domingo 25 de abril de 2010 - 10:00 AM

'Mi rival es una muñeca inteligente'

Usted no puede imaginarse cómo abordaría la situación, de encontrar a su pareja con otra mujer. Incluso le da terror pensar en esos casos homosexuales, en donde la mujer termina dándose cuenta que fue solo una imagen ante la sociedad para ocultar la verdadera inclinación sexual de su esposo.

Pero ahora hay un caso más y es el de un posible desplazamiento por una muñeca ‘inteligente’.

Seguro no entenderá de qué se trata si no conoce la noticia del último invento realizado por un ingeniero especializado en inteligencia artificial.

Fue creada una muñeca con medidas perfectas que comparte los gustos de su esposo en la intimidad. Y más allá de eso se puede programar con diversas personalidades: aventurera y extrovertida, reservada y tímida, maternal o dominadora.

Lo cierto es que esta muñeca no solo fue elaborada en un material similar al de los implantes de silicona que simulan la piel de un ser humano, sino que puede ser programada para hablar, responder y dormir.

¿Qué sentiría usted donde su pareja apareciera con un objeto erótico de estas características?
¿Sentiría celos de una muñeca inteligente?
Lo más curioso del caso es que su creador ya está pensando en diseñar el muñeco inteligente para ellas.

LA VOZ DEL EXPERTO

Agustín Herrera de Arcos
Sexólogo

'Mujeres y hombres somos los únicos en el mundo que tenemos la capacidad de tener pensamientos formales organizados, por lo menos hasta lo que se conoce en psicología. Son esos sentimientos los que nos permiten poder expresar emociones a través de actos y comportamientos.

En condiciones naturales las personas así actuamos y no es fácil interiorizar que un proceso inanimado, por muy completo y muy 'perfecto' que se considere, pueda reemplazar a las personas o a los seres humanos.

Son esos sentimientos y actitudes los que nos alejan o nos acercan a alguien, los que nos hacen sentir esa vibración neuroquímica.
Nunca podremos ser reemplazados por una máquina.

Pero podemos ver esa situación como un afán por encontrar nuevas experiencias, cosas diferentes y ya lo vemos en el ciber sexo.
Esto lo único que demostrará es que nunca podrá ser sustituida la persona'.

Opine

¿Qué opina usted de este tipo de inventos?

Johan Manuel
33 años

'Ese tipo de cosas me genera hasta miedo. No me imagino despertar al lado de una muñeca que me hable. Sería rarísimo'.

Diego Mauricio
27 años

'Uy sería lo mejor de la vida, el mejor invento;  además la muñeca no pone problema cuando uno sale a tomar con los amigos. Si tuviera plata de sobra la compraría'.

Ernesto
26 años

'¿Y la muñeca no pelea? (risas) Tendría que hacer cuentas, pues si en mi matrimonio me gasté 10 millones, serían 8 millones más (risas). Mentiras, no la compraría, mi esposa me mata'.

Javier Mauricio
31 años

'Yo no lo compraría. Aplaudo la tecnología y este nuevo ‘robot’ hace parte de un desarrollo tecnológico increíble, pero me parece que eso sería solo para hombres enfermos. No hay nada mejor que conocer una mujer de verdad. Yo no tengo fetiches sexuales'.

Nelson
34 años

'En mi caso no la compraría, pero hace poco vi un especial en donde las personas que están solas son las que más compran este tipo de artículos'.

Preguntas y respuestas

Miguel Ángel Usuga
Psicólogo

¿Qué pasa cuando las personas prefieren juegos eróticos virtuales más que la pareja?
Cuando hablamos de preferencia por un contacto virtual más que por uno real es una desviación. En cuanto a ver una muñeca como el objeto de placer, se evidencia una señal de que está fallando en la parte social, en la parte interrelacional, porque no logra socializar de una manera adecuada ese placer sexual por encima de una persona real.

Si el placer es obtener satisfacción con algo virtual, podríamos llamarlo como perversión por un objeto sexual.

¿Cómo podría ver nuestra sociedad un invento de estos?
Esto implica una evolución de muchas cosas, una revolución profunda, hay ciertos fenómenos o eventos que causan mucho escozor o malestar, perturbación. Personalmente pienso que es una idea muy extraña, pues intentar conseguir una muñeca de estas para satisfacer su deseo sexual es señal de que la persona tiene dificultad para socializar, para establecer una pareja, roles para convencer.

Trastocaría además del asunto biológico, lo social, porque la persona  que no sepa establecer una relación y busque una muñeca que cumpla sus requisitos previos, tendrá una actitud facilista. Lo interesante de una pareja es el desafío y el reto que tienen las personas por conquistar a otros, eso es lo meritorio.

En el caso de que llegara una máquina de estas a desplazar a una mujer hasta el punto de ver que su rival es una muñeca, ¿qué efectos generaría en ella?
Me viene a la mente la película ‘Inteligencia artificial’. Es posible que funcionen ciertas cosas pero hay un límite entre lo real y lo no real. Una muñeca no podría reemplazar a una mujer, pues lo interesante de una pareja es que lleguen a acuerdos mínimos, que se pueda negociar, y no una persona que acceda a todos nuestros deseos. Incluso en consulta se ve que esa posición sumisa aburre al otro.

Pienso que sentir celos por una muñeca sería algo bastante extraño, rarísimo, pues una mujer no debe sentir celos por algo irreal. Es posible que algunas mujeres digan sentir celos por el fútbol que tanto apasiona a su pareja o porque él todo el tiempo vive pegado a su blackberry o a su laptop, pero son más los celos por la falta de tiempo que le dedican a ellas.

‘Hasta dónde llega la capacidad humana’

La muñeca se llama Roxxy y mide 1.73 metros y pesa 54 kilos. Posee órganos sexuales artificiales y un esqueleto articulado para moverse como cualquier ser humano.

Incluso habla cuando la tocan y lo más sorprendente es que usted puede programarla si quiere que le guste el fútbol o los carros.

Así lo explicó su creador, un ingeniero que trabajó en inteligencia artificial de los laboratorios Bell.

La muñeca cuesta entre 7 mil y 9 mil dólares (entre 14 a 18 millones de pesos).

Entre las opciones los clientes pueden elegir por Internet el color de piel, del cabello, las medidas.

Los nombres que tiene son: Wendy es de carácter aventurero, Farrah es reservada y tímida, Martha es maternal y Susan es dominadora.

La muñeca se presentó en el salón de erotismo en Las Vegas y su creador asegura que más que una muñeca erótica, también se convierte en una buena herramienta para que las personas tímidas expresen su sexualidad sin riesgos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad