domingo 18 de octubre de 2009 - 10:00 AM

No se aferre al pasado

Para muchas personas pareciera que el tiempo se hubiera detenido.

No necesitaron una máquina para volver al pasado porque se quedaron sumergidos en esos recuerdos.

Soltar el pasado y vivir el presente puede ser muy difícil para las personas que sufrieron un hecho traumático.

Quienes perdieron su casa o su vehículo porque les fue imposible pagar las altas cuotas se quedaron en ese tiempo y aún lloran la pena.

Están también las personas que enviudaron y se les acabó su vida, pues nunca habría nadie que pudiera darles un nuevo sentido a su existencia.

Están también aquellos que se quedaron encerrados en una relación tormentosa o en esa persona que alguna vez les regaló la ilusión y se esfumó de sus vidas.

Aprenda a cerrar esos capítulos y a vivir el presente.

Recuerde que el pasado sólo fue un aprendizaje.


El sentido de su vida era su casa o su trabajo

Algunas personas sienten que todo se derrumba a su alrededor cuando pierden esa casa por la que tanto habían trabajado, o el puesto en la empresa a la que habían entregado su juventud.

Ante esta situación el psicólogo Miguel Ángel Úsuga explicó que 'la persona debe despegarse, reconstruir ese sentido de vida. Si tenía todos sus planes sobre esa casa y trabajó por esa casa para determinado fin, la persona debe formularse la pregunta ¿Cuál va a ser ahora mi nueva esperanza? ¿Cómo reconstruyo el objetivo de mi vida?

 

Cuando no hay forma de sacarlos del pasado

Los expertos explican que el tiempo puede pasar y la persona puede quedarse en esos recuerdos sin tener las fuerzas para salir de ellos.

En este caso es importante la asesoría de un profesional que determine si el comportamiento es patológico.

Los duelos que se quedan estancados o nunca se dan son parte de esas alarmas.

'Hay síntomas de depresión, de ansiedad, que pueden ser normales. Pero cuando se salen de esos límites y se cae en una depresión profunda es necesario comenzar un tratamiento con un profesional', agregó Úsuga.


preguntas y respuestas

Miguel Ángel Úsuga / Psicólogo

¿Por qué algunas personas se quedan sumergidas en su pasado?

Las personas que se quedan en ese pasado son aquellas que tienen imposibilidad para realizar el proceso de duelo.

El duelo no se aprende con un curso, incluso las bases se dan desde niños cuando los padres les enseñan a sus hijos a vivir las pérdidas.

¿Cuál es el primer paso para ayudar a una persona que se está quedando en el pasado?

Lo más importante es decirles a esas personas que las etapas del duelo llevan tiempo y no se dan a los dos meses, a los seis meses.

Cada proceso es diferente porque no es una secuencia estática. Puede aumentar o disminuir, es un proceso variable, tiene fluctuaciones.

Incluso puede durar un año o dos años.

Pero no se trata de esperar a que pase el tiempo y quedarse sentada sin hacer nada, mirando al televisor.

Además del tiempo la persona debe tener claro que debe empujar ese duelo.

El estado de viudez es uno de los más complicados de superar. ¿Qué puede ayudar a aceptarlo y seguir?

Muchos expertos mediante investigaciones han manifestado que el proceso de elaboración de duelo más fuerte es el relacionado con la muerte de la pareja o las separaciones significativas.

Por ser una de las situaciones más estresantes, la persona debe emprender un proceso individual, pues no todos son capaces de asumir los mismos retos.

Los principales errores son decirle que cambie de trabajo, de vivienda, de relaciones, de familia. Pero de lo que se trata es de entender que debe seguir viviendo como antes pero aceptar que la otra persona ya no está.

Tampoco es aconsejable esconderlos los recuerdos, las fotos, arrojar todo a la basura. La idea es aceptar la partida.

Otro error es decirle a los demás que no le hablen del tema, si lo ven llorando decirle que no llore. Un error bastante común es ocultar las emociones. Es importante vivir también  la tristeza.


LA VOZ DEL EXPERTO

Olga Susana Otero / Psicóloga

Existen personas que al enviudar consideran que su vida llegó hasta ese momento. Otras personas se quedan pensando en la casa que perdieron, el puesto de trabajo del pasado.

En el caso de la viudez es importante analizar que esa persona que muere representaba además de marido a  alguien que la completaba, no alguien que la complementaba y esa parte se muere, por eso se sienten a medias.

En el caso de las personas que pierden un objeto valioso y se quedan en ese pasado, podemos decir que fueron quienes usaron el dinero como símbolo de poder y lo utilizaron para comprar afecto, miradas y valoración. Este es el motivo por el que se les derrumba todo.

Para superar ese pasado es necesaria la terapia y trabajar por preguntarse acerca del vacío afectivo que tienen.


1. Aferrarse al pasado es impedir vivir el presente.

2. Aferrarse al pasado es vivir en una confusión permanente.

3. Quien se aferra al pasado muere un poco cada día.

4. ¿Es usted de las personas que constantemente utiliza la frase ‘me acuerdo cuando’, y poco dice ‘que bien que estoy ahora’?

5. Los recuerdos pueden servir para superar algunas complicaciones de la vida, pero sólo para traerlos al presente y aprender de lo que ya pasó.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad