sábado 14 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

'No le tengo miedo a nada ni a nadie'

Es posible que usted se muera de miedo cuando se va la luz, cuando escucha un ruido y está en casa sola o cuando está envuelta en esas cintas de terror que le encanta ver con su pareja.

Si usted es mujer seguramente estará debajo de las sábanas esperando el grito de la protagonista de esa película, se tapará los ojos o terminará apretando a su pareja mientras vive el suspenso. Ante la situación es posible que él esté de lo más fresco, muerto de la risa ante su cara de miedo, o que incluso propine uno que otro susto para ver cuál es su reacción. Y seguro, la respuesta que le dé cuando le pregunte si tiene miedo será: 'No le tengo miedo a nada ni a nadie'.

Así como se plasma en esta situación, es probable que los miedos que usted tiene como mujer sean totalmente diferentes a los de los hombres.

¿En qué se diferencian? ¿Por qué ellos se sienten más fuertes y valientes ante determinadas situaciones? Es posible que ellos le teman más a la impotencia sexual que a un fantasma recreado.


LA VOZ DEL EXPERTO

Carlos Alberto Otero Orjuela

Psiquiatra cotero@javeriana.edu.co

'Es importante definir el miedo como ese estado emocional definido frente a una amenaza concreta y bien conocida. No hay diferencia de género respecto a lo que nos produce miedo, todos tememos

a la muerte, la soledad, la discapacidad física o mental, al asumir nuevos cargos y roles, el cambio de estado civil, el desprestigio social, la cárcel, una grave enfermedad. En consulta podemos ver que en los hombres los miedos se relacionan más con la pérdida de su rol social y económico, la pérdida del desempeño sexual y en las mujeres con la pérdida de su capacidad reproductiva, de envejecer y el aumento o pérdida de peso.

Ante este tipo de miedos, lo mejor es acudir a psicoterapia, terapia de tipo cognitivo conductual y farmacoterapia'.


Otros miedos: los sociales


¿Por qué surgen los miedos sociales?

La sociofobia o miedos sociales se generan en el proceso de aprendizaje a lo largo de la vida y el exponerse y entrenarse en habilidades sociales como el diálogo permite que ellos no aparezcan.

Así lo explicó el psiquiatra Camilo Umaña. 'Las experiencias de carácter traumático donde se generan críticas y burlas al desempeño social, generan inseguridades y actos de huida a las experiencias sociales que terminan progresivamente convertidas en fobias'.

Por eso es importante que usted los frene a tiempo a partir de habilidades sociales que le permitan enfrentarse a un público.

 

Para tener en cuenta

1. De presentar una fobia particular su comportamiento se tornará ansioso y con contenidos temerosos.

2. El primer paso para vencer sus temores es enfrentándolos. Los expertos le recomiendan empezar por los que menos teme hasta llegar a los que más teme.

3. Cuando usted logre enfrentarse a sus temores podrá superarlos hasta lograr un nivel de seguridad para continuar hacia el enfrentamiento del siguiente temor. Así podrá recuperar la seguridad y confianza en sí mismo.


preguntas y respuestas

Camilo Umaña

Psiquiatra

¿Existe una gran diferencia entre los miedos de los hombres y de las mujeres?

El cerebro masculino y el femenino sólo se diferencian por el cerebro hormonal que permite que el ánimo varíe según el nivel de estrógenos o progesterona, que implica presencia de depresión e irritabilidad o ausencia de ello. Pero el contenido de la mente, la ideología y la percepción del mundo no tiene variación y depende del estilo educativo. Ese estilo es el que genera la diferencia.

Si los miedos aparecen por aprendizaje tenemos que concluir que nuestros miedos de género son producidos por fórmulas que se han trasmitido por la cultura de vivir en un medio machista. Ahí sí que existe diferencia de género.

¿En consulta cuáles se pueden decir que son los principales miedos de los hombres?

Los hombres temen perder su desempeño sexual y a no tener capacidad para la reproducción como parte de su género. Y en el plano económico en no ser capaces de sostener a su familia, especialmente si su ideología no les permite que sus cónyuges trabajen.

¿Cuáles son los miedos que más comentan las mujeres en consulta?

No tener el suficiente atractivo para mantener esa pareja a su lado, no tener un hogar estable en el cual sus hijos se desempeñen como buenos ciudadanos. El rechazo en un mundo preferentemente masculino le ha generado históricamente un plano de segregación que hasta ahora está cambiando y mientras ello siga, los miedos a no ser capaces de igualar a otras personas, en especial los hombres, generarán temores de género.


Luis Ernesto Quintero Builes

Psicólogo

'Los miedos no siempre son malos, muchas veces son positivos porque sirven de mecanismo de defensa, tal es el miedo a las culebras o a las alturas. Ese miedo muchas veces le permite a la persona ser más prudente, incluso salvaguardarse. Pero el problema se da cuando ese miedo se convierte en fobia. Ahí si es importante que la persona entre a trabajar con un terapeuta para  que identifique por qué presenta ese temor hacia algo particular que le afecta su desempeño personal.

¿De dónde surgen los miedos?

El miedo es más social, es más infundido, es aprendido. Cuando el niño aprende que el coco puede aparecer, es probable que asimile ese miedo con los sitios oscuros. Es posible que la persona sienta miedo a la oscuridad porque de niño lo asustaban con el coco o lo encerraban en un cuarto oscuro.

Si lo miramos desde la parte psicológica podríamos decir que una persona que le teme a los funerales puede esconder un miedo a la muerte, pero más que a la muerte es ese miedo al cambio, a no trascender. Esta podría ser una posible interpretación.

¿Cómo se pueden vencer esos miedos?

Si el miedo se ha convertido en una fobia se debe buscar un terapeuta profesional que mire la situación particular. El profesional se apropiará de la situación, buscará la estrategia para irlo relacionando con ese objeto o esa situación que le teme. Poco a poco irá confrontándolo hasta que venza ese temor.


¿Cómo vencer esos miedos?

Para que hombres y mujeres sean capaces de vencer esa lista de miedos el primer paso es enfrentarlos.

Al saber cuáles son los miedos que más atemorizan, el paso es llenarse de valor para vencerlos.

Lo describió Sigmund Freud de forma muy clara. Sólo enfrentándolos de forma progresiva los temores se pierden. No hay otra manera.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad