lunes 15 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Mi hijo no se la lleva con su profesor

Además de que resulta incómodo, la mala química entre un estudiante y su profesor (a) puede resultar una barrera infranqueable y determinar el rendimiento académico del alumno.

'Cuando Carlos Eduardo llegó a la casa una noche y nos dijo que no le caía bien su profesora, nosotros pensamos que se trataba de algo común y corriente. No todo el mundo debe tener buena química', asegura Paulina Díaz, administradora de empresas de 35 años.

Su hijo tiene 10 y empieza este año primero de secundaria.

El año pasado fue verdaderamente tormentoso para Carlos.

'No me llevaba bien con mi profesora. No sabía exactamente por qué, pero yo no le caía bien', comenta el niño.

En su momento la docente les dijo a los padres de Carlos que su hijo era verdaderamente difícil y que trabajar con él le costaba mucho trabajo a cualquier profesor.

Pero luego de hablar con el Concejo Académico de la institución, se pudo determinar que en otras materias Carlos era un estudiante promedio, que no tenía extremas dificultades para pasar sus logros.

'Pensamos que sería la profesora y le pedimos al colegio que, en la medida de lo posible, se cambiara de salón o hablaran con ella', señala Paulina.

Psicólogos educativos como Lucilla Colmenares, señalan que hablar del tema es un buen comienzo.

'Quizá no sea la solución pero es un primer paso. Hay que determinar cuál es la verdadera razón por la cual el chico no puede encajar con su profesora'.

Colmenares piensa que usualmente un buen profesor tiene algunas dificultades con sus alumnos, pero nada fuera de lo común o que afecte su desempeño.

'Cuando el chico realmente no puede aprender porque no se siente conectado con el docente, entonces lo mejor es, después de hablarlo, dar un compás de espera para ver si la situación cambia'.

Si esto no sucede, lo mejor es que el estudiante cambie de salón.

La psicóloga educativa señala que esta última alternativa no debe ser nunca la primera que se elija.

'Eso enviaría un mensaje equivocado tanto al niño como al profesor. Al niño porque le dice que la mejor opción es huir. Y al profesor porque le hace sentir que tiene el poder de determinar quién está en su aula por su gusto y no por preceptos académicos'.

Aunque el alumno no está exento de culpa, una corriente importante de la psicología educativa señala que el ambiente del aula lo determina el maestro.

Un estudio realizado  por la Pontificia Universidad Católica de Chile señala que la forma de ser del profesor, la manera de impartir la clase, cobra una importancia especial no sólo en función de los aprendizajes académicos que registre en los programas, sino también el aprendizaje de socialización.

En la investigación participaron más de mil estudiantes.


LA VOZ DEL EXPERTO

Jesús Cabrera Tapia

Master en Educación por la Universidad La Sorbonne.

'La actitud y trato del maestro es esencial para la construcción de una sana relación educativa entre maestro-alumno. Por otro lado, si la calidad de las relaciones entre profesor-alumno no es buena, entonces hay mayores probabilidades de que aparezca rápidamente el efecto 'bullying'. En varias entrevistas sostenidas con alumnos, éstos han afirmado que uno de los conflictos que más se repite con algunos de sus profesores es que ellos demuestren claramente favoritismos para trabajar con 'sólo algunos alumnos del curso'. La preferencia del profesor por ciertos alumnos genera un conflicto entre los mismos alumnos: los no elegidos contra los elegidos. Si estos problemas no se conversan, no se aclaran por medio de comunicaciones de buena calidad, los perjudicados van a continuar sintiéndose violentados'.


RECOMENDACIONES PARA LOS DOCENTES

Hugo Torres Salazar

Psicoterapeuta psicoanalítico

htorres@udgserv.cencar.udg.mx

1 El profesor no sólo debe considerarse como portador de conocimientos, sino como generador de actitudes.

2 El reto para el profesor es que  no se angustie ni pierda su seguridad al permitir que se generen relaciones con vínculos significativos y horizontales más que verticales de autoridad.

3 El proceso del aprendizaje debe verse como un fenómeno humanístico donde se reconozca el conocimiento como una construcción de los dos agentes educativos que los enriquece y humaniza.

4 El docente debe criticar los contenidos de su materia y de los métodos con que esos conocimientos son transmitidos.

5 Debe eliminar de la práctica educativa el desconocimiento sometimiento e incapacidad. Practicar la libertad, la creatividad y el ejercicio de un liderazgo auténtico.

6 Debe convertir a sus alumnos en auténticos sujetos e instaurarlos como personas-eje de su labor pedagógica.

 

lista

Clases de profesores

Enrique Martínez S.

psicólogo eductivo

Si bien es cierto que las nuevas teorías de la psicología educativa les dan más responsabilidad a los profesores por el ambiente en el aula, también es cierto que si los conocen los alumnos pueden lidiar mejor con sus docentes y proponerles ideas. Algunas clases de docentes son:

1 El 'genio en las nubes': sabe cantidad, hace el ridículo con sus genialidades, pero no se aprecia su valor hasta el final del año escolar.

2 El 'Mary Poppins': hace magia, da volteretas si hace falta, canta…contra todo pronóstico convierte a alumnos, claustro y familiares en seres divertidos, amables, solidarios y creativos.

3 'Malvado director de orfanato': usualmente ningún profesor es tan malo, pero este no sabe separar sus traumas del pasado de su labor como educador.

4 El 'Maestro del Missisipi': soporta con resignación, tal vez por ser él mismo esclavo del sistema, todo aquello que sus alumnos tengan a bien o a mal hacerle.

5 'Sydney Poitiers': el profesor es paciente y caritativo; supera el escarnio y utiliza los métodos más protectores y maternales. Son verdaderos padres o madres.

6 El 'Guerrero del Antifaz': lucha por un lado contra una estructura académica arcaica y conservadora, cuando no despiadada, y contra alumnos ya sean rebeldes o sumisos. Con su tenacidad, paciencia y serenidad saca todo hacia delante

7 'Cascarrabias': no suele ser malo, simplemente cumple su papel.

8 'Abuelito dime tu…': una vida dedicada a la docencia, contra viento y marea, da como resultado la transformación total de una sociedad. No se suele apreciar cómo lo logra didácticamente.

9 'Pigmalión': el profesor que pretende hacer a su alumno a imagen y semejanza.

10 El 'Rompemoldes': un profesor que ante la incredulidad de los alumnos se arriesga a enfrentar toda la simbología. Es precisamente el que deshace más estereotipos, aunque es arquetipo en sí mismo. Algunos prefieren mantenerse como esclavos que aplicar la libertad con los riesgos que les propone el profesor.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad