lunes 20 de julio de 2009 - 10:00 AM

Necesito un tutor

Juan Camilo viene de una familia estricta. Sus padres lo aman y aunque no le exigen que sea el primero de la clase, sí que sea responsable y que mantenga un buen nivel en la Universidad.

El primer semestre, en los meses iniciales, las cosas le marcharon bien. Pero después del primer corte y con las excelentes notas que recibió, decidió celebrarlo y como resultado acabó con casi todo el dinero de la mesada que sus padres le dieron.

'Mis papás están fuera de Bucaramanga y yo recibo un dinero para mis gastos. Yo sé que ellos me hubieran dado más, pero no quería que pensaran que era un irresponsable y recibir sus reprimendas', recuerda Juan Camilo.

A pesar de las dificultades, logró culminar el semestre. Se salvó apenas con notas aceptables. Pero las salidas a beber con sus amigos durante el segundo volvieron a tentarlo y sus notas iban cuesta abajo.

El dinero volvió a escasear, esta vez de manera más dramática y Juan Camilo no se sentía capaz de contarle a nadie.

'Durante las vacaciones en mi casa mis papás se sintieron muy orgullosos porque me había ido bien y porque había sido responsable. No quería defraudarlos'.
Con las notas en declive y prestando dinero que no podía reponer, Juan Carlos decidió afrontar un problema a la vez: para el caso académico, buscó un tutor entre sus compañeros.

'Yo ya había estado trabajando en tutorías en la Facultad de Medicina y tenía tiempo disponible para ayudar a mis compañeros', comenta Diana, tutora de Juan Camilo.

Durante las primeras reuniones, Diana se centró en el problema académico de Juan. Sin embargo, éste no se concentraba y para la joven tutora era claro que había otros problemas.

En su tercera reunión, Diana confrontó a Juan Camilo. 'Le dije que fuéramos a hablar, que no lo podía ayudar si no se concentraba y que me contara que le pasaba, porque de otra manera yo no podía seguir', recuerda Diana.

'Me había acomodado muy bien a las asesorías y no quería dejar de trabajar con ella. Entonces le confesé que estaba lleno de deudas, pero que además, no era capaz con una materia en particular'.

Juan Camilo y Diana llegaron a un acuerdo. Juan Camilo fue a Bienestar Universitario y encontró una manera de hablar con sus padres, con ayuda de la psicóloga.

'A veces los chicos caen en depresión y no dicen nada, tienen problemas de ansiedad, lectura, dislexia y no se han dado cuenta o nadie los ha identificado y el tutor en ese contacto se da cuenta de eso e inmediatamente lo remite a Bienestar Universitario', comenta Lina  Yadira Gonzáles Gélves.

Diana continuó con sus tutorías académicas de manera más frecuente, y juntos lograron pasar el semestre de Juan Camilo con buenas notas.

'Recompensé a mis padres con buenas notas a cambio del dinero que había perdido. Ellos se desilusionaron al principio, pero no fue tan grave como pensé y junto con Diana organicé mejor el dinero para este tercer semestre'.

La experiencia de Juan Camilo se repite a diario en las Universidades de Bucaramanga. Algunos con otros casos estrictamente académicos, otros con graves problemas de depresión que les impide concentrarse en sus materias.

A veces es difícil acercarse a las figuras de autoridad, es aquí cuando el tutor hace de puente con los estudiantes y los profesores, con la cotidianidad y las materias para que los más chicos se acomoden a la vida universitaria.

preguntas y respuestas
Lina Yadira Gozález Gélvez /
Coordinadora Bienestar Universitario Unab, Campus el Bosque


¿La tutoría cuanto disminuye el porcentaje de fracaso académico?
'Si bien las tutorías nacen desde lo académico, también identifica qué le pasa a esos chicos. Entonces en una hora de tutoría, el tutor se da cuenta cuál es el problema de ese chico: puede ser que no tenga un lugar dónde estudiar o que sea un chico que viene de afuera y que lleva 3 días que se le acabó el dinero y no ha sido capaz de decirle a nadie. Entonces inmediatamente lo llamamos y miramos a ver qué podemos hacer y cómo podemos darle otro tipo de apoyo que también puede ser lo que lo esté llevando a no tener un éxito académico'.

¿Cuánto ha cambiado la imagen del tutor a través del tiempo?
'Digamos que la relación misma entre la universidad y comunidad ha cambiado mucho. Antes el docente establecía su distancia y había que tener un motivo muy serio para ir a hablar con él. Hoy en día la relación de los estudiantes con los docentes es una relación más cercana'.
¿Cuál es el perfil de un tutor?
'El tutor es una persona comprometida, que ha sobresalido en sus resultados. Que puede asumir este rol sin perjudicarse a sí mismo'.

LA VOZ DEL EXPERTO
¿Por qué es importante el tutor?
MARÍA JIMENA MARTÍNEZ SERRANO / Coordinadora Bienestar Univesitario Upb


'EL rol de tutor es muy importante porque beneficia tanto al estudiante tutor como a los estudiantes que reciben la tutoría. Son espacios muy enriquecedores que les permiten a los estudiantes tener una mayor cercanía y tranquilidad para manifestar sus inquietudes, sus dificultades con las materias. Los tutores cumplen un proceso de formación para el desarrollo de las competencias docentes a través de talleres reflexivos, de tutoría y seguimiento individual'.
 
Luz Marina Corzo / Decana Facultad de Medicina Unab 

'Hay momentos en que el estudiante es desbordado por la cantidad de conocimientos sobre el tema. Lo primero que se le propone es una clase teórica, una clase magistral, un taller, o alguna actividad donde el profesor le presenta un tema en aspectos más concretos. Pero aún así el estudiante todavía necesita un acompañamiento. Nadie hace nada por el estudiante, él mismo lo hace, solo que hay alguien que le está facilitando el poder adquirir esos conocimientos'.

PROGRAMA DE ACOMPAÑAMIENTO AL ESTUDIANTE UPB
MARÍA JIMENA MARTÍNEZ SERRANO

'El programa se crea en el año 2001 como respuesta a las necesidades de la comunidad universitaria de contar con un apoyo que mejore el desempeño académico de los estudiantes, así como la permanencia de los estudiantes en la universidad.

Nuestra misión es favorecer los procesos de enseñanza en los diferentes programas académicos, prevenir la deserción, promover el desarrollo de las habilidades personales, sociales y cognitivas para la formación de nuestro estudiante universitario, así como un elevado rendimiento académico y sentido de pertenencia hacia la universidad.

El programa de prevención de la  deserción académica en el año 2005 recibió el reconocimiento como experiencia exitosa por el Ministerio de Educación Nacional.

En el año 2007 diseñamos el Programa de Acompañamiento en Discapacidad, donde se vinculan docentes, familias, doctores, estudiantes con discapacidad. Es un programa que está estructurado en tres fases, tanto la fase de incorporación y adaptación a la universidad e identificar cuáles son esas necesidades educativas especiales de los estudiantes.

Actualmente el programa de acompañamiento académico hace parte de Vicerrectoría Pastoral y del departamento de Bienestar Universitario.

LISTA
El perfil de un tutor


1 Estudiantes con excelencia académica.
2 Sin sanciones disciplinarias.
3 Habilidades para trasmitir conocimientos.
4 Aval de los docentes y de Bienestar Universitario.
5 Compromiso.
6 Disponibilidad de tiempo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad