recientes hallazgos científicos desafían esta práctica de larga data: nuevos datos muestran que puede haber más riesgo que beneficio para ciertos grupos.

Apenas esta semana, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos encontró que el posible daño en las personas mayores supera los beneficios potenciales de lo que se había considerado un método económico en la batalla contra las enfermedades cardíacas: el riesgo de hemorragia interna potencialmente mortal puede aumentar con el uso diario de aspirina con la edad y por lo tanto, si una persona no presenta riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, ahora no se recomienda este régimen.

Aparentemente, ¡todo lo contrario a lo que se había recomendado en los años setenta!

Y al igual que la aspirina, existen otros mitos asociados con medicamentos como las vitaminas, que se enfrentan cada día a mitos acerca de sus beneficios o no para el cuerpo humano.

Expertos respaldados por la ciencia le cuentan cuáles son esos mitos y, además, le aclaran qué hay de cierto o no en ellos.

$!Medicamentos: los mitos vs realidad

No tengo que contarle a mi médico sobre las vitaminas y los suplementos que tomo.

Falso. y de hecho, en casos como la vitamina K, que puede producir una reacción ante un anticoagulante como la warfarina, es fundamental que lo haga. Aumentar los niveles de vitamina K sin consultar a su médico, por ejemplo, puede provocar que la sangre se espese, lo que aumenta el riesgo de coagulación.

Otros suplementos, como el aceite de pescado, pueden ayudar a reducir los triglicéridos, pero tenga en cuenta que puede incidir negativamente con otros medicamentos para este mismo fin, Los aceites de pescado son buenos, pero nunca deben sustituir a las estatinas, según explica el médico Agustín Díaz.

$!Medicamentos: los mitos vs realidad

Solo funcionan los medicamentos de marca.

Falso. El médico Agustín Domínguez explica que un genérico es un medicamento autorizado con base en unos estudios científicos una vez que ha expirado la patente del medicamento de referencia (el de marca).

Por tanto, el médico Ángel Luis Rodríguez aclara que un medicamento genérico es exactamente igual a uno de marca en calidad, eficacia y seguridad.

Ambos médicos coinciden en afirmar que las reacciones adversas o la falta de resultados de un medicamento, es decir, su variabilidad, depende de la persona y no del medicamento en sí.

$!Medicamentos: los mitos vs realidad

Si tengo dolor de cabeza o congestión nasal, está bien tomar medicamentos sin receta.

No debería, aunque si su dolor de cabeza es leve puede tomar una pastilla del mercado que se vende sin receta... ¡pero no abuse de ellas!

En el caso de la congestión nasal, debe ser más cuidadoso: el médico Agustín Díaz explica que muchos de ellos incluyen estimulantes que pueden provocar una reacción adversa si toma medicina para la presión arterial.

Si el medicamento tiene un estimulante como la epinefrina o la efedrina puede hacer que su frecuencia cardíaca se eleve, lo que es peligroso si está en tratamiento por hipertensión arterial.

Y algunos analgésicos, como los fármacos antiinflamatorios no esteroideos, pueden interferir también con esta medicación.

Así mismo, si toma alguna medicina para la cabeza, debería consultar a su médico antes de tomar algo si le duele.

$!Medicamentos: los mitos vs realidad

Si tengo dolor lo mejor es tomar medicina. Falso.

Lamentablemente para las personas que sufren dolor, esta no siempre es la mejor alternativa: una investigación de la Clínica Mayo encontró que tradicionalmente el primer paso en el tratamiento del dolor es la administración de medicamentos, entre ellos analgésicos fuertes como los opioides, pero éstos conllevan graves efectos secundarios y crean un alto riesgo de adicción cuando se consumen de forma prolongada.

Los problemas relacionados con el consumo de medicamentos para aliviar el dolor han vuelto fundamental la consideración de otras tácticas para controlar este síntoma.

$!Medicamentos: los mitos vs realidad

Cuando se tiene un virus como una gripe lo mejor es acabarlo con un antibiótico.

Falso. El médico Carlos Restrepo Castro explica que al virus no le pasa nada con los antibióticos y, lo que sí logrará, será destruir bacterias indispensables en su estómago que lo ayudan a digerir los alimentos, combatir las infecciones y mantenerse sano.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad