domingo 31 de enero de 2010 - 10:00 AM

Nuestra relación está en cuidados intensivos

Al mejor estilo de la serie norteamericana de casos clínicos extremos, Gray’s Anatomy, su relación puede estar atravesando por un mal momento y puede requerir de algunas terapias de reanimación para que su corazón vuelva a latir como antes.

Seguramente ese amor está en estos momentos a punto de fallecer y necesita cuanto antes una ambulancia hasta el pabellón de urgencias.

En este caso, no será la doctora Meredith Gray la encargada de luchar por la salud de su corazón, sino que es usted quien debe hacer lo necesario para evitar que su relación se infarte definitivamente.

Conviértase en todo un experto en cuidados intensivos, de lo contrario los signos vitales de su pareja se perderán y no habrá nada que hacer por su relación.

Reanimadores

Primer reanimador:

Un día completo dedicado a ella o a él
Así como su médico de cabecera le pregunta qué sintomatología tiene para poder recomendarle un medicamento que combata su enfermedad, de la misma forma es importante que usted se pregunte con toda sinceridad Cuánto tiempo le dedica a su pareja.

Analice si ese tiempo que dedica es sólo para hablar de las cosas del hogar, de los niños, de otras actividades laborales extras que requieren del tiempo de los dos. Precisamente este es uno de los errores: creer que el tiempo que le da a su esposa es pasar ese día con ella tratando temas ajenos a su relación.

Diagnóstico:
El principal antídoto para acabar con esa sintomatología es 'dedicarle un día de la semana completo a su pareja'. Inténtelo.

Segundo reanimador:

¿Tiene sordera prematura?
Cuando hablamos de problemas de oído no es precisamente que tenga que recibir el diagnóstico de un otorrino. De lo que se trata es de evaluar qué tanto escucha a su pareja, si todo el tiempo tiene el televisor con el volumen en máximo y sólo le responde con un 'ajá, sí, hmm, no, no sé'.

Diagnóstico:
Empiece por acabar con los monosílabos y escuche a su pareja. Recuerde que es diferente escuchar que oír. Preocúpese por lo que ella o él sienten. De no hacerlo, morirá el diálogo entre ustedes.

Tercer reanimador:

¿Qué tiene dentro del botiquín?
Es posible que tenga cantidad de pastillas, remedios, antibióticos, ampollas, pero no tiene lo más importante: la risa.

Deténgase a analizar cuándo fue la última vez que usted sonrío con su pareja, que se tiró al piso de la risa, que le hizo guerra de cosquillas.
Si no lo recuerda con facilidad, es posible que hace rato hayan olvidado sonreír.

Diagnóstico:
Se hace necesario reactivar las 'carcajadas', entre los dos. Si ha de llorar, que sea de la risa contagiosa que no ha podido frenar.

Los síntomas


1. Cuando no se aprovechan las enseñanzas que un conflicto pueda dejar, sino que se incurre en forma repetitiva en estos actos.

2. Cuando se deja de mimar explícitamente al otro, dejar de compartir intereses, falta de dedicación de tiempo para retroalimentar las necesidades en pareja, incurrir en la crítica y la exigencia y no en el pedir.

3. Cuando hay abandono del diálogo y la escucha y caen en discusiones, cuando dejan de mostrar las cualidades y habilidades que enamoraron al otro.

4. Cuando predomina la rigidez, el control, el mal humor, la intolerancia, falta de empatía y el negativismo.

Preguntas y respuestas


Carolina Ibarra
Psicóloga

¿Qué síntomas debemos tener en cuenta como señales de que la relación de pareja se enferma?
Algo básico es analizar si la vida cotidiana, de familia, de trabajo, se está viendo alterada por la relación de pareja, si ese problema que tengo ya no me hace ver cómodo conmigo mismo en diferentes espacios.

Cuando la cotidianidad de la pareja ya se convierte en un conflicto constante y no se resuelve, cuando las comunicaciones entre los dos se vuelven implícitas, adivinando las intenciones del otro, cuando no se es explícito también hay un síntoma.

¿Qué medicamento podemos darle a la relación para que mejore?
Lo primero es darnos cuenta en la cotidianidad qué está ocurriendo. Si sabemos que estamos discutiendo a la misma hora, en el mismo lugar, por los mismos temas que no nos llevan a ningún lugar, es importante hacer un congelamiento, darse un tiempo, ubicarse en un lugar seguro para hablar, negociar y ser concientes también de que hay algunos temas que no se van a negociar nunca.

Otro antídoto puede ser la oxigenación, alimentar la relación, hacer cosas diferentes a las cotidianas. Desde cosas muy sencillas como cocinar juntos, otros preferirán salir a comer, ver una película.

Lo importante es poder hablar con la pareja de trivialidades y reír juntos, ese es un reflejo de que la relación cuenta con una excelente salud.

Preguntas y respuestas

Luz Elena de la Rosa Puello
Psicóloga especialista en trastornos psicoafectivos

¿Por qué se puede enfermar una relación de pareja?
Cuando una relación de pareja es estable y funcional  permite a cada persona hacer o convertirse en lo que quiere ser, es decir, permite el sano desarrollo integral mediante la satisfacción de necesidades psicoafectivas y cumplimiento de metas, mediante la complementación del otro.  

La relación de una pareja puede enfermarse cuando están altamente influenciados por momentos conflictivos como la llegada de un hijo, problemas económicos, convivencia bajo un mismo techo con miembros externos a su núcleo familiar, enfermedad grave, estrés, aumento en las responsabilidades laborales de uno de los miembros de la pareja, frustraciones personales, diferencia en los niveles alcanzados de madurez, decepciones con la pareja, entre otros.

¿Qué antídotos se deben tener en cuenta como primeros auxilios para sanar heridas?
Tanto él como ella deben ser conscientes de que ambos son igualmente responsables tanto de sus problemas como de la resolución de conflictos y dejar a un lado el papel de víctima o victimario.

No se puede prescindir de la capacidad de perdonar; cada miembro de la pareja tendrá en cuenta que perdonar es algo indispensable para cimentar una buena relación. Debemos perdonar a la persona, así condenemos en forma consuetudinaria la acción.

Perdonar no es estar sumiso(a) con mi pareja, ni renunciar a mis derechos como persona, pero sí a las varias formas de venganza; por ello no es conveniente guardar y sacar la 'lista de agravios', sobre todo cuando la pareja ha solucionado problemas anteriores.  

Emplear la crítica constructiva si quiere expresarle a su pareja alguna cosa de ella o él que no le gusta. El ideal en toda relación es que quien critica lo haga para ayudar a su pareja a cambiar y de la actitud  dependerá el resultado.

¿Cuándo puede dejar de latir una relación?
Una relación puede llegar a su fin cuando no se toman medidas preventivas o de resolución de conflictos o diferencias a tiempo. Si falla la constancia y el compromiso el vínculo cada día se debilitará y se desestabilizará, produciendo agotamiento, frustraciones y muchas emociones negativas que matan la relación.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad