lunes 27 de abril de 2009 - 10:00 AM

'No sé cómo decírselo a mis padres'

Muchas familias quisieran encontrarse algún día con esa lámpara mágica en la que adentro reposa un gran genio que está dispuesto a cumplir con esos tres deseos.

Aunque los intereses de cada familia son diferentes, con seguridad el deseo en el que todos coincidirían sería en pedir que los hechos negativos y dolorosos nunca llegaran ni siquiera a la puerta de su casa.

Desafortunadamente la realidad es otra. Todos en algún momento de la vida tendrán que sortearse con episodios poco gratos y ante los que la persona afectada necesita del apoyo de sus seres queridos.

'No puede ser', 'ahora qué hago', son algunas de las expresiones de aquellos que se sienten sin salida.

Así lo vivió Juliana, una joven profesional que en su época de estudiante universitaria tuvo que darles la cara a sus padres y decirles que estaba embarazada.

'Fue difícil. Mi familia es muy conservadora, principalmente mi papá, él es muy machista. Tenía miedo de que me echaran de la casa o reaccionaran de forma agresiva. Sin embargo, tarde o temprano tenía que hacerlo. Se los dije cuando iba a cumplir el quinto mes de embarazo', señala esta joven, quien recuerda que, aunque al principio la respuesta de sus progenitores no fue la mejor, con el tiempo terminaron aceptando.

Igual sucedió con Carlos. A sus dieciocho años le confesó a su madre que es homosexual. Su padre aún no lo sabe porque teme su rechazo.

'Llegó un momento en el que todos mis amigos sabían. Sólo faltaban mis padres. Tenía que decírselo porque ellos son las personas más importantes en mi vida y no podía negarles algo que hace parte de mí. Mi mamá y mis hermanos, después de llorar, hoy lo aceptan. A mí papá no me atrevo a decírselo porque sufre del corazón y me da miedo matarlo', comenta Carlos.

Catherine y Carlos, junto a muchas personas, han vivido la experiencia de tener que asumir con responsabilidad ciertos aspectos de su vida.
Frente al tema, expertos recomiendan manejar la situación de manera adecuada. De acuerdo con el hecho, la realidad debe abordarse particularmente.

Si tiene Sida

De acuerdo con el médico psiquiatra Camilo Umaña Valdivieso, para que una persona tenga Sida implica que lleve una vida con factores de riesgo para ser infectado y se vuelva portador del virus y con el tiempo comience a desarrollar el síndrome de inmunodeficiencia humana.  

'Ante estos casos la persona se ve abocada a querer comunicar su realidad a sus padres. Es una realidad difícil porque a veces el paciente no sólo debe manejar el diagnóstico sino la mirada de la sociedad, la cual critica las causas por las que la persona se contaminó. Miedo y culpa son los dos polos que se manejan con mayor frecuencia en estos casos', dice Camilo Umaña Valdivieso.  

El ser portador del retrovirus causante del Sida es producto de una vida sexual desordenada o por contaminación con sangre mediante una transfusión. Ante esta realidad, es importante no quedarse callado sino hablar. No es lo mismo ser portador a tener inmunodeficiencia, la cual no da muchas posibilidades de futuro:

1.    Buscar el momento adecuado para dar la noticia a los padres. Que el ambiente por parte de ellos esté armónico y el paciente tranquilo. Las lágrimas y la alteración no son las mejores compañeras.
2.    Dejar claro que la enfermedad no es una muerte anunciada.
3.    Hacerle comprender a los padres que como pacientes tienen la responsabilidad de no convertirse en propagador del virus para cortar con el ciclo de hechos que puedan generar la infección.
4.    Romper con los estigmas que presentan algunos productos televisivos y cinematográficos, en los que muestran al enfermo de Sida siempre como homosexual con decaimiento traumático.
5.    Compartir con los padres las emociones que la noticia les genere. Desde una posible reacción de duelo que puede ser superada o una posible percepción catastrófica de la vida y del futuro.
6.    Recurrir al apoyo médico para que dé la información necesaria y de manera adecuada, para que aprendan a vivir con ese hijo sin miedo de contagio, el cual es uno de los grandes problemas que han tenido que padecer las personas enfermas.
7.    Dejar siempre claro que los avances de la ciencia, los tratamientos antivirales y el manejo de las complicaciones médicas han permitido a las personas tener una buena calidad de vida.

Ante un embarazo

Cuando una adolescente queda embarazada, por lo general recurre a los amigos u conocidos porque muchas veces ellos no juzgan ni descalifican. Siempre escuchan, por eso los padres son los últimos en enterarse.

De acuerdo con la psicóloga Yolanda Hernández Rodríguez, para un adolescente asumir la futura llegada de un bebé, significa enfrentarse a una encrucijada ante la cual no sabe qué hacer.

'Desde el momento que el adolescente recibe la noticia, empieza poco a poco a comprender la realidad, le preocupa su estado de salud, la relación con el padre del bebé, la situación en la casa, la reacción de sus padres, la posibilidad de tener que abandonar el colegio y temor hacia el futuro. Esta serie de emociones pueden afectar su personalidad y estado de ánimo. Por esto, acuden a desahogarse con sus amigos, corriendo el riesgo de tomar una decisión no apropiada y que cambie el ritmo de su vida', dice Yolanda Hernández Rodríguez, quien recomienda, al momento de informar a sus padres:

1.    No dejar pasar el tiempo. Cuanto antes mejor.
2.    Buscar el momento preciso para hacerlo, es decir, en el que la familia se sienta más fortalecida en sus lazos de amor, unión y apoyo.
3.    Mostrarse ante la familia con valentía y responsabilidad, seguros y dispuestos de afrontar esta nueva realidad.
4.    Decirles a los padres que es una realidad que alterará su cotidianidad, por lo cual necesitan de su apoyo, orientación y compañía durante ese proceso de reconocimiento del compromiso que tendrán que desempeñar en su futura posición de padres.
5.    Mostrarse dispuestos a continuar con sus estudios y planear un nuevo proyecto de vida, de la mano de ese nuevo ser que viene en camino.
6.    Comprender que para los padres no será fácil. Es una labor que se debe realizar con paciencia y sabiduría. En la medida que como jóvenes aprendan a superar sus dificultades, aprenderán a valorarse como seres humanos.
7.    Demostrar que ante todo sienten amor por su cuerpo, se respetan y se reconocen como personas que, desde sus principios y valores, buscan educarse integralmente para formar con éxito nuevos seres humanos.

Cuando es homosexual

Para algunas familias la homosexualidad no es algo grave. Incluso pueden divertirse con los episodios cómicos que sobre homosexuales se plasman a través de los medios de comunicación. Pero cuando deben enfrentarla al interior de su hogar, la visión cambia.

Así lo reconoce el psicólogo Freddy Hernando Cristancho Rincón, quien señala que la percepción se vuelve negativa porque la sociedad aún no está preparada para aceptarlo. Se tiende a dejarse llevar por el morbo, pero no se dan la oportunidad de analizar las posibles causas que conllevan a ser a un homosexual.
Por eso es importante que los jóvenes que deben enfrentar la situación tengan en cuenta varios aspectos:

1.    Tener claras las razones que lo llevan a asumir este comportamiento. Aunque las causas aún no son reconocidas, sí existen elementos que pueden provocar que una persona sea homosexual sin que esto venga desde su condición humana. Elementos como la soledad, decepción amorosa, baja autoestima, deseo de explorar sin tener en cuenta la parte moral o factores genéticos pueden ser las causas.

2.    No mostrarlo como una enfermedad, problema o algo malo. Al contrario, como una condición natural de la vida.

3.    No esperar a que sea rápidamente aceptado o no. Cada familia tiene una manera diferente de aceptar. Lo que sí es importante que los padres tengan claro es que sus hijos buscan ser aceptados para, con el apoyo de su familia, vivir más tranquilos y alegres.

4.    No imponer criterios propios y hacerlos valer por encima de cualquier cosa. Primero debe pensar cómo decir las cosas, buscar el mejor momento, lugar y situación. Buscar primero la persona con la que haya más comunicación.

5.    No buscar comprensión de mala manera, es decir, con agresividad o dejando de lado la moral.

6.    Tener confianza en sí mismo, luchar por lo que quiere y mejorar lo que debe.

7.    Evaluar si ya tiene la madurez necesaria para asumir esta inclinación sexual como parte de su vida.  

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad